Jesús Rollán, ‘mi pequeño homenaje’

rollan

El 11 de Marzo de 2006 el mundo del waterpolo se paralizó de la manera más trágica posible. Jesús Rollán, uno de los mejores porteros en la historia de este deporte, acabó con su vida tras un último periodo tormentoso al finalizar su carrera como deportista de élite.

Desde Bilbao, queremos hacer un pequeño homenaje a este gran portero que tantos éxitos brindó al waterpolo.

Jesús Rollán nació un 4 de abril de 1968 en Madrid. Pronto se decantó por el waterpolo debido a una lesión de ligamentos en una de sus rodillas. Desde el primer día tuvo claro que quería ser portero ya que se entrenaba menos, como declararía años más tarde el propio Rollán. Durante su primera etapa como jugador en Madrid, coincidió con una de las mejores generaciones que ha conocido la Comunidad Autonómica. Jugadores como Pedro García Aguado “Toto”, Salvador Gómez “Chava”, Miguel Ángel Oca “Miki”… formaban lo que se ha conocido como “la escuela de Madrid” caracterizados por su chulería y desparpajo dentro del agua.

Bajo las órdenes de Mariano García, Rollán creció a un ritmo vertiginoso deportivamente hablando. Tanto es así, que a los 18 años se mudó a Barcelona con su amigo Toto para militar en las filas del histórico C.N. Catalunya. Fue en este club donde comenzó a cosechar su envidiable palmarés, incluyendo la Copa de Europa que ganó en 1995 y que volvería a ganar en 2003 de la mano del Pro Recco italiano.

Paralelamente, Rollán fue adquiriendo fama a nivel internacional debido a sus actuaciones con la selección española absoluta, donde debutó a finales de los años ochenta. Fruto de la combinación entre la recientemente señalada “escuela de Madrid” y la otra escuela, la catalana, caracterizada por su técnica y buen juego, hizo que durante la década de los noventa, España se convirtiese de la noche a la mañana en una de las selecciones más loadas a nivel mundial.

En Atenas 2004 disputó su quinto y último JJ.OO , entrando en el selecto club de quienes han podido experimentar en múltiples ocasiones la competición deportiva por antonomasia.

A partir de 2004, Jesús Rollán comenzó un calvario fruto del vértigo que le produjo la salida del circuito profesional y su reinserción en el mundo civil. Es por estas fechas cuando verdaderamente Rollán comenzó a aflorar a su circulo más cercano sus graves problemas con las drogas y con el alcohol. A pesar de lo dicho, desde este blog, queremos hacer prevalecer su calidad humana y la confianza que derrochaba a sus compañeros, pues no somos jueces y por la misma razón, no juzgaremos los actos de una persona.
Los que formaron parte de su círculo interno han recalcado siempre la entrañable persona que fue. Unos y otros le recordarán de una manera u otra, pero todos, absolutamente todos, recordarán a Jesús Rollán como aquel arquero que defendió su portería con reflejos felinos, piernas fuertes y cabeza fría.

Por X1

Vídeo especial de Jesús Rollán

rollan

12 Comments on Jesús Rollán, ‘mi pequeño homenaje’

  1. Sii grande como deportista pero ” “¡inmensamente” + grande”!!, como ser humano: daba todo y se daba a si mismo..Se le hacia pequeño este mundo..
    Quien te creo sin ti que descanses con Él conforme a tu grandeza.
    Te queremos hasta la eternidad

  2. Fantàstica articulo-ljbljana.htm y ejemplo a se seguir por los pequeüos waterpolistas

  3. Bonito homenaje! Siempre le recordaremos joven y alegre, para él el tiempo no pasará, y la vejez jamás lo alcanzará.

Los comentarios están cerrados.