Article written by

11 Respuestas

  1. Jose
    Jose el a las | | Respuesta

    Un cuento que ha marcado a muchas generaciones, donde la inocente Caperucita lleva comida a su abuelita y el lobo feroz intenta por todos los medios comerse la comida y a ambas…

  2. Aia
    Aia el a las | | Respuesta

    Caperucita roja iba por el bosque llevando un regalo para su abuelita.El lobo que observaba lo tonta que era, apresuró sus pasos y con engaños se comió a la abuela.
    Cuando Caperucita llega,también es devorada.
    El cazador descubre al lobo, le corta la panza, saca a la niña y a su abuela,coloca piedras en la panza del lobo y lo tira al rio.

  3. ANA
    ANA el a las | | Respuesta

    Un cuento sin igual…!!!kien no ha contado este cuento a sus hijos o algun sobrino o nieto….????? y se a convertido en lobo….k orejas tan grandes tienes…!!!! ja ja

  4. lenia nogueiro
    lenia nogueiro el a las | | Respuesta

    Del cuento original recuerdo muchas cosas: al lobo, el cazador, a caperucita y su abuela… Tambié esa frase tan mítica e inolvidable “Abuelita para qué son esos dientes tan grandes? Para comerte mejooooorrr!”
    Pero sobre todo recuerdo que siempre que de niña me contaban o leía el cuento pensaba “¿Cómo puede caber la abuelita dentro de la tripa del lobo?”
    Es uno de los mejores cuentos, siempre me gustará!

  5. carmen
    carmen el a las | | Respuesta

    abuelita, abuelita… que dientes mas grandes tienes!!!
    – Para comerte mejorrrrrr, dijo el lobo saltanto sobre la dulce caperucita…

    De niños nos ha encantado a todos el cuento y ahora de mayores, lo repetimos una y otra vez a nuestros hijos.

  6. Pilar
    Pilar el a las | | Respuesta

    El primer cuento “serio” que me regalaron, cuando aun no sabia leer, de manera que obligaba a todas las visitas de casa a leérmelo una y otra vez hasta que lo aprendí de memoria.

    Los adultos, aburridos sin duda de tanta relectura, intentaban escamotearme algunos párrafos para asi llegar antes al final. Pero nunca conseguían su objetivo, ya que, como digo, la había memorizado y no toleraba ningún recorte.

    Era una edición de Ferrandiz, con sus dulces dibujos, texto en verso y orzita de miel colgando del brazo de Caperucita. Aún lo conservo, con las paginas algo ajadas por el tiempo pero como uno de mis tesoros infantiles.

  7. Jessica
    Jessica el a las | | Respuesta

    El primer cuento de Caperucita roja que pasó por mis manos fue el que ofrecía planeta de agostini en una maravillosa colección de videocuentos infantiles. Caperucita no podía faltar como un clásico como es. Me encanta y siempre ha sido mi cuento favorito por muchas razones; la entrañable niña juiciosa que hace caso de su madre pero que le puede la curiosidad, la astucia del lobo y el afán que al final logra que caiga y la tierna abuelita, pozo de sabiduría, dulzura y sosiego.

    Un saludo

  8. Igor Nabarro brea
    Igor Nabarro brea el a las | | Respuesta

    Yo recuerdo que su Madre Le dejaba cruzar el bosque a ella sola para que fuera a visitar a su abuelita , y que a los niños nos lo contaban y no nos extrañabamos de nada. Ahora en cambio los niños no pueden ir solos ni hasta la esquina . A cualquier niño que le cuentes que caperucita cruzaba un bosque lo único que te dira es: y sus Padres le dejaban ir sola ?

  9. Evita
    Evita el a las | | Respuesta

    Lo recuerdo todo!!! No habré leído veces el cuento.
    Pero lo que más recuerdo es una ilustración que venía en el libro, con el lobo vestido de abuelita con camisón y gorro de dormir 😀

  10. David González
    David González el a las | | Respuesta

    Jajaja, claro que me acuerdo de todo el cuento ¡y quién no! pero a diferencia de contarselo a los niños yo les contaba a las “niñás” ( o no tanto…) eso de “para comerte mejor!!!!”, jajaja. Lo que recuerdo con mucho cariño era cuando lo escuchaba en disco ya que de pequeño, además de los libros, tenía casi todos los cuentos en discos y de ello siempre recordaré la voz del lobo…
    Ahora veremos esta nueva versión a ver qué tal…

  11. Nuria
    Nuria el a las | | Respuesta

    Recuerdo a mi ama sentada en mi cama, con aquel viejo cuento en sus manos y lleno de dibujos. Me hacia gracia la cara del lobo, con sus ojos saltones. Aunque la verdad nunca entendí como llenaron de piedras la tripa del lobo sin que este se diera cuenta, pero claro, sino como se iba a caer al pozo…

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta