Gwyneth Paltrow la más odiada de Hollywood