LAS CRÓNICAS DE AJD | @WAskartza vs. @arconcepcioncl Ser o no ser, dos equipos al borde del abismo

PRIMERA NACIONAL
ASKARTZA – CONCEPCIÓN 11-11 (3-3, 4-2, 4-3, 0-3)

Ser o no ser. Dos equipos al borde del abismo. Un paso en falso podría ser definitivo. No obstante los dos rivales superaron la angustia y ofrecieron un buen espectáculo.

Los dos equipos salieron con los cinco sentidos puestos. Faltaría más, están obligados a pelear cada segundo de la liga que le queda. Se abonaron a la precisión en acabar las superioridades. Las primeras tres por bando a la cazuela. La secuencia fue la siguiente: Inauguró el marcador el exCanoe Jose Luís González con 38” de juego 0-1. Acto seguido empató Eneko Orozco 1-1. Lorenzo Ballesteros, otro exDivisión de Honor con Concha adelantó de nuevo a los suyos 1-2. Equilibró el resultado Isaías Fernández 2-2, pero Marcos Sánchez marcó el tercero visitante 2-3. Los madrileños podrían abrir brecha en el marcador, pero fallaron su cuarto hombre de más. Askartza logró nivelar 3-3 gracias a un penalti, señalado durante un uno más y transformado por Isa. Con el paso del tiempo las defensas se afinaron y neutralizaron el resto de las superioridades hasta el final del primer período (Askartza-2 y Concha-1).

El segundo cuarto empezó como el primero intercambiándose los dos contrincantes goles en superioridad. Askartza se adelantó por primera vez con el tanto de Mikel Flaviano 4-3 y Concepción reaccionó enseguida con otra diana de Jose Luís 4-4. Un gol de Isa de sus “chéveres” de falta al filo de 5 m., levantó el público y los ánimos de Askartza: 5-4. Los de Javier Cortés pusieron más corazón, arriesgaron más y abrieron una seria brecha en el marcador. Primero Markel Garay exhibió la potencia de su tiro de hombre de más 6-4 y luego Iñaki Admiraal coronó un contraataque veloz 7-4. Los nervios atenazaron a los madrileños. Vieron como su experimentado marcador de boya Francesco Ladisa (exBari y Deportivo Bilbao) recibía su segunda expulsión, un serio hándicap para la defensa madrileña. Fallaron una superioridad y era el momento para que Askartza rompiera definitivamente el partido. Pero Concha tiene en sus filas jugadores de gran calidad, como Eugenio De Grado. Un killer con un cañón en el hombro. Se dedicaba más a organizar al juego de su equipo, pero fue el momento para cargar con la responsabilidad y cortar la racha rival. Lo hizo con mucha clase y de vaselina 7-5. Los de Carlos Bellón apretaron de lo lindo y la defensa de Askartza repelió de milagro por partida triple los remates visitantes en la última superioridad de Concha antes del descanso.

El tercer período empezó con un gol soberbio, de gran imaginación y excelente ejecución por parte del siempre ocurrente Javi Estallo. Se ingenió una rosca “sacacorcho” desde el centro de campo que dibujó una trayectoria inverosímil, rompiendo todas las leyes de la balística antes de alojarse en la escuadra rival 8-5. Fue un gol que hizo mucho daño a los de Concha, convencidos en el descanso que iban a remontar eso en la tercera parte. Los tres goles de ventaja se mantuvieron hasta su final. Alberto Clemente redujo de uno más 8-6, pero al rato Mikel Flaviano metió otro golazo desde la retaguardia 9-6. El intercambio de goles que favorecía claramente los intereses de los bizkainos continuó hasta el final del tercero. Lorenzo Ballesteros vio puerta de hombre de más 9-7, aunque Xabi Pérez restableció los tres goles de ventaja de Askartza en superioridad 10-7. Marcos Sánchez anotó de uno más 10-8 y luego su equipo falló dos superioridades seguidas por precipitación. Lo aprovechó Askartza para ponerse otra vez con tres arriba mediante Xabi Pérez de uno más, a 5” del final del tercero. Parecía un gol con gran valor psicológico, pero enfrente Askartza tenía un equipo de mucha calidad, aunque no lo pareciera por su posición en la tabla clasificatoria.

Me preguntaba cómo una plantilla con la calidad de la Concepción está inmersa en la lucha por eludir el descenso. La verdad es que se han quedado solo 5 jugadores de los que jugaron en División de Honor. Pero aún así creo que no merece sufrir como lo hace ahora. No es la primera vez que un equipo, hecho para luchar con los mejores, se ve en una situación difícil a que no está acostumbrado a desenvolverse. A gente con la calidad de Eugenio Del Grado, Jose Luís González, Lorenzo Ballesteros, Marcos Sánchez, Francesco Ladisa etc. les toca la angustia de luchar por la permanencia y esto desgasta psiquicamente. Que a este equipo no le falta categoría y sobre todo orgullo, se vio en la última parte. En 2 minutos y 45 segundos los madrileños consiguieron restablecer la igualdad en el marcador, mediante los tantos de Marcos, Eugenio y Dani Martínez: 11-11. En los 5 minutos y 15 segundos hasta el final del encuentro, los dos equipos tenían tanto miedo a perder que se les encogía el brazo a todos, tanto a los jóvenes, como a los más experimentados. Askartza tuvo la victoria en su mano a 16” del final con una superioridad numérica, pero el portero argentino de Concha Facundo Camps adivinó la intención de Jon Aguirre.

Creo que ninguno de los dos equipos hubiera firmado este empate antes del partido, pero tal y cómo se desarrolló en choque, el empate satisface a los dos.
AJD