Impresionante arreón final del filial de WP Navarra, por AJD

W.Navarra B – Tres Cantos 12-11 (4-3,2-3,1-3,5-2)

El filial del WP Navarra protagonizó un impresionante arreón final y dio la vuelta al encuentro de 7-9 a 12-9 en cinco minutos de exhibición de la nueva hornada de canteranos del club navarro.

Tres Cantos se adelantó en su primera superioridad con gol de su jugador- insignia Javier Ortiz 0-1. W.Navarra B reaccionó con diana de hombre de más de Iker Jauregui 1-1. Luego los pamplonicas se adelantaron en cinco  ocasiones en el marcador, pero su rival restablecía la  igualdad, para llegar al descanso con empate: 6-6. El navarro Iker Jauregi destacó con sus 3 tantos en esta fase de juego, cargaba con la responsabilidad también Juan Munnárriz (2 tantos) y Airam Arizaga. Los madrileños de Tres Cantos no se separaban en el marcador del equipo anfitrión en gran parte gracias a la pillería de su goleador Javier Ortiz (4 goles hasta el descanso), Enrique Ramírez y Sergio Tudelano.

Con el cambio de porterías las cosas cambiaron, tomando ventaja el equipo visitante 6-7. Iker Jauregui restableció la igualdad 7-7, pero W.Navarra B vivió un pequeño bajón en su juego, fallando un par de superioridades y perdiendo algún balón de manera inocente.

Lo aprovechó su rival con más experiencia en las ligas nacionales (militó no hace mucho en Primera División). De nuevo el anotador feroz Javier Ortiz y Eduardo Ramírez vieron puerta y dieron por primera vez dos goles de ventaja a los madrileños 7-9. La vocina del final del tercero fue lo mejor que le podía pasar al filial navarro.

Me gustaría saber lo que les dijeron a sus pupilos Manel Silvestre y David García en el descanso antes del último período. Fuera lo que fuese el efecto no pudo ser más vigorizante. Los navarricos, formados en su mayoría por el mítico Fermín Manso, salieron enrabietados, con ganas  de comerse a su adversario y dieron un recital de juego y goles ante un Tres Cantos un tanto desdibujado en este inicio del cuarto tiempo. El sensacional arreón local empezó con una grán circulación del balón por el arco con la participación de casi todos los jugadores que acabó habilitando al boya Airam Arizaga para el 8-9. Luego vino el turno de Daniel Zulaica para demostrar su olfato goleador con dos picotazos mortales seguidos que dieron la vuelta al marcador a favor de los de casa 10-9. Algo que extasió al público en la grada de la pileta de UPNA y en medio de esta euforia, Juan Munárriz (99), un chaval con una estampa tremenda, marcó un golazo de atravesada colocación al ángulo largo 11-9.

Estos minutos mágicos del equipo pamplonés fueron coronados con el gol de Javier Prados (00)- otro chaval de la cantera navarra al que no le tembló el pulso ante el gol rival 12-9. Ver para creer. W.Navarra endosó un parcial de 5-0 en pocos minutos a un rival del cual había perdido en sus dos enfrentamientos la temporada pasada.

Sin embargo no fue todo coser y cantar en este último cuarto para los anfitriones. Tres Cantos parecía muerto, pero renació de sus cenizas Un gol del madrileño Sergio Toledano y otro de Javier Ortiz (el sexto en su cuenta) 12-11 complicaron la vida al W.Navarra B, que no obstante  supo aguantar el balón en su posesión en los últimos instantes del choque.

Las victorias son importantes y dan confianza, aunque el objetivo principal de un filial es formar y dar la posibilidad a más jugadores de jugar en las dos ligas nacionales. Según nos dijo el técnico del W.Navarra B – David García, el club va a llevar una política de rotaciones de 3-4 jugadores por jornada entre el equipo B y él de la liga E.H. de un lado y de otro a 3 jugadores del B al primer equipo de DH. La idea es que jugadores menos habituales o los que han tenido menos peso la temporada pasada, aprendan a cargar con la responsabilidad, que no sean siempre los mismos los que tomen las decisiones. Según David: ”El crecimiento como equipo es lo que nos puede hacer más competitivos”.

AJD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*