SDN | @DepNauticaPortu vs @WPGodella 13-13; un auténtico thriller de goles

SEGUNDA DIVISIÓN NACIONAL

D.N.PORTUGALETE – GODELLA 13-13 (2-3,4-3,4-3,3-4)

El decano el waterpolo vasco volvió a la liga nacional protagonizando un auténtico thriller de goles ante un buen Godella (cuarto de la liga pasada liga). Hubo de todo en este partido-suspense: goles de bella factura, movimiento, improvisación, emoción y errores típicos del inicio de temporada. Y un último minuto de traca: ¡tres goles y cuatro expulsiones!

Con apenas 20” de juego el último fichaje de Portu, el boya Max Puigbet (exSan Feliu) se escapó con rotundidad de su marcador para abrir el marcador 1-0. Los visitantes no tardaron a reaccionar con un trallazo desde el arco de Josep Bainat 1-1. Hubo mucho movimiento en estos primeros minutos y estricta aplicación de “impedir es expulsión” por parte de los árbitros. Por consiguiente los valencianos se aprovecharon en dos ocasiones de sus hombres de más (Ricardo Campaña y Daniel Alvariño) y los portugalujos una vez mediante Iker García 2-3 al final del primero.

En el inicio del segundo de nuevo Iker García, un expupilo de Joan Albella de Askartza que siguió a su entrenador en Náutica, repitió con sangre fría desde el perímetro 3-3. Los anfitriones agradecieron su osadía rematadora, ya que a Unai, Paul y Borja no les salía el tiro en estos primeros compases del choque. Algo que no ocurrió con el Nº10 visitante Daniel Alvariño que vio puerta en dos ocasiones con su chut seco exterior. No en vano ya fue convocado con la selección juvenil nacional. Con un preocupante 3-5 en el luminoso, los jarrilleros tenían que reaccionar sí o sí. Un serio equipo como Godella había que superarlo con imaginación y picardía. Y para eso el más adecuado es Borja Requena. Se inventó un lanzamiento que empezó como si quería dar un pase y acabó con una aceleración de antebrazo alojando el balón a la red y con el portero sin pestañear 4-5. Al rato apareció un cómplice suyo en lo de engañar al rival rectificando en el aire: Alexander Kleimenov 5-5. Los de Joan Albella empezaron a gustarse y el trío Unai (en el arco), Adrián García (en el 1º palo) y Carlos Inbernon ( en el 2º) dibujaron una combinación de ensueño en zona uno más, que empalmó el último a la red 6-5! Náutica coronaba así un parcial de 3-0, remontando dos goles de desventaja. Sin embargo los de casa sufrían mucho del tiro exterior visitante. El remate de Mario Medina no encontró brazos por el camino para el 6-6 al filo del descanso.

El tercer período fue una una carrera loca con persecución constante en el resultado. Se adelantaban Godella y empataba Portu. Con 7-8 en el marcador los visitantes tuvieron una oportunidad inmejorable para aumentar su ventaja a dos goles de penalti, pero el cancerbero bizkaino Diego Bartolomé hizo una excelente parada al lanzamiento de Ricardo Campaña. Algo que tuvo un efecto balsámico para la confianza del equipo. Carlos Inbernon empató en seguida, aprovechando la asistencia milimétrica de Borja Requena 8-8. Aunque el visitante Lomberto Samper adelantó de nuevo a los suyos de uno más 8-9, se notaba que el estado anímico del equipo jarrillero había cambiado y sobre todo el de Diego Bartolomé. Después de alguna duda en el inicio, estaba crecido e hizo una intervención milagrosa, saltando de un lado al otro de la portería y desviando un tiro a boca jarro de un rival solo delante de él. Fue la señal de otro importante tirón de juego y resultado de Náutica que empezó con un gran empalme de Max Puigbet de pase de Sasha Kleimenov 9-9. Esta parte acabó con un contraataque relámpago de Unai Moreno que recibió en zona del 5º y sin mirar al portero soltó una vaselina perfecta lejos del alcance de Adrián Torres. Golazo para 10-9 y un período por delante.

El último cuarto empezó ganando el esprint Náutica y entrando el jugador portugalujo expulsado al final del anterior. Nada más entrar en la mitad del campo rival, el siempre ingenioso Requena vió un hueco, de estos que ve solo él y la enchufó sin miramientos dando por primera vez dos goles de ventaja a los suyos: 11-9. Además fue el segundo parcial de 3-0 para los de Joan Albella en el partido. Se ve que su equipo ha trabajado duro en la pretemporada y tiene períodos de gran juego, pero le falta todavía continuidad. Los dos contrincantes se intercambiaron un gol cada uno: el temible Alvariño para los de Enrique García y Paul Alonso para los de casa: 12-10 a 4,45 min. del final. Era el momento de poner el freno, de agotar las posesiones, de “matar” el partido. Pero lo que ocurrió fue todo lo contrario. Un inexplicable fallo de coordinación en el repliegue de la defensa dejó totalmente solo delante de Diego a Juan Llobel que se aprovechó del generoso regalo: 12-11 a 3 min. del final. Un gol que minó la moral de los portugalujos, aparecieron los nervios y se desaprovecharon dos zonas hombre de más.

Con un gol arriba para los de casa se llegó al surrealista último minuto del choque. Portu falló una superioridad cuya materialización le daba la victoria y fue castigado en el contraataque siguiente por Josep Bainat 12-12, quedando 52 segundos de juego. Se esperaba todo menos lo que sucedió después. Náutica sacó del centro de campo y alguien cometió el error monumental de entregar el balón sin mirar hacia atrás justo a la mano del valenciano Marcos Senent que solo ante la portería local no falló 12-13. En tan solo 8 segundos Portugalete había despilfarrado casi todo el trabajo, incluido dos grandes remontadas en este partido. Menos mal que el arreón final local tuvo por lo menos el premio del empate que Unai Moreno consiguió de hombre de más 13-13.

AJD