Empate con sabor a victoria

Primera Nacional masculina

Askartza – San Feliu 12-12 (2-2,4-4,3-3,3-3)

El partido fue puro vértigo, un choque de que chorreaba adrenalina. Un Askartza intenso y guerrillero hizo la vida imposible a todo un exDivisión de Honor – San Feliu. Espoleados por su bulliciosa hinchada, los de Javi Cortés jugaron con descaro y fé, y se llevaron el premio de puntuar ante uno de los cocos de Primera. 

Askartza pisó el acelerador como poseso desde el primer momento. Intensidad, intensidad e intensidad. Fue la única manera de neutralizar la mayor calidad del equipo catalán. Pronto un ocurrente pase de Ivan Becerra encontró a Jokin Belmonte en el palo, pero se le echó encima una defensa y se señaló penalti. Lo transformó Peio Garaizar, abriendo el marcador 1-0. Gol respondido por uno de los ases del San Feliu – Marc Lucena 1-1. Al rato el viejo zorro Max Pugibet (que militó dos temporadas en DN Portugalete en Segunda División) y a quién no hay que dejarle ni un palmo de espacio libre, dio la vuelta 1-2. Poco antes de acabar el primer cuarto, el boya claretiano Markel Garay provocó la expulsión de su marcador y Jon Agirre de pos. 5º la clavó abajo para el 2-2.

El inicio del segundo período apareció el San Feliu de División de Honor. Un equipo con las virtudes de la escuela catalana. En un abrir y cerrar de ojos les endosó tres goles a los de casa que no sabían de dónde les venían los catalanes. Marc, Max y Oscar Blanco demostraron su pericia y calidad, otorgando una ventaja de tres goles a los suyos 2-5. A este lapsus de los bizkainos puso fin el internacional U17 de Askartza – Iker González (4º en el Campeonato de Europa en Malta) que envió desde el perímetro un misil en toda la escuadra: 3-5. Otro gran remate exterior, esta vez de Ivan Becerra de pos. 4º, redujo la diferencia a tan solo un gol 4-5. El omnipresente Marc Lucena de superioridad abrió de nuevo una pequeña brecha en el marcador 4-6, pero los anfitriones habían subido ya la marcha y explotaron los espacios como le vino en gana hasta el final del segundo. Iker  González volvió a demostrar el porqué de su internacionalidad, ganándose el puesto en una competencia brutal a nivel nacional de la edad U17, con un gran desmarque en velocidad y plantándose solo ante el portero. Fue sujetado por detrás y el penalti consiguiente materializó Peio Garaizar 5-6. Poco antes del descanso Askartza marcó un memorable gol en inferioridad que dio mucha moral al equipo claretiano. Defendió con inusual intensidad en zona uno menos y cuando recuperó el balón, Jon Agirre salió como una flecha para colarse en la zona rival y remachar para 6-6.

Con el cambio de las porterías los catalanes se curraron un penalti que transformó Marc Lucena 6-7. Pronto la locura se apropió de la grada que explotó primero con un golazo de revés del boya Xavi Pérez 7-7 y luego con la sútil “peladilla” con suspense de Peio de pos. 5º, que dio la vuelta al marcador 8-7. En la mitad del tercer cuarto Askartza de nuevo dominaba en el luminoso.

No pude ver el partido hasta el final por mis compromisos con el partido que se jugaba a continuación de Primera feminina. Me contaron que el choque había continuado con un ritmo frenético y con constantes intercambios de goles. El final había sido apoteósico para los de casa. A un segundo del final con 11-12 en el marcador y San Feliu viéndose ya vencedor, el pío de Javi Estallo se había inventado una inverosímil vaselina de pos. 5º colándose en la portería visitante 12-12.

Al final y a pesar de las tablas en le marcador, el partido dejó distintos sabores en unos y otros. Sin duda más dulce para los de casa. De las sensaciones con qué se quedaron los visitantes, nos cuenta un viejo conocido del waterpolo vasco, el exjarrillero Max Pugibet:

“El partido fue muy bonito, con grandes goles. Askartza como siempre muy intenso, se aprovecha muy bien de las características de su piscina. Nosotros nos fuimos con 3 goles por delante en el segundo período, pero pecamos de los nervios del partido, algo que ellos lo aprovecharon, nos empataron y el partido se nos complicó. Askartza ya se sabe que en su casa y en su piscina es un equipo muy peligroso, muy sólido que pone las cosas muy difíciles a todo el mundo. Creo que es la piscina más incómoda y más dura en toda la Primera División. Askartza juega con el factor grada, con un público que les empuja a tope y sus jugadores se crecen. Nos enfrentamos a una zona defensiva muy agresiva, muy intensa y nos sentimos un poco agobiados. Nosotros venimos a Askartza con la intención de ganar, tenemos la plantilla suficiente para estar en la parte alta de la tabla, teníamos que sumar los tres puntos. Pero aún así, el resultado no es del todo malo, el empate es difícil de conseguir en la casa de Askartza. La verdad es que no tuvimos nuestro mejor día y ellos demostraron una gran intensidad  – la clave para aprovechar los espacios reducidos de su piscina.”

Javi Cortés – entrenador de Askartza:

“A mitad del segundo cuarto tuvimos un momento crítico con 2-5 en el marcador. Para mí no desesperarse y no ponernos nerviosos en este momento fue la clave. El equipo tuvo mucha madurez para aguantar los nervios viendo como se nos iban de 3. Luego con 11-10 en el cuarto períodod, a 2,30 min. del final, tuvimos que haber sido mucho más duros en defensa, pero concedimos el empate demaiado rápido. Después se pusieron de seguida arriba y ya solo nos daba tiempo para empatar. En la última jugada supimos mover bien el balón en la zona que nos plantearon. En el último segundo Javi Estalló lanzó una gran vaselina que entró por la escuadra.”

AJD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Confianza online