El Rapto de Europa de Boucher ( Parte I )

 

images[9]La pintura que mostramos hoy  se trata de una obra que no debería colgar en la pared de un museo sino que debió de ejecutarse seguramente para Versalles o algún palacio de recreo de Luis XV,  y fuera para uno de estos lugares, como regalo a su amante la marquesa de Pompadour. De hecho el gusto de ésta determinaba la decoración de los salones y los tocadores en los que recibía a su real amante. Dicho estilo se conoce como estilo Pompadour o rococó.

El rapto de Europa es un ejemplo típico de esta tendencia. El cuadro se pintó para un concurso convocado en 1747 entre los pintores más famosos de Francia por el director de los Edificios Reales ( tío de la Pompadour ). Todas las obras presentadas, de formato enorme y temática insigne de la historia y la mitología, debían ser adquiridos por la corona.

Zeus, el padre de los dioses, para poder acercarse a la bella Europa, una de las hijas de Agenor, el rey de Tiro, sin que su celosa esposa se diera cuenta, se transformó en un gran toro blanco y se aproximó a la orilla del mar donde se encontraba Europa con sus compañeras de juego. Consiguió ganarse la confianza de Europa mediante su belleza y dulzura transformadose en un gran toro. Europa se sentó en su lomo y sus compañeras rápidamente le trajeron flores. Pero de repente, el dios dio un salto, raptó a la princesa y se la llevó a Creta por mar. Divinidades con cola de pez observan la escena, mientras que un grupo de putti desnudos agitan el velo y la antorcha de boda.

El gran seductor se muestra dócil en la escena, atado con una cinta de seda azul, con los cuernos pulimentados y las pezuñas juntas, en actitud devota. Pero se relame lascivamente, con lo que revela su verdadera naturaleza. Siempre se ha asociado al toro con la fuerza, la potencia y lo salvaje: los reyes sumerios se denominaban a si mismos “toro salvaje” y adoraban a un dios con  apariencia de toro.

El mito del rapto debió de forjarse en Creta, donde se desarrolló un culto al toro que se concretaba en sacrificios y rituales de fertilidad. Zeus recuperó allí su forma humana y se casó con la hija del rey, que le dio dos hijos, entre ellos Minos, futuro rey y padre del Minotauro, el monstruo con cabeza de toro y cuerpo humano.

El insaciable dios se lanzó pronto  a nuevas conquistas y Europa pasó a ser la esposa del rey de Creta. Luego se la veneró allí como diosa y finalmente se convirtió en la patrona del continente.

Este tema de Europa sobrevivió gracias al poeta latino Ovidio, quien recuperó dicho mito. En sus Metamorfosis nos relata varios pasajes de la vida de Zeus entre otras historias.

En 1732 apareció una traducción francesa de la obra de Ovidio que confirmó nueva popularidad al mito. Toda persona culta debía conocer la historia de los dioses y de los héroes. El estudio de los autores latinos constituía una de las bases de la educación no sólo en Francia sino en toda Europa. Francia marcaba la pauta en la Europa del siglo XVIII en lo que al arte se refiere.

Boucher pintó su primera Europa en 1734 y muchos de sus contemporáneos también habían representado este tema. Dos obras del pasado podían verse en el Palais Royal de Paris: El Rapto de Europa de Tiziano pintado en 1559 y una copia de El Rapto de Europa de El Veronés del año 1580.

 

 

( VÍDEO DEL PINTOR BOUCHER )

Article written by

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta