Las crónicas de AJD | Valioso triunfo de la @DepNauticaPortu ante @cn4caminos

SEGUNDA NACIONAL
NÁUTICA PORTUGALETE – CUATRO CAMINOS 11-9 (5-4,2-1,2-2,2-2)

Valioso triunfo del Portu que se hizo pronto dueño del partido y supo administrar, ¡por fin!, su renta inicial. Los tres suculentos puntos le sirven para llenar el zurrón de confianza y ánimo de cara a la segunda vuelta de la liga.

Y es que los jarrilleros ansiaban con ahínco su primera victoria que se les escapaba en los últimos suspiros de varios partidos de esta temporada. Es unánime la opinión de sus visitantes que Náutica tiene equipo para estar mucho más alto en la tabla. De hecho sucumbió ante el líder Elx en los últimos segundos del choque. En dos de los cuatro empates que habían conseguido (a domicilio con Marbella y Metropole), los de Eduardo Cortés despilfaron una ventaja de 3 goles en el último período, dejándose empatar. Tenían también buena renta a su favor a lo largo de los partidos en Granada con Inacua Huetor Vega y en Portu contra Castellón, pero demostraron al final su gran debilidad en esta primera vuelta: la falta de tranquilidad y experiencia para definir en los minutos finales y cerrar los partidos. El equipo necesitaba su primer triunfo como agua en mayo.

Portu salió en tromba y endosó tres goles a su rival en dos minutos y medio ante la estupefacción de un Cuatro Caminos que no se creía lo que le vino encima. Lo que sorprendió a los madrileños fue que Náutica había solucionado el problema de la descompensación posicional , provocada por la falta de un sustituto del nivel de su boya de las últimas temporadas Rubén Castillero. En muchos partidos su juego se enredaba precisamente por falta de una referencia en ataque. Eduardo Cortés y Mikel Ogara encontraron la solución con Carlos Imbernon (21) , que precisamente contra su ex equipo se erigió como el faro del ataque portugalujo. El madrileño, formado en la cantera de Canoe y que militó dos temporadas en las filas de Cuatro Caminos, empezó con muchas ganas y acierto, provocando un penalti con 25” de juego, que transformó Edu Perez 1-0. Poco después Hector Ríos robó en defensa y acabó con sorna una contra 2×1 con un tiro bisco, cuando todos esperaban un pase a su compañero: 2-0. Y sin dejar respirar a sus rivales, Edu filtró un pase al boya Carlos Imbernon que definió con un revés por debajo del sobaco de Sergio Morán 3-0! Era el momento de introducir la pausa y agotar las posiciones por parte de los de casa. Pero no es lo suyo. Los visitantes eran obligados a acabar de la manera más rápida posible sus ataques buscando reducir su desventaja. Náutica no tenía justificación de su precipitación, se equivocó buscando con pases largos a algún escapado que no llegaban a su destino. Los madrileños se aprovecharon en esta fase de descontrol de los bizkainos y Pablo Morrillas, Alfredo Aller y Javier Baringo restablecieron la igualdad en el marcador 3-3. Menos mal para los intereses de Portu que Iñigo Santos se encargó con la responsabilidad de parar la racha visitante con una “peladilla” al portero desde el perímetro 4-3. Hubo rápida respuesta del rival: el boya Mario García superó la marca de Edu Perez, empatando de nuevo 4-4. Carlos seguía haciendo estragos en la defensa madrileña con su labor de boya. No era un delantero centro estático, se escurría a un lado para recibir. Así, desplazándose hacia el palo izquierdo, aprovechó un pase preciso de Iñigo y marcó para el 5-4 segundos antes de acabar el primero.
El segundo empezó con una pifia colectiva de los jarrilleros que dejaron solo y sin marca a Jorge Mongrell delante de Peyton: 5-5. Fue el último empate en el partido.

Otro “tirón físico” de los portugalujos devolvió su ventaja de tres goles. Se dejó notar la batuta de Edu Perez. Su cambio de lado perfecto en zona uno más y el remate a la primera de Martín Ibarra adelantaron a su equipo 6-5. Carlos seguía luchando como un jabato en la boya y aprovechó una acertada ley de ventaja, concedida por los árbitros para el 7-5. Náutica estaba en su salsa. Hector Ríos siempre husmeando por un posible rechace, cogió uno, pero se le echaron encima – penalti. Imbernon lo transformó marcando su cuarto gol en este partido 8-5. Otra ventaja de tres goles para Portu. Duró poquísimo. Dos rápidos tantos de Pablo Morrillas de un “churro” de boya 8-6 y de Jorge Mongrell, amagando eternamente sin oposición 8-7, mantenían la intriga en el partido. Edu Perez alejó el peligro de un eventual empate, con un golazo de falta directa más allá de los 5 mts, enviando un misíl a la escuadra lejana de la portería rival 9-7 y final del tercero.

El último período empezó con otra exhibicíon del experimentado capitán portugalujo Edu Perez, que acabó con clase una contra por su carril del 1º y con un bote que despistó al portero 10-7! Varias veces en esta liga Náutica se había visto con 3 goles de ventaja en el último período, pero nunca le habían servido para ganar, arrebatándole sus rivales muchos puntos. Los madrileños no se rindieron, como era previsible; esta temporada Cuatro Caminos ha mejorado su juego de temporadas pasadas cuando luchaba por eludir el descenso (se notó la incorporación en el equipo del exAskartza Alfredo Aller) y está de momento tranquilo en mitad de la tabla. Pablo Morrillas de hombre de más y el mismo Alfredo de falta fuera de 5 mts. lograron a reducir la diferencia a tan solo un gol 10-9. Viejos fantasmas sobrevolaron el Muelle de Churruca. “¡No, otra vez, no!” – se oía entre los sufridos fans de Náutica. Y quién si no Edu Perez para evitar el gran susto. Es muy importante tener un jugador que te pueda resolver la papeleta en los momentos más difíciles. Edu tenía su día y Portu tenía que ganar. El bombardero zurdo aprovechó una superioridad para poner punto y final a la contienda 11-9! Un gol de los que hacen sacar los pañuelos. Náutica se quitó una losa encima. Su primera victoria le sabe a gloria.

¡Urte berri on, a todos los amigos del blog!

AJD