Summer Maltan League. Sol, waterpolo y plata

Se acerca el verano y hay jugadores profesionales de waterpolo que no pueden parar quietos. Los que no están en la selecciones se buscan la vida para seguir entrenando en verano y disfrutar de las ventajas de este deporte. Algunos se marchan a Estados Unidos y, los más afortunados a Malta donde la liga fuerte es en verano y los equipos más pudientes se refuerzan con jugadores europeos que están en el dique seco en esta estación del año.

Hace unas semanas el capitán de la selección francesa de waterpolo y jugador del Brescia italiano Michael Bodegas anunciaba su fichaje por un equipo maltés para disputar la liga veraniega que existe. No es el primero ni el único que anunciará en los próximos meses su paso puntual por la isla del Mediterráneo pues, para aquellos jugadores que en verano no tienen compromiso con su selección, es una ocasión perfecta para seguir entrenando, disfrutar de unas vacaciones merecidas y, por que no, aumentar un poco la cuenta bancaria.

Lo de las ligas veraniegas es más frecuente de lo que la gente pueda pensar. Tenemos un deporte de verano aunque parezca lo contrario. Las instalaciones son carísimas de mantener y ya se mencionó en alguna otra ocasión que también es una oportunidad para acercar este deporte a otras zonas que no han visto un balón amarillo en su vida. Una forma muy bonita de promocionar este deporte. Por no hablar de los jugadores que están en la órbita de la selección pero que por H o B se han quedado a las puertas para seguir entrenando y no llegar 'fondones' al principio de temporada.

 

En países como Croacia, Serbia… Es decir, aquellos que tienes algo que decir en este deporte, disponen de ligas veraniegas donde, incluso, amplían el número de equipos que pueden participar. El puerto de Rijeka en verano se llena de barcos para ver waterpolo en el puerto. Una imagen extraordinaria que sólo puede verse en la estanción señalada y que, sin duda, por su belleza podrían ayudar en la promoción de este deporte.