GWANGJU 2019 – Plata para las guerreras

USA – ESPAÑA 11-6 (3-1,2-2,4-0,2-3)

Repetición de la final del Mundial de Budapest 2017 que ganó USA 12-6. Pero han pasado dos años y las cosas han cambiado. Ahora España ha abierto una brecha respecto a los otras selecciones, superando a sus rivales con solvencia en cuartos y semifinales, pero le quedaba el reto de intentar ganar a USA.


La final empezó lloviendo a cántaros y con tribunas semivacias. Es una pena que el waterpolo no despierta mucha interés en Guangju. Las españolas gozaron de la primera superioridad, pero la defensa rival bloqueó el chut. Las norteamericanas no necesitaron estar con una más para abrir el marcador. Lo hizo Margaret Steffens desde el perímetro al ángulo corto 1-0. Empató enseguida Beatriz Ortiz de la misma posición y manera 1-1. Las campeonas del mundo hacían rápidas circulaciones del balón y Hauschild aprovechó un desajuste en la zona central de la defensa española para marcar 2-1. Un gol que no se debería haber encajado. Roser Tarragó probó los reflejos de Asheigh Johnson. Ella y poco después Bea Ortiz comprobaron que son excelentes. Anna Espar ayudó a Laura y desvíó un remate casi en la línea de gol. Primera expulsión de las de Miki Oca y Stephanie Haralabidis anotó para el 3-1.

El técnico estadounidense Adam Krikorian había ideado una defensa 1-2 o mixta. La 3,4 y 5 se marcan encima y las defensas de 1 y 2 realizan, alternándose, ayudas a la marcadora de boya. Y con una portera como Asheigh Johnson esta defensa puede resultar infranqueable. En esta primera parte España no consiguió encontrar antídoto. Tiró 8 veces a portería con solo un gol y falló su superioridad, mientras que las americanas marcaron 3 goles de 5 intentos, materializando su única superioridad.

Nada más empezar el segundo período Roser Tarragó encontró su hueco preferido a la derecha y abajo, una de las pocas maneras de superar a una portera con la impresionante envergadura de Johnson 3-2. Parece que Miki Oca ha encontrado variantes para romper esta defensa medio zona, medio pressing de USA. Ahora su equipo se movía más y conseguía superioridades numéricas, ya que las yanquis impedían el avanzar de las españoles que conllevaba consigo expulsiones. Tarragó aprovechó la siguiente para empatar, sorprendiendo con su tiro específico rectificado a la mismísima Ashleigh Jonhson 3-3. El empate no duró mucho. El contraataque de Estados Unidos es muy rápido, ganaban la posición y conseguían expulsiones. Así Fisher marcó de uno más, aliándose con el poste. Imposible para Laura 4-3. Otra expulsión de las guerreras y la potente Sedemann marcó para el 5-3 En un abrir y cerrar de ojos USA recuperó los dos goles de ventaja de la primera parte. Se escapó a España un momento propicio con 3-3 para adelantarse en el resultado y a ver cómo reaccionarían las americanas viéndose remontadas en una final. Quizá podría cambiar el rumbo del partido. Remate de Tarrago con bote al larguero y se acabó la segunda parte.

Inicio de la tercera parte y más de lo mismo, superioridad de España, remate con bote de Tarragó y paró Johnson. Empieza a comerle la moral a las chicas de Miki Oca. Tiraban cada vez más en sus brazos, por cierto los más largos del campeonato. Mientras que España se mantenía más tiempo en la mitad del rival, ataque posicional y zonas uno más, las americanas acababan por la vía rápida, en contras o nada más colocarse en la zona de 6m, Así Fisher de boya aprovechó un pase del extremo para rematar 6-3. Las de Miki Oca sufrían del agobiante presión del contrario y el gran desgaste físico permitía al adversario encontrar más espacios para perfilarse y chutar. Así Fattal batió a Laura 7-3. Pero antes hubo una clara falta en ataque por coger una americana a Bea que salía a tapar a Fattal. El ábitro croata Peris no reaccionó, protestó con razón Miki y vió tarjeta amarrilla. En el siguiente ataque a España sí que le señalaron falta en ataque y en el correspondiente contragolpe anotó Neushill, jugadora de Sabadell 8-3.

No es para justificar a nadie, pero me parece que los árbitros tenían criterios distintos. Mientras que Peris dejaba jugar y no expulsó a la marcadora americana por coger a la boya española antes de que le robara el balón la ayuda, delante la portería enfrene el holandés Zwart en la misma situación señaló la exclusión de Leiton. Neushul superó a su compañera de equipo Laura Ester 9-3. Fin del tercero.
Las americanas transmiten una sensación aplastante. Me contaron que Grecia, con esperanzas para la plaza olímpica, se fue a USA en un stage con las americanas y recibían palizas tremendas en los partidos que jugaban con ellas, bajando su moral bajo mínimo en la víspera del Mundial de Gwangju. Y eso les pasó factura en la competición.

En el cuarto período las guerreras se mostraron con más atrevimiento y jugaron sus mejores minutos del partido. Roser marcó de penalti provocado por Leiton 9-4. Steffens restableció los cinco goles de ventaja 10-4, pero acto seguido España tuvo un uno más que transfromó Leiton a la primera con un golazo a la escuadra de la intratable Ashleigh Johnson 10-5. De nuevo el poste ayudó a Neushul para meter el decimoprimero 11-5. Miki ha salido con sus dos boyas Maica y Leiton. Consiguieron varias expulsiones y Bea marcó en una de ellas con parábola 11-6 a la segunda portera americana Longan.


Estados Unidos está por encima de todos. Eso está claro. Va como un tiro y sin perder ni un partido en media docena de años. Pero nadie discute tampoco que España es hoy día superior al resto del equipos.
¿Habrá revancha en Tokio?

Australia ganó el partido para tercer y cuarto lugar a Rusia con 10-9.

 

Gwangju,
AJD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*