Las Crónicas de AJD

NAUTICA-MARISTAS   8  – 7  WP NAVARRA-C.N.PAMPLONA
(2-2, 2-3, 2-2, 2-0)

Superioridades: Nautica Maristas 10, WP NAVARRA 6
Penaltis: Nautica Maristas 2, UPNA 1.
Arbitros: Iñaki Gomez y Txema Flores


El partido no me defraudó. Fue la riña intensa y apretada que esperaba.  Bien podría tratarse de una auténtica final de la liga si WP Navarra hubiera arrañado algún puntito al campeón a la postre UPNA 98 02 en sus dos equilibrados choques. Reconociendo la supremacía de los de Emilio Millor, los dos equipos se enzarzaron en una auténtica batalla para el honor de ser segundo en la liga de Euskal-Herría.
El Puente Colgante se me escapó delante de mis narices y me perdí el primer gol de WP Navarra-C.N. Pamplona que había marcado Imanol Maiza.  De mi privilegiada posición, el palco del bar, se abría una inmejorable vista aerea sobre el campo de juego, viéndose todos los detalles  de la lucha de los jugadores incluso por debajo de la superficie del agua.  Un auténtico  “Lo que el ojo no ve”.
Nautica-Maristas no tardó a nivelar el encuentro. Fue fruto de una excelente conexión Borja Requena-Ruben Navarro en la primera superioridad portugaluja: 1-1.  Poco después Borja demostró su enorme potencial creativo ganando la posición a su marcador y provocando penalti que  Mikel Ogarra transformó  sin pestañear: 2-1.  El gran problema de Iñaki Bilbao en el inicio fue cómo neutralizar al potente boya navarro Imanol  Maiza.  Al listo delantero no le costó robar la cartera a su marcador y conseguir la pena máxima para su equipo. El mismo se encargó de tirarla, pero  una prodigiosa mano del portero  Mikel Corales  impidió el empate. No por mucho tiempo.  Los de David García redoblaron su apuesta ofensiva y Imanol husmeando como nadie las oportunidades en el area, llegó primero a un rechace para el 2-2.
Lo bueno de mi posición privilegiada en el palco jarrillero es que nada mas girarse ya estás servido.  Una buena jarra de cerveza enaltece este deporte irrepetible.  Así disfruté de un partido eléctrico, emotivo con un poco de alboroto. Me sorprendí agradablemente  ver  a un viejo conocido en acción: Borja Marcos que estudia en Alemania  y ha llegado a echar una mano a su equipo. Y que mano maravillosa sacó para el 3-2 desde el arco. Al otro lado Imanol Maiza seguía haciendo estragos en la defensa de Portu.  Se zafó de dos rivales en su espalda y dibujó una suave parábola por encima de Corales: 3-3. El gol animó a los chavales de Navarra y Fermín Arriazu  firmó con frialdad un gran gol del perímetro digno de su familia: 3-4. Los bizkainos respondieron con mas intensidad en su juego interior. Hablando de boyas, Nautica Maristas tiene dos y buenos: el autor del primer gol Rubén y otro con que la  defensa pamplonesa  se las tenía tiesas: Jon Intxausti. El bilbaíno provocó el segundo 5 metros para su equipo. Mikel Ogara que nunca se pone nervioso, esta vez exageró con su rol de flegma inglesa y pegó el palo. Este fallo no desesperó a los chicos de Botxo que tenían el apoyo de un jugador veterano que había vuelto  en el equipo en los últimos partidos: Eneko .

El experimentado jugador provocó la expulsión de Imanol Maiza y Borja Marcos llegó a empatar con suspense en el hombre mas: 4-4. Hasta el final del segundo periodo los dos rivales gozaron de una superioridad cada uno. Mientras que los anfitriones fallaron la suya,  Fermín no se inmutó anotando su segundo tanto y dando ventaja a su equipo 4-5.
En la tercera parte todo sucede demasiado de prisa: la transición, el último pase, el remate. Los primeros a ver puerta son los de casa: Iñigo Ortega, este espigado y eléctrico jugador de Portugalete transforma con mucha fé la zona 1+ para su equipo: 5-5. Otro tirón del equipo navarro casi decide el partido. Primero Javier Marcen  culmina con gran lanzamiento una jugada con mucha imaginación de su equipo: 5-6. Y como no el boya navarro Imanol Maiza demuestra su gran talento de improvisación:  al ser marcado por delante y por detrás se esqurre hacia un palo y ahí con el balón en la mano es imparable: 5-7.  En estos momentos el partido se podía romper y decantar definitivamente a favor de los navarros. Una toma y daca constante, con mucho oleaje entre idas y vueltas y hasta 3 superioridades para cada bando caracterizaron este alocado periodo del choque. No había manera de superar a los dos porteros Mikel Ucero y Mikel Corales que daban un auténtico recital de paradas. Si alguien podía serenar este alocado ritmo sin recompensa, este era  Mikel Ogara. Siempre con la portería entre ceja y ceja y ahora también con el reloj, se inventó una genialidad digna de un crack. En el último segundo del  periodo y desde la su propia mitad del campo intentó una vaselina imposible y se encontró con un gol mágico porque nadie, ni el mismo se lo esperaba. Pero no lo consiguen, los que no lo intentan y eso fue su gran mérito. Sin duda candidato del gol de la temporada: 6-7

