LEIOA – WP9802, 9-10; Derbi de alto voltaje

LEIOA – WP9802  9-10 (0-3, 2-3, 3-2 y 4-2)

Leioa terminó pagando su horrible puesta en escena – 0-5 en mitad del segundo cuarto – y el WP9802 no desaprovechó la oportunidad de hincarle el diente al líder.

Y es que las navarras de WP9802 necesitan retos importantes para rendir a tope. Sufren cuando se enfrentan a los colistas y pierden de goleada del séptimo clasificado, pero se transforman, y recuperan la vena competitiva ante los equipos candidatos a ascender a División de Honor. Las de Imanol Maiza se cargaron en casa a Concepción (14-13) y ahora hicieron lo mismo con el otro pretendiente como visitantes.

El inicio fue de un equipo visitante conjurado, con determinación y efectividad en ataque y el de casa impreciso, atenazado por los nervios y con falta preocupante de puntería. El resultado reflejó muy bien esta gran diferencia en la actitud: 0-1 Marta López de “vaselina”, 0-2 Ariane Prados de boya, 0-3 Ariane Prados de parábola frontal, 0-4 Yari Echave en contragolpe, 0-5 Ane Cuervo desde el arco. ¡5 de 6 remates! Así de conjurado han salido las de Imanol Maiza, eso sí sin la presión de un equipo de lo más alto de la que quizá pasó factura a sus adversarias.

Mientras tanto las de Jon López fueron irreconocibles por su bajo rendimiento en ataque (¡0 de 12 remates!) y por falta de intensidad en defensa. El equipo leioztarra fue un manojo de nervios, con pases sin destinatario, enormes prisas para rematar y una esterilidad muy preocupante en ataque. Su caraja inicial fue de las que hacen época y se pagó caro al final.

Pasados los diez minutos de juego por fín Leire Fernández abrió la lata para las de casa en superioridad 1-5. Al rato su compañera Marta Jaime materializó otra zona uno más 2-5 y parecía que las anfitrionas recuperaban poco a poco su confianza en los remates. Pero las pamplonicas manejaban bien los tiempos, ponían la pausa elaborando sus ataques y el ritmo lento les beneficiaba. Las de Leioa seguían supernerviosas y precipitadas, obsesionadas en marcar, erando en exceso o topándose, cuando tiraban entre palos, con Patricia Hoyos. Para colmo de males encajaron un gol con la bocina del fin del segundo cuarto, de falta fuera de los 6 m, transformada por Joan Mújika 2-6 y  se fueron al descanso con todas las alarmas encendidas.

Con la reanudación del juego un cambio de posesión por “balón hundido” cogió por sorpresa a la defensa visitante y Uxue Hernández, en un mano a mano con Patricia, puso el 3-6. Algo parecido ocurrió poco después, esta vez por una falta en ataque y de nuevo la escurridiza Uxue, sola ante la portera, marcó para 4-6. Dos goles rápidos de Leioa que alimentaron la fé en la remontada local. Pero justo en este momento, Andrea Romero disparó con el alma y el balón entró por toda la escuadra 4-7. Entonces Leioa se lanzó a tumba abierta, acabando sus ataques de la manera más precipitada posible. Leire Fernández logró a reducir la desventaja de las suyas de nuevo a dos goles 5-7. Pero las de WP9802 seguían tan efectivas como currantes. De nuevo Joane Mújika superó a Ane Jaime con uno de estos golazos cerca de la  escuadra a que se había  abonado su equipo en este derbi 5-8.

El exceso de ímpetu, la ansiedad y la impaciencia bloqueó de nuevo a las de Jon López en el inicio del último cuarto. No fueron capaces de acercarse en el marcador a su rival. Patricia seguía pareciéndoles una gigante en la portería. Más tranquilas y elaborando con paciencia sus ataques, las de Imanol Maiza marcaron dos goles en esta fase decisiva del partido, mediante Marta López y Cristina Santamaría, contrarestados por uno de Aurore Sacré. Por consiguiente con 6-10 todo quedó prácticamente decidido. El arreón final de Leioa vino demasiado tarde. Anotó tres goles para maquillar el resultado final 9-10. (el último a 5” del final del choque). Y con balón en posesión del equipo visitante murió este derbi vasco que se llevó con toda justicia y merecimiento las chicas de WP9802.

Sorprendió que Leioa se quedó por debajo de los 10 goles marcados. Le sucedió solo una vez en esta liga, en la primera jornada, pero entonces los nueve goles dieron para ganar a Dos Hermanas (9-8). Ahora no. El equipo necesitaba de los goles de Ane Arana (sobre todo), de Ane García o Leire Sarasola que se quedaron sin ver puerta. Desde que va líder, Leioa es un poco más débil mentalmente, por la presión añadida que supone esta nueva condición, a la que no está acostumbrado. Esto quizá explica el bajón en el juego del equipo en las últimas dos semanas.

No obstante las posibilidades del ascenso del equipo leioztarra siguen intactas. Salvo debacle, todo se decidirá en casa, en el choque contra las madrileñas de Concepción. Será una auténtica final para ascender a División de Honor.