Claret Askartza – Molins de Rei 11-9 | Victoria de prestigio

Primera Nacional:

Victoria de prestigio

Askartza – Molins de Rei  11-9 (3-1,3-2,3-4,2-2)

En un partido trepidante y vistoso Askartza se cargó al segundo clasificado – Molins de Rei, después de ganar también al primero en la tabla, ya nuevo equipo de División de Honor – San Feliu. Así el equipo de Javi Cortés se convirtió en el ”matagigantes” de Primera, lástima que se le escaparon 10 puntos en casa contra equipos teoricamente más asequibles, que le podrían aupar a la segunda plaza.

El choque se preveía atractivo y los primeros compases de juego lo confirmaron. Una cascada de entradas por parte de los dos contrincantes provocó 5 expulsiones en los primeros 3 minutos. El primer bocado le dió  Daniel Seymour de superioridad en el segundo 34 (1-0). Al rato el ágil rematador Dani Pérez materializó el segundo uno más para los de casa 2-0. Los catalanes replicaron mediante el zurdo Victor Andrade (una copia de Sergi Pedrereol como joven) – 2-1. Fue la única superioridad que transformaron los catalanes en la primera parte, ya que en las otras dos se toparon con un muy motivado Enrique Cruz. El cancerbero dio alas a los suyos y el eléctrico Dani Pérez repitió con un disparo lleno de veneno 3-1.

El segundo período Askartza demostró que su juego oscila entre la genialidad y el despiste. Vimos los mejores minutos de un Askartza etiqueta negra que intentaba lo inverosímil y le salía todo a la perfección. Dos cómplices habituales Hector Ríos y Xabi Orozco se pusieron los esmoquins y en una jugada de salón, el de Hospitalet asistió con clase desde el arco al boya leioztarra que se desplazó hacia un lado y empalmó con elegancia para 4-1. No tardó de interrumpir en escena el atrevido e improvisador Peio Garaizar que con su descaro de siempre enchufó un latigazo cruzado que se alojó en el lateral interno de la red 5-1. Hasta aquí no hubo noticias de un joven Molins de Rei al que le faltaba la chispa habitual. Eso sí Quique Cruz les comía la moral con sus buenas intervenciones. Empecinado a dar lustre a su brazo el norteamericano Daniel Seymour perforó la red rival con un trallazo de falta directa más allá de los 5 m. – 6-1 y con algo menos de 2 minutos de juego hasta el descanso.

De repente el fuelle local decayó y Askartza entró en un impass. Lo peor es cuando robas el balón y te vas arriba con todo, pero lo pierdes enseguida y te pillan descolocado. Aprovechándolo Molins marcó dos  goles rápidos antes del descanso largo que cambiaron el desarrollo del partido. Primero el potente boya visitante Miguel Angel Suarez (juega también en el juvenil de San Andreu) recibió con la defensa descolocada, después de un mal pase y marcó de cerca 6-2 y enseguida Victor Andrade, que comparte actuaciones en Molins absoluto con Barceloneta juvenil, anotó de falta directa de 5 m. con su zurda prodigiosa 6-3. Descanso.

En el inicio del tercer período el cuadro catalán se desmelenó, recuperando su movilidad, creatividad y desmarque. Los chavales de Sergi Pedrerol llegaban con descaro y ponían a prueba a la defensa local. Así, el más experimentado de su equipo, Marc Contreras, superó con una “peladilla” al bueno de Cruz 6-4. Muy dinámico e imprevisible Andrade lo hizo todo y sirvió en bandeja un balón que el serbio Luka Stepánovic empujó adentro 6-5.  Preocupación en la grada de la mítica piscina. Nadie de Askartza se esperaba este increíble parcial de 0-4. Bueno, casi nadie dados los antecedentes en la liga. Tampoco era muy real este repaso inicial 6-1 ante un equipo de la calidad de Molins. Askartza necesitaba reaccionar urgentemente. Lo consiguió la dupla Jon Agirre – Xavi Pérez. El cierre filtró un pase sofisticado al boya que se revolvió y puso fín al bache local 7-5. Un gol contrarestado rápidamente por Contreras que se ingenuó una fantástica vaselina de falta directa desde un lateral 7-6.

Javi Cortés buscó soluciones para salir del acoso de Molins ya que sabía que si los catalanes diesen vuelta al marcador, sería muy complicado parar este joven y tremendamente dinámico equipo. El técnico de Askartza echó mano al banquillo y los cambios le dieron muy buen resultado. Recién entrado, Iñaki Admiraal clavó un tiro perfecto a la escuadra, al esquivar el brazo rival con una inclinación del cuerpo 8-6. Un gol de gran calidad e importancia psicológica. Los de casa cogían de nuevo las riendas del partido en sus manos. Otro revulsivo de Cortés fue el canterano del Claret Kerman Laseca. Pasó con una gran nota su prueba de fuego ante uno de los cocos de la categoría. Eso se llama entrar y besar el santo. A Askartza le faltaba el chut exterior con un Seymour muy vigilado por los defensas catalanos. Y Kerman con gran desparpajo y clase envió un misíl a ras de agua desde el perímetro 9-6. Un tanto fenomenal dando la ansiada tranquilidad a los bizkainos. Pero los visitantes no se amilanaron. El serbio Luka Stepánovic que viene de la liga austriaca, superó a Quique Cruz con un látigo de pos. 4º 9-7. Así acabo el tercero.

Nada más empezar el último período Molins se puso de nuevo al cogote de Askartza con una parábola majestuosa de Stepánovic 9-8. Viejos fantasmas sobrevolaron la pileta claretiana. Muchos puntos se escaparon en las últimas partes en Askartza. Un empate, el primero del partido, podría ser fatal para los intereses de los bizkainos. Había que acudir a la imaginación y sorprender al rival. Y aquí estaba Hector Ríos, con su gran visión de juego envió desde la retaguardia un pase milimétrico diagonal hacia el desmarcado por un instante  Iñaki Admiraal, que empalmó para 10-8. Molins no se rindió y cada vez que recuperaba se plantaba con peligro ante la portería local. En un contraataque Ernest Andreu superó en un uno a uno al portero rival 10-9. Minutos finales para jugadores de jerarquía. Suerte para Askartza que apareció hoy la mejor versión de Dani Pérez que acabó el choque con un hat-trick. El navarro tiene un remate seco, prácticamente sin armar el brazo y muy difícil para descifrar para los porteros. Metió otro golazo desde el lateral con poco ángulo con el valor de tres puntos 11-9. Lo intentaron los catalanes de uno más, pero Quique Cruz remató su gran partido con otra parada descomunal. Askartza parece que ha aprendido de los errores y no permitió que se le escapara otra victoria que le da un gran prestigio y le mete en la lucha para el cuarto puesto, siendo la permanencia su objetivo principal en su vuelta a Primera División.

 

AJD

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*