GWANGJU 2019 | Jet Lag 🛬

Jet Lag

El insomnio de los primeros días en Gwangju es el molesto peaje “jet lag” que se paga del cambio rápido de siete zonas horarias. Y si se viaja hacia el Este, como en nuestro caso, el trastorno es aún más notable. Ahora me toca a mí padecerlo como los que llegaron desde el inicio del Mundial. Se dice que por cada zona horaria cruzada se necesita un día de recuperación. Sin duda para los jugadores este desfase horario es mucho más complicado, porque se tienen que esforzar al máximo. Muchos equipos como España llegaron una semana antes para adaptarse. Y hablando de máximo esfuerzo, vaya ritmo infernal del partido que analizaremos a continuación:

España – Japón 15-7 (2-1,3-3,4-2,6-1)

Ambos conjuntos pisaron el acelerador desde el inicio, pero les costó ajustar la mira en los remates. Dani López Pinedo y Katsuyuki Tanamura, con cara de samurái , detuvieron los primeros lanzamientos. Sabíamos que el talento en ataque de los españoles tarde o temprano iba a aparecer, pero era importante que los primeros remates de los japoneses no entraran, ya que cuando cojan confianza, son muy peligrosos. Después de dos superioridades fallidas España materializó la tercera con asistencia perfecta de Sergi Cabanas y gol de Roger Tahull en el palo 1-0. Los nipones contestaron en seguida con tanto del escuridizo Mitsuaki Shiga 1-1 ,que se coló por la espalda de Blai Mallarach. Buena entrada de Miguel De Toro provocando un penalti que transformó Alberto Barroso 2-1.

El segundo cuarto puso a prueba los nervios de los seguidores españoles en la grada. Los de David Martín lo intentaron todo para irse en el marcador del pegajoso rival, pero no hubo manera. Es muy complicado jugar contra un equipo tan vivo e imprevisible. Ojo si le salen las cosas y entran en racha. Lo que pasa es que Japón es como un ciclón en la piscina que cambia de dirección y no sabes de dónde te viene. Vigilas a su goleador Yususke Inaba (máximo anotador de la Superfinal de Liga Mundial en Belgrado), pero te sale Mitsuaki Shiga y te la clava con una vaselina inverosímil: 2-2. Acto seguido España se adelantó de nuevo de hombre de más, ejecutado rapidamente con pase del astuto Felipe Perrone a Alberto Munárriz que abró su cuenta particular: 3-2. La selección japonesa contestó también en con gol de uno más de Yusuke Shimizi 3-3. Perrone se mostró muy activo en defensa, ayudando y robando balones, pero el árbitro sudafricano Willis no le pitó un penalti a favor de libro. Tahull explotó los espacios como nadie con su envergadura y servido por Munárriz marcó para 4-3. El navarro ya empezó a enseñar sus dientes. Recibió de Mark Larumbe, se perfiló y le hicieron penalti. Esta vez lo señalaron y Larumbe lo transfromó 5-3. Por fin dos goles de ventaja! Pero en ataque Japón es un terremoto con sus entradas, cruces, bloqueos, fintas y circulación del balón con velocidad de luz. Le falta envergadura, pero tiene suficiente para tocarte las narrices. Al filo del descanso marcó Yusuke Inaba para 5-4. Había que buscar soluciones para no pasar apuros como Italia frente al mismo rival. David Martín sabía muy bién qué partido le convenía a su equipo y se lo trasladó a los jugadores en la charla del descanso.

El tercero empezó con hombre de más para España que acabó Fran Fernández, pero Katsuyuki Tanamura detuvo a primera instancia su lanzamiento. El juego siguió medio minuto más hasta que los árbitros de VAR se percataran que el balón del remate de Frán había sobrepasado la línea de gol y rectificaron: 6-4.
Un gol importante, de los que se llaman psicológicos, ya que cambió los signos del partido. España tomó poco a pococ el mando del encuentro. Alberto Munárriz cogió la batutata y engatilló como siempre 7-4, dando por primera vez una ventaja de 3 goles a su equipo. Aunque Mitsuri Takata marcó desde 7 metros con bote incluido 7-5, los de David Martín iban ya lanzados. Blai Mallarach hizo un cambio perfecto de lado y Felipe Perrone a la primera consiguió un golazo 8-5. Los dos cuadros se intercambiaron un gol, Munárriz y Aral 9-6 y a partir de este momento Dani cerró el candado y Muna se desencadenó. Como consecuencia el marcador subió hasta 13-6 – Alberto 2, Miguel De Toro y Alberto Granados. Minutos también para el segundo portero Eduardo Llorio que hizo un par de paradones. Los nipones hincaron la rodilla y al final un rotundo 15-7 con otro tanto de Granados y por fin uno que firmó Blai, que como Felipe y Muna se vació en las tareas defensivas dando ejemplo a los más jovenes.

Precisamente este sacrificio, la entrega y la lucha es lo que agigandó el talento del equipo. Este trabajo colectivo en fase defensa fue la clave del éxito y como subrayó David Martín al acabar el partido. “Felicito a los jugadores por el gran esfuerzo realizado. No dar al rival la posibilidad de contraatacar y dejarles en 7 goles fue nuestro gran mérito”.

OTRAS PRELIMINARES:

En las otras preliminares para 1/4 de final, destacó sobre todo el tenso Grecia-USA 11-9. Hubo de todo, muchas alternativas en el marcador, juego duro y decisiones incomprensibles de los árbitros. Al final pesó la experiencia de los griegos en este tipo de partidos.
En el otro choque Australia se cargó a Monte Negro 9-9 y por penaltis (4-2) en un encuentro igualísimo en que destacó el boya australiano Joe Kayes y el portero Joel Denerley que paró dos penaltis.
Al final la la goleada de Alemania contra Sudáfrica no sorpendió a nadie 25-5.

¼ Finales (23/07-Martes):
Serbia – España
Croacia – Alemania
Hungría – Australia
Italia – Grecia

Gwangju
AJD

Ver más vídeos de GWANGJU 2019

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*