Lás crónicas de AJD: ASKARTZA – METROPOLE 8-5

PRIMERA DIVISIÓN NACIONAL
ASKARTZA – METROPOLE 8-5 (2-0,2-2,3-3,1-0)

La vuelta al cole después de unas largas vacaciones siempre es dificil. Lo notaron los dos equipos con problemas para coger el ritmo en un partido a ráfagas. Al arranque en tromba de Askartza con 4-0, contestaron los canarios con un 0-3, para que al final se impusiera la mayor contundencia de los de Joan Albella.

Mikel Flaviano ganó el primer sprint de la temporada. Fue una premonición de su actuación. Tras derrochar un puñado de remates – David, Xabi, Eneko, Alfredo para los de casa y Natxo, Rafael, Santiago de los visitantes – sin encontrar el camino al gol, Flaviano soltó este latigo que tiene enroscado en su brazo derecho 1-0. A los canarios les faltó resolución y acierto en sus primeras oportunidades de gol. Askartza defendía con orden y Esteban estaba en su sitio. Apareció entonces la sociedad Flaviano-Hector Ríos, los dos jugadores más eléctricos en este inicio del juego. El de Hospitalet aprovechó una asistencia magistral del leioztarra para marcar en el palo, de hombre de más 2-0.
Sin ser exigido al límite, Askartza, con más pericia que su rival, siguió dominando en el segundo. Lo demostró con un gran bloqueo de Xabi Orozco que dejó espacio libre a Isaías para marcar el tercero de pase del atento quarterback David Estallo 3-0. No tardó Eneko a sumarse a la fiesta de los suyos, materializando un uno más 4-0!

Hasta este momento el ritmo de juego no era precisamente alto de lo que se aprovechó el equipo con más recursos en ataque estático. Pero de repente ha cambiado el libreto del partido. Los canarios buscaron la reacción, apoyandose en una de sus virtudes: la movilidad. Aumentaron la velocidad en sus constantes cambios de posiciones, abriendo huecos para sus tiradores. Así Rafael Parras sorprendió por fín a Esteban Yañez 4-1. Poco después en otro lanzamiento visitante, el rechace del argentino fue empujado delante de la línea de gol por Oscar Cubero 4-2. Con este marcador se llegó al meridiano del choque.

Los de Hugo Durán siguieron apretando a la reanudación del juego. Desaprovecharon una superioridad, pero su insistencia obtuvo premio: un penalti, cometido por David. Rafa Parra lo transformó para poner a su equipo en el cogote de Askartza 4-3. El equipo de Joan Albella que se había diluido con el paso de los minutos necesitaba urgentemente volver a las sensaciones iniciales. Y quién sino para cortar la racha negativa que el gran desatascador Mikel Flaviano. Marcó desde el perímetro con plasticidad y elegancia 5-3. Otro que es capaz de orientar al equipo en momento de dudas, Eneko Orozco, siguió su ejemplo y de la retaguardia deslizó el balón por debajo del brazo de Daniel Darias 6-3. Ni que decir tiene que este golazo dio mucha confianza a su equipo que acababa de ver las orejas del lobo y ahora se sentía otra vez al abrigo. El gol visitante de Santiago Quintana, a la primera de pase de Rafael 6-4, no pudo cambiar otra vez el rumbo del encuentro. Isa encontró con un pase parabólico al escurridizo Xabi Perez que remató a placer para 7-4. Los canarios luchaban para no descolgarse definitivamente en el marcador y los dos protagonistas del cuarto gol de Metropole, lo fueron también, intercambiándose los papeles, en el quinto 7-5.

Un rápido gol en el inicio del último cuarto, podría meter a Metropole en el partido, pero los isleños pecaron de impericia en las pocas ocasiones que creaban. Hay que decir que la defensa de Askartza no les dio muchas opciones. Fue la parte más sosa del partido. En estas circunstancias un gol de Xabi Orozco desde segunda línea dictó sentencia definitiva 8-5. A partir de este momento la expedición canaria estaba más preocupada para no perder su vuelo a Las Palmas (salía solo una hora después de acabar el partido) que a intentar a acercarse en el marcador a su contrincante. Askartza ganó los tres puntos sin entusiasmar a su público, pero firmaría, sin dudar, un tal inicio de la liga.
AJD