Segunda medalla en una temporada fantástica

Un bronce para acabar un largo y durísimo verano

Las impresiones de David Martín, Alberto Munárriz y Felipe Perrone

España – Italia 7-6 (3-1, 0-2,3-1, 1-2)

El partido para el bronce en Split fue la repetición de las dos últimas finales de los  Mundiales de Gwangju y  Budapest en las cuales los dos contrincantes se intercambiaron las victorias. Una buena oportunidad para saldar cuentas de una histórica rivalidad, que empezó en los JJ.OO. de Barcelona’92.

España se aseguró una buena ventaja el primer período 3-1 con goles de Martín Famera, culminando una triangulación del laboratorio de David Martín, con la participación de Matc Larumbe y Felipe Perrone; el segundo de Alejandro Bustos aprovechando un rechace del chut de Bernat Sanahuja y el tercero de Alberto Barroso. El autor del tanto de los italianos fue Vicenzo Dolce.

El segundo cuarto la selección se atascó en ataque como pasó en el mismo período de la semifinal contra Hungría y no vió puerta, mientras los italianos con dos goles de Luca Damonte y Giacomo Cannella empataron el marcador 3-3.

Reaccionó de nuevo España en el tercer cuarto. Primero Marc Larumbe a la primera de pos. 5º anotó para el 4-3. Al rato Alvaro Granados en 5º subió el marcador 5-3 de un gran pase de Larumne de 1º.  Perp no tardó Luca Damonte de superioridad y en su segundo intento, el primero abordado por Unai, a reducir la diferencia 5-4. Antes del fin del tercero Bernat Sanahuja envió un misil desde pos 4º a ras de agua, que sorpendió a un muy seguro Marco Del Lungo 6-4.

El partido se endureció mucho en el último cuarto. Los italianos, por detrás en el marcador, intentaron sacar a los de David Martín del partido y meterlos en unas trincheras en las cuales los azurri saben moverse mucho mejor. Esta estrategia surtió efecto en momentos, e Italia empató con dos goles de Francesco Di Fulvio de penalti y Lorenzo Bruni 6-6. Hay que decir que antes del gol de Bruni, hubo un duelo particular entre Roger Tahull y Marco Del Lungo, con res remates seguidos a quema ropa del boya español que paró milagrosamente el portero italiano.  Y en vez de 7-5, se llegó a empate a seis y mucha preocupación para los españoles. Menos mal que Don Felipe vino al rescate de su equipo con un golazo desde el arco 7-6 a 3,19 min. del final. Eran los minutos más duros y agresivos del choque. Se jugaba al límite y más allá del reglamento. La selección no cayó en la provocación, aguantó como pudo el juego de los italianos, defendiendo mejor que el día de Hungría. Al final “si encajamos pocos goles ganamos” como dijo David.

Un bronce que tiene el valor de un oro. España acaba una larga y durísima temporada con buenas sensaciones y cabeza alta.

Las impresiones de los protagonistas:

David Martín: “Italia es un equipazo, un equipo muy duro. Lo importante es que nosotros hemos sabido igualar su intensidad, hemos jugado fuerte en defensa, cosa que no pasó en las semis. El objetivo hoy era ese.  Hoy acabamos una larga temporada. Ganar el oro en un Mundial y el bronce en un Europeo, en la misma temporada, es muy complicado. Con los dos medallas creo que hemos hecho una temporada fantástica. Con Italia hay que pelear hasta el final, nunca se sabe qué puede ocurrir. Parece fácil ganar medallas, pero es muy complicado, hay que dar valor a lo que hemos hecho este verano.”

Alberto Munarriz: “Hemos venido aquí con otra idea – de jugar el partido que viene ahora (la final), pero todos los equipos vienen con la misma idea, todos quieren ganar. Conseguir otra medalla después de haber conseguido el oro del Mundial, tiene mucho mérito. El verano ha sido muy largo para todos, acabamos esta temporada 21/22 que empezamos la última semana de agosto del año pasado. Estamos muy contentos porque hemos conseguido ganar oro y bronce y hay que darle mucho valor. Salimos de un partido duro, Italia también quería ganar y sabemos que es un gran equipo que lo ha demostrado, pero  nosotros también. Al final es un detalle que ha decidido el partido. Estamos muy contentos porque hemos acabado jugando bien y con buenas sensaciones. En la semifinal no hemos jugado un buen partido, pero eso puede pasar, sabemos que podemos tener buenos días y malos partidos. Hoy el equipo ha estado bien, ha defendido con intensidad, nos hemos ayudado. En definitiva ganamos una medalla que nos viene muy bien para acabar la temporada. Ellos han querido jugar su partido, nosotros el nuestro. Ellos juegan con este punto de intensidad, de ir a por ello.  Estoy contento porque hemos sabido jugarlo y llevaro bien”.

Felipe Perrone: “Podría haber sido oro, pero es muy, muy importante haber levantando hoy la cabeza y haber ganado este partido. Es más importante para nosotros de que la gente cree, era nuestra final. Queríamos el oro, no hemos podido, pero hoy fue una gran demostración de carácter. Ellos han hecho su partido, es su manera de jugar, han conquistado muchas cosas así, no hay que contestarles, pero no es fácil. Eso es una cosa que no es fácil de gestionar, pero lo importante es que hemos ganado. Su manera de jugar es quizá más agresiva, más intensa, pero eso pasa en el futbol y en otros deportes, es una característica del deporte italiano, yo no soy quién para juzgarlo. Cuando juegas con ellos no es fácil porque tienes que aguantar esto y mantener la cabeza fría para sacar la victoria. El waterpolo no es como el baloncesto en que tú puedes coger el balón y meter una canasta, en el waterpolo dependes del equipo y se me presentó una oportunidad, me tocaba a mí y al final ha salido bien. Estoy contento por poder ayudar al equipo a ganar.”

AJD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Confianza online