✍ TXOSTENA AJD | ? Las raíces del ?‍♀️ waterpolo femenino en Euskadi, aquel verano ? de 1981

I. El primer partido femenino en Euskadi

Fue una bonita noche de verano del 1981, con la piscina descubierta de 50 m de Portugalete a reventar de gente. Como colofón a un torneo veraniego de Natación, se celebraron dos partidos de waterpolo, uno masculino y otro femenino, cuyos contendientes correspondían al Club organizador del evento, el ya desaparecido SAN (Sociedad de Actividades Náuticas) y a la Deportiva Náutica de Portugalete, una vez más pionera de nuestro deporte.

El encuentro entre las chicas de los dos clubs jarrilleros fue el primer partido femenino de waterpolo celebrado en Euskadi. La Noble Villa de Portugalete volvió a convertirse en la cuna de waterpolo vasco, 68 años después de primer partido masculino debajo del Puente Colgante.
El entrenador del DNP en aquel partido fue un clásico de las formaciones portugalujas en los 60´s y 70´s, José María Landabaso (conocido como Tazón). En el banquillo del SAN, el encargado de dirigir al equipo fue José Angel Irusta. Entre las jugadoras que participaron en esta histórica cita del waterpolo femenino había un abanico de edades amplio. Allí estaban nombres como Amelia Luis, Lourdes Luis, Arantza Martínez, Ana Alonso, Cristina Pereda, Zuriñe Mediavilla, Miriam Galarraga, Rosa Rodríguez, Gemma, Mª José

SAN (Sociedad de Actividades Náuticas) fue una escisión de la DNP, producida en 1977 y que se mantuvo hasta finales de los 80’s. Entre aquella sociedad y el club-matriz existían viejas e inútiles rencillas. Aunque el partido no tuviera carácter oficial, los dos equipos se jugaban el orgullo que no era poco. El choque fue de los que suelen saltar chispas. Hubo mucho contacto físico y situaciones conflictivas. Algo que hoy día se acepta como normal, pero en aquel entonces, con equipos formados por nadadoras con pocos o nulos conocimientos de waterpolo, las cosas se tomaron de manera diferente. Hasta el punto de que el entrenador de DNP sacara a su equipo del agua antes de finalizar el choque y el partido se suspendió.

Una de las participantes en este partido, la actual árbitra nacional Rosa Rodríguez (pitó la final de la Copa de la Reina esta temporada) cuenta: “Nosotras estábamos acostumbradas a ver mucho waterpolo masculino, pero entre ver y hacer hay un mundo. Jugamos con balón grande y la verdad que juego no hubo mucho por la falta de experiencia de ambos equipos. Parecía más rugby-polo que otra cosa. Y así terminó sin finalizar…”

Era comprensible tras un encuentro tan reñido y jugado con tanta pasión, que las intensas rivalidades en el agua provocaran algún que otro altercado en las gradas, pero sin pasar a mayores. Al final hubo acercamiento y abrazos, premonición de la futura reunificación de los dos clubes que se produjo a finales de los 80’s.

II. Primeras ligas vascas y la hegemonía de DN Portugalete (1990-1995)

Tras su reunificación, Náutica de Portugalete se convirtió en el primer equipo vasco femenino que participó en una competición oficial. Fue en la Temporada 1989/90 cuando el cuadro jarrillero, dirigido por Iñigo Garate, comenzó su periplo por la Liga de Zona Norte, compitiendo contra rivales como Escuela de Zaragoza y Helios. La DNP jugó su primer partido oficial en la mítica piscina de Bomberos en la capital maña.

Fue una etapa de formación, de aprendizaje, a base de derrotas contra rivales con mucho más experiencia. Rosa nos cuenta una anécdota curiosa de aquella época: ”Llevábamos un amuleto siempre con nosotras – el lagarto Juantxo de plástico. Era pequeño y lo poníamos en la portería. En un partido contra las mañas con mucho a cero en el marcador, nuestra mayor preocupación era que íbamos a perder nuestro lagarto en el agua.”

Así las cosas da inicio la Primera liga femenina vasca, celebrada a lo largo de temporada 1991/92, si bien entonces constaba con la participación de solo dos equipos: DNP y Askartza. Los dos rivales se encuentran 4 veces entre sí, ganando las portugalujas los 4 choques (en Portu: 12-4, 11-4 y en Askartza 12-2 y 14-2).

Además DNP y Askartza se cruzan también dirimiendo sus fuerzas en la disputa del Campeonato de Zona Norte, con victoria de las portugalujas por 8-3.

La Segunda liga Euskalherría en la Temporada 1992/93 cuenta con la participación, además de DNP y Askartza, de Castellae (Burgos). La Deportiva Náutica consigue su segundo título, ganando con más dificultades a Askartza (7-4, 5-2, 8-5, 8-3). Castellae se hace con el subcampeonato y Askartza, dirigido por Xabi Barrutia queda tercero, con Vanesa Campo (actual presidenta de Askartza) – 11 goles y Nora Muruzabal – 10, como máximas goleadoras claretianas.

La competición se va desarrollando poco a poco. La Tercera liga vasca de la Temporada 1993/94 cuenta por primera vez con un equipo gipuzkoano: Bergara. La Deportiva Náutica logra su tercer título consecutivo, seguida de nuevo por Castellae. En su debut las gipuzkoanas de Bergara pierden en casa ante Askartza 5-11, pero en la vuelta en Leioa demuestran su mejoría cediendo con un justo 13-12 ante las de Xabi Barrutia e Iban Neira. Vanesa Campo con 15 goles vuelve a encabezar la lista de goleadoras de Askartza, seguida por Jurdana Burgoa con 6.

