Askartza, ante una trascendental temporada, por AJD

El reto de Askartza esta temporada es volver a Primera División, donde siempre ha estado en las últimas dos décadas. Es un objetivo claro y casi una obligación para la entidad claretiana para no caer en penurias económicas de consecuencias imprevisibles. Recordamos que con su descenso a Segunda, Askartza ha perdido el privilegio de beneficiarse de las ayudas económicas de Bizkaialde, destinadas a la élite deportiva en Bizkaia.

En manos del tandem Javier Cortés e Isusko Arias está el reto de retomar la Primera División. La presión va a ser alta, el margen de error mínimo y la responsabilidad enorme. Manejar esta
ansiedad será sin duda una de las claves más importantes para alcanzar o no el objetivo. Las primeras sensaciones del equipo en pretemporada son positivas. Askartza hizo una buena
Gabon Kopa. Muy por encima de los franceses de San Bruno (Burdeos) en el primer partido 19- 8, luego cedió con un aceptable 12-15 ante Rubi, recién descendido de División de Honor y
para cerrar el torneo se impuso con autoridad a La Latina, un Primera División, con 16-11.

Curiosamente fue el equipo madrileño quien le había sentenciado al descenso en la última jornada de la liga pasada, al infligirle una derrota de 5 goles de diferencia. Ahora pasó al revés
y aunque no fuera un resultado muy realista dado el carácter de un partido de pretemporada, eso sí hubo muchos nervios y juego turbio, las sensaciones son muy buenas.

Askartza afronta esta temporada cardenal para su futuro como club con una plantilla más completa que la anterior. Su técnico Javi Cortés nos comentó: “Disponemos de 17 jugadores y me cuesta mucho decidir quién entra y quién se queda fuera en la Superkopa. Con los nuevos fichajes tenemos un equipo más compensado y con más argumentos ofensivos, cuya carencia fue el gran lastre de la pasada temporada”.

Bendito problema que muchos entrenadores quisieran tener. Uno de los jugadores con más experiencia del equipo Mikel Flaviano nos dijo: “Ahora hay más competencia interna y suficiente gente para hacer jugadas de uno más o partidos entre nosotros con la resistencia necesaria para preparar bien los encuentros oficiales.” La dirección técnica de Askartza ha trabajado bien durante el verano en busca de nuevas incorporaciones para reforzar el equipo. Son 4 en total con origen y características distintos:

El norteamericano James Baker, originario de la ciudad Darien (estado Connecticut), ha jugado en Pomona Pitzer del Pomona College en Claremont (California). Según Javi Cortés : “Va a más, ha hecho su mejor partido de la pretemporada ante Latina (autor de 4 goles) y ya se está soltando en ataque.” Sus goles del perímetro y de posiciónes 4° y 5° hablan de un jugador frío y de gran precisión y de “un posible líder”; palabras de Rafa Arrate – miembro de la directiva del club.

El catalán Ivan Becerra viene de Montjuïc, equipo recién ascendido a Primera División. Jugó prácticamente en todos los partidos (20) de liga la temporada pasada, marcando 13 goles. Formado en la cantera de Hospitalet. Según su técnico :”Es un jugador rápido, bien en defensa que lanza muy bien el contraataque por el pasillo de 1°. Esta temporada quiero que jugemos con mucha más velocidad y en este sentido un jugador como Ivan nos vendrá muy bien.”

Un buen conocido de la liga EH, el navarro Dani Pérez, es el tercer refuerzo. “Tiene un lanzamiento muy eléctrico y nos dará muchos goles.” – se alegra el técnico andaluz de Askartza. Dani fue el segundo máximo goleador de WP Navarra B en la temporada 2015/2016 con 38 goles en 17 partidos en Segunda División Nacional. Debutó en la misma en el primer equipo en División de Honor. La temporada pasada jugó solo 4 encuentros en el inicio de la liga (3 goles), pero fue obligado a parar por un problema físico y se perdió el resto de la liga.

El portugalujo Martín Ibarra es la cuarta incorporación. Lo conocemos por sus buenas actuaciones en las filas de Náutica en Segunda División con 9 goles en 20 partidos la temporada pasada y 26 goles en 18 encuentros en la anterior. “Un refuerzo para dar más equilibrio a la plantilla” según su técnico.

Rafa Arrate – encargado de la parcela deportiva del club nos dio su opinión sobre las nuevas incorporaciones: “Quizá no hay ningún crack, pero nos van a dar mucho waterpolo. El equipo
será más equilibrado y sólido.” Tal y como anunció Javi Cortés “La mejor noticia de la pretemporada son los jóvenes. Han crecido mucho después de una temporada tan sufrida. De momento destacaría a Jokin Belmonte e Iñaki Admiraal, los dos del 99, pero por detrás vienen más y habrá mucha competencia interna. El único puesto que no la tiene es del portero, donde Xavi Cuadros tiene la responsabilidad”.

El resto de jugadores – Marquel Garai, Xavi Pérez, Javi Estallo, Iñigo Meca, Miguel Pozo etc. junto con gente con experiencia y galones como Isaías Fernández, Mikel Flaviano, David Estallo y Unai Azkorra completan un equipo “compensado y sólido” que afronta una trascendental temporada.

En lo que se refiere a las bajas, la única significativa es de Eneko Orozco que se marcha a Getxo como entrenador, mientras que Jorge Julián empezará la temporada en Askartza B, pero sin descartarse la posibilidad de repescarlo para el primer equipo.
AJD