El gran valor psicológico de este gol se notó en la último cuarto.  Nautica-Maristas con confianza crecida aprovechó  su primera superioridad  numérica y Borja Requena un jugador con gran espíritu de lucha  logró el empate : 7-7. Los chicos de David García acusaron el desgaste físico del correcalles de la tercera parte, pero sobre todo sufrieron un bajón anímico. El juego se endureció a veces y los árbitros se emplearon a fondo.  En estas   circunstancias Mikel Ogara campaba a sus anchas y cuando se le presentó la oportunidad, no le tembló el pulso:  Golazo en toda la escuadra 8-7. Nautica-Maristas supo aguantar el coletazo de un WP Navarra-C.N.Pamplona que nunca se rinde , gracias a un par de intervenciones decisivas de Mikel Corales.

Hay que subrayar el gran trabajo del equipo  de Iñaki Bilbao que recién ascendido a Primera División se hizo con el subtítulo a tan solo un punto detrás del campeón UPNA 98 02. Lo que sí me defraudó  era el casi nulo  interés que había suscitado este partido en Portugalete, la villa con grandes tradiciones waterpolísticas y eso que su  equipo se jugaba el subcampeonato la Liga de Euskal-Herría.
AJD

6 Comments on Las Crónicas de AJD

  1. Para llenar las piscinas, o para evitar que estén vacías, hay que hacer mucho trabajo. Y no es fácil.

    Primeramente, trabajo interno, hay que informar e involucrar a la gente del club. A las categorías inferiores, a los ex jugadores, al resto de equipos del club…

    Segundo, la gente necesita ilusionarse, y con el primer punto se consigue ilusión.

    Tercero. Hace falta invertir en comunicación. Hay clubes (Navarra, Askartza, Leioa…) que están haciendo un trabajo de la leche en este sentido. Páginas web, blogs, facebook, relaciones con la prensa… Pero para eso hay que tener muchas ganas.

    Este fin de semana, por ejemplo, ha sido ciertamente increible lo que ha pasado en Askartza. En los dos partidos que jugó el Leioa por la mañana; y en el de Askartza de liga, la grada estuvo a reventar. No cabía ni un alma. En los otros partidos del campeonato de españa también hubo bastante gente.

    Entres los siete partidos de este fin de semana en Askartza, la asistencia acumulada del finde habrá sido en torno a los 1.400 espectadores. Está claro que hubo gente que repitió, pero fue algo impresionante.

    A uno le toco vivir esta experiencia en primera persona, y os aseguro que no se nos olvidará en la vida.

    A ver si entre todos seguimos trabajando para que las piscinas se vayan llenando cada día más.

    Por nuestra parte, mil veces eskerrik asko a toda la gente que se pasó este fin de semana por la piscina de Askartza. Yo no lo olvidaré en mi vida.

    MILA ESKER!!!

  2. en cambio otros clubes si que saben montarselo para llenar las gradas, a ver si tomamos ejemplo

  3. Para llenar la piscina, hay que hacer promoción interna con toda la gente del club (nadadores y waterpolistas), y poner “cartelitos”. ¿Como se va a promocionar este deporte si no se hace lo mas básico que es INFORMAR y ALENTAR a la afición?. La Nautica ha realizado un muy buen campeonato, la media de personas viendo los partidos habrá sido de +/- diez personas, sin incluir mesa, árbitros y al de mantenimiento.

    No es obligación el acudir a un partido, pero creo que los más pequeños deberían de ir, para aprender y reflejarse en los más mayores. No obstante solo se habla de los mayores pero esto seria extensible a todos los partidos (alevines con SUS PADRES, infantiles, cadetes y juveniles), dado que los mas pequeños si aguantan pasaran por todas las categorías.

    Tarea ardua espera a todos estos club que sus aficiones y deportistas PASAN del ir a ver partidos. Llega el buen tiempo, ya veremos cuantos bajan y priorizan el ir a la playa antes que a las competiciones.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Water Polo UCV

Los comentarios están cerrados.