SDM | @WAskartza – @cn_metropole 14-8, las crónicas de AJD

Askartza – Metropole 14-8 (4-2, 3-3, 5-1 y 2-2)

La andadura de Askartza en Segunda División empezó con un balsámico triunfo ante un Metropole que siempre da guerra en aguas bizkainas.  Las dudas que generaban los últimos resultados negativos de la pretemporada y  las cinco victorias del equipo canario en sus  últimas siete visitas en Leioa, provocaban inquietudes en la víspera del debut en esta categoría, acentuadas por las bajas de Mikel Flaviano por lesión y del norteamericano James Baker por motivos personales.

Y Askartza empezó algo ansioso, el gol se le resistía y el Metropole aprovechó las dudas iniciales del rival para adelantarse mediante su boya Jorge del Corral 0-1.  Después de varios lanzamientos fallidos, el navarro Dani Pérez, que como vaticinó su entrenador Javi Cortés “nos dará mucho gol”, vio puerta de tiro cruzado de pos. 2° 1-1. No era nada extraño que un diestro como Dani había aparecido por el carril de los zurdos. En la pizarra del técnico andaluz  el cambio constante de posiciones es un concepto importante para sacar provecho de la gran movilidad de su equipo. Algo que confirmó al rato Isaías Fernández, un jugador que suele colocarse en el vértice del arco para aprovechar su excelente lanzamiento, pero que esta vez se posicionó como boya, ganó la posición a su marcador y desvió a la red el pase milimétrico de Javi Estallo 2-1.

Además de esta versatilidad en ataque , Askartza demostró que defiende con mucha intensidad y neutralizó varias desventajas numéricas en esta primera parte con la contribución de un muy seguro entre los tres palos Xavier Cuadros. Hablando de  polivalencia, otro ejemplo: Unai Azkorra se colocó a su vez  de boya, recibió, se giró y superó al portero canario Erik Vickers con una fenomenal vaselina 3-1. Otra característica del nuevo proyecto, dirigido por Javi Cortés, es la velocidad que el técnico quiere imprimir al juego de su equipo, consciente de la falta de centímetros de su plantilla y de ahí los problemas en la lucha estática. Una muestra de ello fue el letal contraataque que culminó por el carril del 1° el catalán Ivan Becerra, también diestro 4-1. De 0-1 a 4-1 en un abrir y cerrar de ojos. El canario David Mendoza redujo a 4-2 de remate del 5° en el final del primer período.

Nada más empezar el segundo David Estallo, que como de costumbre manejaba los tiempos de su equipo,  soltó con astucia una vaselina frontal que dejó clavado al guardameta canario 5-2. En las filas de los visitantes también había gente de calidad y como no cuando les dirige un técnico con el savoir faire de Hugo Durán (la bestia negra de Askartza como jugador). Uno de ellos es Rafael Parras, un jugador que conjuga precisión y potencia. Lo demostró desde el perímetro, sorprendiendo a Cuadros 5-3. Pero de repente Dani Pérez se perfiló en un contragolpe en la posición 5°, esa sí que  es su natural y armó el brazo para un tiro eléctrico 6-3. Aunque defendían muy bien las desigualdades numéricas, los bizkainos cometieron algunos errores defensivos de los que les provocaron sus derrotas ante Náutica, Turia y Helios en pretemporada.  Fallos defensivos en cadena en el repliegue y marcajes individuales blandos. De ellos se aprovecharon de nuevo Rafael Parras de lanzamiento de falta desde  fuera de 5 m. 6-4 y Oscar Cubero que se desmarcó con una finta rápida de su marcador en 5°, recibió y a la primera anotó 6-5. Metropole enseñaba sus dientes como lo había hecho en muchas  visitas en este campo. A los anfitriones les faltó la fluidez  del juego del primer cuarto, se precipitaban a acabar sus contraataques en situaciones forzadas y sin ángulo de tiro. El juego desordenado y con posiciones muy cortas daba esperanzas al equipo visitante de sacar algo de este correcalles. Menos mal para Askartza que apareció en escena Javi Estallo – un jugador con gran inteligencia para encontrar huecos y aprovecharlos con  su  lanzamiento. Marcó  cruzando con bote de 1° (aunque es diestro)  un gol importante para  parar la racha de Metropole 7-5.

La tercera parte fue una delicia para los de casa por la que vale la pena hasta pagar una entrada. Los de Javi Cortés se pusieron el smoking y alentados por su público fantástico le ofrecieron momentos de juego preciosista. Primero sometieron a sus adversarios a una defensa individual presionante y a un vendaval de robos y rápidas transiciones ofensivas. El técnico local hacía los cambios 4×4 aprovechando el mayor fondo de armario que su rival. Los de Hugo Durán sufrían el desgaste del ritmo alto de la primera mitad.

Primero engatilló Dani Pérez en superioridad 8-5. Los canarios fueron capaces de marcar solo en una ocasión en este período, llegando De Corral primero a un rechace 8-6. No obstante Askartza siguió lanzado y Xabi Pérez logró la expulsión a su par. David transformó el hombre de más con sangre fría 9-6. Luego el décimo gol fue de etiqueta negra. Otra superioridad culminada con una magistral triangulación (Javi-David-Xabi) 10-6 que me recordó los goles de Hungría  contra Italia en la final del Mundial 2003 en San Jordi. Los canarios estaban “grogui” y su portero hizo un penalti tonto sin balón a David que transformó sin miramientos Jokin Belmonte 11-6. Poco antes de acabar el tercer período David anotó otro golazo con su remate copyright  –  lento y algo burlón 12-6.

Metropole acabó desfondado la tercera parte, pero se recuperó después del último descanso. Es verdad que el fuelle local decayó, al verse ya Askartza con los tres puntos y volvió a cometer las debilidades en el repliegue. El equipo salía en contraataque con muchos jugadores, pero se precipitaba a acabar o perdía el balón con pases arriesgados.  Eso conllevaba problemas atrás con los espacios que dejaba al subir y por la falta de coordinación para hacer los cambios y apoyos defensivos. Algo que permitió a Metropole a reducir la diferencia con dos goles seguidos del hábil Rafael Parras 12-8. Al final la astucia goleadora de Daniel Pérez – gran debut del navarro con 4 dianas y el siempre cumplidor Unai Azkorra, colocaron el definitivo 14-8 en el luminoso.

Un triunfo que enseña que para cumplir con su objetivo, primero  Askartza tiene que   convertir su piscina en un fortín inexpugnable, luego ganar los partidos a domicilio contra rivales como  La Latina B a que se enfrentará el próximo fin de semana, e intentar perder fuera lo mínimo de puntos posible contra los favoritos (Premia, Helios, Elx…).

AJD