El derbi vasco de Segunda visto por AJD

LIGA NACIONAL SEGUNDA DIVISIÓN:
D.NAUTICA PORTUGALETE – C.DEPORTIVO BILBAO
17-10 (8-2, 4-2, 4-3, 1-3)

Dos viejos conocidos de la liga EH, protagonizaron un derbi bizkaino histórico – el primero en una liga nacional, en un momento de necesidad imperiosa de puntos para ambos. Nautica salió como una tormenta y resolvió el choque en el primer período. Depor, irreconocible al inicio, se sobrepuso en el tramo final.

La gente de Horta me comentaba durante su visita en Portugalete que desde fuera nadie entiende porqué Náutica, con su potencial y después de la gran temporada del año pasado, tiene solo 1 punto. La primera parte confirmó que este pobre bagaje no se corresponde a sus posibilidades. Los de Iñaki Bilbao desplegaron todas sus facultades en ataque, desarbolando a la defensa presionante al hombre del Depor. Paul Alonso inauguró el marcador, habilitado de una manera ocurrente por Borja Requena, aprovechando un desajuste en el repliegue del Depor (1-0). Poco después el boya Rubén Castillero recibió con mucho espacio por delante, giró a su marcador y fue objeto de penalti, transformado por Unai Moreno (2-0).

Depor tuvo su primera oportunidad de hombre más, pero Bruno Arroita se precipitó, paró Jon Basante y en la contra, uno a uno con Ion Agirre, Unai marcó el tercero. Tiempo muerto pedido por Txema Florez, pero su equipo siguió preocupantemente vulnerable en defensa. El cuarto gol de Unai, al palo, de hombre más, hizo bajar los brazos de su rival (4-0). Xavi Marcos de penalti, otra vez provocado por Rubén, al que le llegaban balones con gran facilidad y Requena pusieron un rotundo 6-0. Aquí Depor dió señales de vida con Loic Arroita empujando adentro de uno más y Josue Vegas de parábola: 6-2. La arriesgada defensa presionante individual del Depor, ideada para provocar pases defectuosos e impedir el chut exterior, restaba la posibilidad de ayudas al marcador de boya de lo que se aprovechaba el boya Rubén. Dos nuevas expulsiónes y Xabi Marcos y Requena restablecieron los 6 goles de ventaja antes del final de este período-pesadilla para los bilbaínos: 8-2.

Nautica no desistió en su empuje en el inicio del segundo: Xabi y Unai (de penalti) aumentaron la ventaja de los jarrilleros 10-2 . Otro pequeño tirón del Depor, con tantos de Jon Intxausti de uno más y un bonito revés de Francesco Ladisa, redujo de nuevo la diferencia a 6 goles 10-4. No obstante cualquier error y mal pase (hubo bastante) en la transición del Depor fue castigado por un desencadenado Unai Moreno que con tanto espacio libre, aprovechó su gran velocidad y capacidad de desmarque, y se hinchó de situaciones uno a uno con Ion Agirre 12-4.

El tercero empezó como acabó el segundo, con gol en contraataque de Unai 13-4. Gabriel Angulo marcó de uno más 13-5 y acto seguido Unai de penalti (4 en total para Nautica) puso el 14-5. Bruno Arroita por fín vió puerta de uno más y al rato Gabri de falta fuera de 5mts. batió por segunda vez a Basante 14-7. Depor se precipitó otra vez con el remate, sin cubrir su espalda y Martín Ibarra se sumó a los goleadores de Náutica. El boya Rubén seguía haciendo estragos a sus adversarios y de jugada individual anotó para 16-7. Fue la máxima diferencia en el partido.

El cuarto período Depor se sobrepuso, es obvio que no estaba en su mejor momento físico, pero tiró de orgullo y pudo maquillar algo el resultado con goles de Borja Unceta de uno más, Bruno de falta f. de 5 m. y Jon Intxausti, a los cuales respondió con un tanto, el séptimo de su cuenta particular, Unai Moreno, un encomiable bregador con mucho gol, sin duda el MVP del partido.

Depor que se mostró muy nervioso en el inicio y sus ganas superaron con mucho su acierto, afrontó el derbi en un delicado estado anímico del grupo por la pérdida del padre de Carlos y Josue Vegas en las vísperas. Bonito detalle de la directiva de D.N.Portugalete de empezar el partido con un minuto de silencio en memoria de Jose María Vegas.

AJD