Carmenatti: "En Cuba llegué a jugar en la selección"

Omar Carmenati Fleitas. Nació en Varadero-Matanzas (Cuba) el 21 de octubre de 1970. Realizó la licenciatura de entrenador deportivo en Cuba, pero cuando llegó a España tuvo que volver a probar su valía como entrenador y socorrista para poder homologar todos sus títulos. Si algo hay que le gusta a éste hombre cubano es el poder trabajar con los más pequeños y enseñarles lo mucho que sabe de waterpolo, un deporte que ha practicado toda su vida. Omar, como buen isleño y caribeño, es un amante de todos los deportes relacionados con el mar.

Tras once años en Cantabria, Omar Carmenati, cubano de nacimiento y cántabro de sentimiento, se ha adaptado perfectamente a la vida en nuestro país. Por supuesto que siente nostalgia de los suyos, que siguen al otro lado del Atlántico, pero él ya no cambiaría Santoña por ningún otro lugar del mundo. Aquí vive, trabaja como profesor de INEF y entrena al único equipo cántabro de waterpolo que existe.

-¿Cómo acaba un jugador cubano entrenando a un equipo de waterpolo en Cantabria?
Pues todo sucedió en 1998. En la Federación Cántabra de Natación querían hacer un combinado de jugadores cántabros para medirse a una selección nacional y pensaron en mí, pues había practicado el waterpolo en mi país.

-¿Fue difícil formar un equipo en una región que tradicionalmente nunca ha destacado en este juego, salvo excepciones como Salvador Gómez?
Lo cierto es que hubo que trabajar mucho. Tenía poco tiempo y debía formar a chavales que iban muy bien en la natación en horizontal, pero que no estaban acostumbrados, a parar en seco, jugar el balón y al juego que se practica bajo el agua.

-¿No se ha planteado en ningún momento dejar de entrenar a chavales para dirigir a equipos profesionales?
He recibido ofertas a través, de otros amigos cubanos que están entrenando en equipos de primera línea nacionales, pero ahora mismo me gusta la labor que estoy haciendo con los chavales y además tengo un buen trabajo. Sería muy difícil dar el salto al campo profesional, pero la verdad es que uno nunca sabe lo que puede ocurrir en el futuro.

-¿Cómo se siente en Santoña?
En mi tierra se dice que la gente del norte es fría y distante, pero yo no opino así. Aquí he tenido una gran acogida y me siento fenomenal.

-¿Llegó a ser profesional del waterpolo en su país?
Comencé a practicar éste deporte cuando tenía ocho años y llegué a jugar con la selección absoluta de Cuba. Tuve como compañero a Iván Pérez, el jugador que después formó parte de la selección española.

-¿Recuerda alguna anécdota interesante de su época como jugador?
Pues si. Me acuerdo de un partido entre Estados Unidos y Cuba, en el que era tan fuerte el juego que estábamos haciendo ambos equipos, que Iván Pérez acabó sin bañador y desnudo en la piscina. Aquello fue muy recalcado por la prensa en aquel momento.

-¿Cuál es el techo que se ha marcado con la escuela que dirige en Santoña?
No tenemos marcado ningún techo. Para nosotros lo importante es que los chavales se diviertan, practiquen deporte y que lleguen lo más arriba que puedan, aunque no jueguen en ligas como la catalana o la madrileña.

-¿Qué hace en su tiempo libre, cuando no está trabajando, o en sus clases de waterpolo o enseñando a niños discapacitados?
Me gusta mucho andar por el monte, pasear con mi perro y, de vez en cuando, salir de fiesta.

-¿En qué nivel se encuentra el waterpolo en Santoña?
Hay un buen nivel. De hecho siempre hay algún chaval que acude a las concentraciones de la jóvenes talentos nacionales.

Entrevista en el Diario Montañés 23/04/2007

2 Comments on Carmenatti: "En Cuba llegué a jugar en la selección"

  1. Omar.. esos viajes largos con las selecciones….. esos ratos…….

    Grande Omar!!

    isusko.

Los comentarios están cerrados.