Primer día de la selección Euskal Herria en tierras andinas

El combinado vasco navarro inició su expedición al Perú en la tarde del martes en el aeropuerto de Bilbao. Tras una escala en Madrid, puso rumbo a Lima en un largo vuelo de 12 horas. Con una diferencia horaria de 6 horas y un notorio cambio de temperatura que superaba los 25 grados, la selección fue recibida por los organizadores del Torneo para llevarlos al hotel donde se hospedaban.

La mañana sirvió para reconocer el terreno, ver un poco la costa limeña y establecer el cambio de divisas oportuno. Por la tarde, a los de Joan Albella les esperó dos horas de entrenamiento para soltar el cuerpo tras el largo viaje desde Euskadi hasta Perú. El entrenamiento se realizó en conjunto con las selecciones de Perú y Antioquia y, concluyó el mismo con una serie de partidos para testar a los rivales.

El conjunto local dirigido por el cubano Tony Luque,con un equipo joven y en plena progresión, jugó contra la escuadra cafetera de Joan Jané y, éstos a su vez, contra Euskal Herria. Sin marcador, se pudo observar que será un torneo provechoso para los interés de todas las selecciones. Para los latinoamericanos una oportunidad buena de cara a su puesta a punto para sus próximas citas oficiales a nivel continental y para Euskal Herria la oportunidad de codearse con selecciones internacionales y demostrar el buen hacer del waterpolo vasco navarro.

El día hoy tendrá la misma dinámica. Entrenamientos conjuntos a la mañana y a la tarde con la incorporación de la cuarta nación participante en el Torneo, Uruguay. El día de hoy concluirá con la visita de la selección a la Euskal Etxea de Lima donde los emigrantes vascos residentes en la capital peruana ofrecerán una bienvenida a los jugadores de waterpolo de su tierra.