La intratable Deportiva Náutica de Portugalete de Iñigo Garate ganó su Cuarta liga vasca de la Temporada 1994/95, aunque con más dificultades que las anteriores. Con el sistema de doble ida y vuelta, Portugalete y Castellae se intercambiaron una victoria por bando y dos empates. El título se decantó a favor de las portugalujas gracias a una sorprendente victoria a domicilio de Askartza sobre Castellae 6-9 en la última jornada de la liga.

Este equipo de la Deportiva Náutica, pionero del waterpolo femenino vasco, fue formado por Arantza Gamboa, Isa Astondoa, Elena Núñez, Aritzaga Gómez, Atxarte Gómez, Silvia Maeso, Marta López, Ana Alonso, Rosa Rodríguez, Arantza Martínez, María Mentxaka, Estibaliz Alda, Izaskun Alonso, Iratxe Landabaso, Estibaliz San Pelayo, Begoña Cortijo, Zuriñe Hermosilla, Arantza Martínez de Marañón, Alicia Espiga…

Era un equipo muy unido, sin estrellas, con un ambiente inigualable. Existía una gran compenetración entre jugadoras y entrenador. Las chicas llamaban a su míster Iñigo Garate: “Mr. Mortxi”. Este apodo estaba relacionado con el negocio de su aita, por cierto uno de los fundadores de Deportiva Náutica de Porugalete. El hacía morcillas que tenían la fama de ser las mejores de Bizkaia. Y de las morcillas de Garate salió Mr. Mortrxi, que sale hasta en los dibujos de aquel equipo de las cuatro primeras ligas vascas.

En 1995 Iñigo deja el equipo por motivos de trabajo y Gillermo Rengel acaba la temporada como técnico. A su finalización el club decide no atender al waterpolo femenino en un futuro por falta de espacio y el equipo desaparece.

 

III. Los años del dominio de Askartza en las ligas vascas (1996-1999)

Dos años después de la aparición de DNP, en 1991 en Askartza se formó su primer equipo femenino. Su entrenador fue Xabier Barrutia. El primer equipo de Askartza incluía las siguientes jugadoras:

María Ortega, Rosana Estayol, Susana Terán, Iratxe Elorriaga, Irantzu Sotes, Amaia Sasía, Laura Gutiérrez, Patricia Urrutia, Isabel Quiñones, Mª José Caturla, Cristiana Campo, Vanesa Campo, Berta Muñoz, Leire San Jorge, Miren Anso, Nora Muruzabal, Irma Muruzabal, Jurdana Burgoa…

Mientras existía el equipo femenino de Náutica, Askartza se proclamó campeón solo en edad juvenil, ganando la Primera liga vasca juvenil (15-17 años), al imponerse en tres de los cuatro partidos de esta competición a Náutica.

Con la desaparición del equipo femenino de Náutica de Portugalete empieza un período de dominio absoluto de Askartza en el waterpolo femenino vasco. En la Temporada 1995/96 las bizkainas ganan su primera liga de Euskalherría en detrimento del eterno segundo Castellae. El primer partido acaba con un esperanzador para las burgalesas empate 4-4, pero luego Askartza se impone en los tres citas siguientes.

En la recién formada Liga V.A.N. (Vasco-aragonesa-navarra) Askartza consigue un prestigioso empate 5-5 ante Escuela de Zaragoza, quedando terceras.

Xabi Barrutia cuenta una anécdota como entrenador de Askartza femenino que le ocurrió durante un choque contra Escuela de Zaragoza en su piscina de Bomberos: “En un momento de juego, con empate en el marcador y con los nervios caldeados, las chicas se enzarzaron en una tangana en el agua. Entonces me fui hacia ellas con la intención de calmarlas y separarlas. Pero al ver que yo me acercaba hacia el lugar de la tangana, uno de los novios de las jugadoras mañas salió de la grada y me empujó en el agua, pensando que me disponía a pegar a las suyas. Y es que a veces es hasta peligroso ser entrenador femenino…”

En la Temporada 1996/97 Askartza supera claramente a Castellae y se lleva su segunda liga vasca y queda tercero en la Liga V.A.N. En el mismo año las del colegio participan en su primer torneo internacional en Burdeos, sucumbiendo ante las anfitrionas de U.S.Bruno. En la temporada 1997/98 la liga Euskalherría sigue siendo cosas de dos, pero en esta edición ya no está Castellae, sino aparece por primera vez un equipo navarro: Amaya. Askartza se lleva sin problemas la tercera liga vasca.

En la Temporada 1998/99 el acompañante de Askartza en la liga es Hernani, el segundo equipo gipuzkoano que aparece en el mapa del waterpolo femenino vasco. Las hernaniarras debutan con un apañado 6-13 ante Askartza que al acabar la temporada iguala a Náutica de Portugalete con cuatro títulos de liga de Euskalherría.

Mientras tanto la plantilla de Askartza había sufrido algunas modificaciones, apareciendo nombres nuevos como: Idoya Amorrortu, Maitahe Amorrortu, Miren Irazola, Paula Urrutia, Irati Cuñado, Gentzane Martinez Osaba, Raquel Somavilla, Ainhoa Elosegui, Iratxe Arraibi, Naiara Conceiro, Aritzaga Gomez, Ainhoa Gandiaga, Jone Xemein, Ruth González, Esther González etc…

Así acaba el siglo XX marcado por la hegemonía de Náutica y Askartza que colocan las raíces del waterpolo femenino vasco. Empieza otra época con el salto cualitativo de la aparición de Leioa, WP9802, Santoña, Maristas…

AJD

(Este informe fue posible gracias a los testimonios y el material gráfico prestados por Jose Luís Rengel, Iñigo Gárate, Rosa Rodríguez, Javi Saez, María Ortega y Mari Paz Ruíz)