GWANGJU 2019 – Sueño truncado

.

España – Italia 5-10 (2-2) (1-3)(1-3)(1-2)

Una final se gana, no se juega. Y de eso sabe mucho Italia.  Por tercera vez se interpone en el camino de España.

Primera aproximación italiana, expulsión de Bustos en el boya y De Luongo inaugura el marcador 0-1. Lo peor que podía pasar a España: recibir un gol en el primer ataque de Italia, un equipo maestro en jugar finales. La respuesta no tardó. Felipe Peroné a la primera engatilla para 1-1. Los de David Martín tienen dos superioridades seguidas, Roger Tahull empieza como siempre en este Mundial muy fuerte. Por desgracia se fallan las dos. Era un momento inmejorable para ponerse por delante, poner nerviso al rival y tomar el sendero de los partidos con Serbia y Croacia.

Pero si no marcas, te marcan. Italia materializa también su segundo uno más a través del zurdo Gonzalo Echenique 2-1. Tahull sigue haciendo estragos en la defensa transalpina, expulsa a su par y Perone sorprende con un tiro imparable a la escuadra a Del Lungo 2-2. Dudas en el equipo de Sandro Campaña, remate al poste de Figlioli y poco antes del final del primero, Miguel De Toro provoca un penalti que todos pensamos importante para coger ánimos antes del descanso. Pero Di Lungo paró el 5 metros, el primero que falla Barroso en este mundial. Es un detalle, pero para un joven equipo, noveno en el mundial anterior, alrededor del qué se creó mucho entusiasmo y expectativas para llevarse el título, cada detalle en contra pesa mucho.

El segundo cuarto empieza como el primero; Italia entra más rápido en el partido y España un poco a verlas venir. Figlioli remata magistralmente, eso sí sin marca, del punto central del arco 2-3. En el intercambio de superioridades se impone Italia. En un partido de este calibre, los árbitros levantan mucho el listón de las faltas graves y es primordial tener un buen porcentaje de efectividad en uno más. Tahull provoca otra expulsión, pero se desaprovecha. Al otro lado no falla en la misma situación Vincenzo Dolce 2-4. Por primera vez desde Hungría-España en el grupo, España está por detrás en el marcador y además contra Italia en una final. Encima Roger Tahull se lesiona la mano y abandona la piscina y es atendido por los médicos detrás del banquillo. Ya son varios los detalles, más bien contratiempos serios para España. Tahull es el hombre más en forma alrededor del cuál gira todo el ataque español. Los italianos huelen la oportunidad de abrir brecha, gran pase de Dolce a Renzuto y 5-2.

Tres goles en una final contra Italia son una losa. Tapan muy bién a Alberto Munárriz y Blai Mallarach y dejan chutar a los diestros desde la posición 1 y 2. Confían al portero Del Lungo que está muy seguro. Alvaro Granados no tiene la soltura de otros partidos, Tahull sigue fuera y Peroné no puede con todo. Bueno, lo intenta, se escapa, recibe un pase perfecto de Blai y provoca un penalti, que transforma con solvencia Alberto Munárriz 5-3. Al descanso largo.

Reanudación del juego y la mala noticia es que Roger no aparece en el campo, pero está ya sentado en el banquillo enseñando sus dedos vendados a sus compañeros. Muna se levanta, pero remata al pecho del portero. Italia hace una zona total a España y les obliga a acabar desde un lateral, forzado y sin peligro para Del Lungo. Aparecen las figuras de Italia, Icardi un boya con técnica exquisita. Recibe vienen dos a la ayuda, pero les adelanta, se gira y por encima de Dani 3-6. Por fin vuelve a jugar Roger Tahull, pero prácticamente con una mano. Los de Sandro Campagna hoy juegan con una velocidad más. Llegan siempre con decimas de segundo antes en ataque y en defensa. Un magnífico pase de Echenique, un jugador clave para Italia contra Hungría y Dolce remata a la primera. Gran gol 3-7. Siguen las indecisiones de España en defensa. Se escapa con rotundidad Pietro Figlioli por el pasillo central, llega a la zona y por debajo fusila a Dani 3-8. Las fantasmas de las otras dos finales con Italia sobrevuelan la piscina de la Universidad Nambu de Gwangju.

Lastrado por los fallos constantes en superioridades España ve impotente como su rival se escapa cada vez más en el resultatdo. Ahora sí Blai anota de pase eléctrico de Alberto Munárriz 4-8. Hay que jugar así con velocidad y sorpresa. Pero se nota que el equipo está agotado físicamente y de allí le falta cabeza fría e ideas claras. Esto es el peaje de las brillantes victorias contra los dos colosos balcánicos Serbia y Croacia. Faltaba el atrevimiento de estos dos partidos. Había miedo a la hora de chutar.
Por el contrario a los italianos les salía todo. En el inicio del último período Luongo chutó de 0 grados y el balón se coló entra las manos de Dani 4-9. Italia con una gran condición física de base se replegaba bien atrás y no se cortaba a la hora de cometer faltas graves de expulsión. Defendía con intensidad y el resto hacía el excelente sustituto del gran capitán Stefano Tempesti – Del Lungo. Solo Blai consiguió batirle en este cuarto de hombre de más de pase de Perone en la mejor jugada de los españoles en todo el partido 5-9. Italia se gustaba y Bodegas marcó de revés el décimo 5-10 bajo el júbilo de medio centenar de seguidores de Italia que habían llegado especialmente en la víspera para ver el partido.

Italia fue superior y ganó con todo merecimiento. Pero hay que estar orgulloso de lo que ha hecho la selección de David Martín. Todos hubiéramos firmado antes del Mundial un segundo lugar y plaza olímpica, pero llegando a este punto, “te quedas con mal sabor de boca” – como dijo Alberto Munárriz. No obstante jugar dos finales en dos años, algo muy difícil de conseguirlo, para este grupo joven (solo Dani y Felipe suben la edad media) es una nota sobresaliente para el trabajo de David y sus ayudantes que han puesto de nuevo España entre los grandes!

Gwangju,
AJD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*