Amberes 1920. Las primeras olimpiadas para España

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) dejó asolada al viejo continente. Los campos quedaron devastados y el coste en vidas humanas fue incalculable. La que se supone que iba a ser la guerra que terminaría con todas las guerras sólo fue el entrante de que lo años más tarde sucedió con el desencadenante de la invasión alemana a Polonia el 1 de septiembre de 1939.

España permaneció neutral en aquella contienda y sólo se limitó a enviar ayuda humanitaria a pesar de que el país estaba dividido políticamente entre germanófilos y aliadófilos. Cuando el ruido de los fusiles cesó y se dejaron de asaltar trincheras, Europa trató de volver a la normalidad. Y como no, el deporte era una herramienta imprescindible para esos menesteres por su popularidad. De modo que el Comité Olímpico Internacional decidió volver a organizar los JJOO que en 1916 se cancelaron por motivo del conflicto.

Así, en 1920, la ciudad de Amberes albergó sus primeros Juegos. No era una casualidad que fuese esta ciudad belga la que acogiera a los deportistas pues fue una de las ciudades asediadas por la contienda, considerada como ‘ciudad mártir’ por todo lo que tuvo que paliar durante el sitio que sufrió en los años de guerra.

10 001a
Lugar donde transcurrieron los partidos. / Waterpolo Legends

El lugar donde se desarrollaron las disciplinas acuáticas fueron en un estadio habilitado en uno de los fosos de las fortificaciones de la ciudad. Si tuviéramos que definir en una palabra aquellos juegos sería la de sobriedad pues las arcas de los países europeos estaban exhaustas después de años de conflicto y trataron de aprovechar lo ya existente para dar cobijo a unos deportes que también estaban mermados por cuatro años de contienda. Algunos deportistas no se libraron de servir a la patria y muchos de ellos, murieron en actos de servicio.

Para la selección española de waterpolo fue su primera cita en el evento deportivo por antonomasia. Tras muchas gestiones, el equipo, compuesto exclusivamente por jugadores del Club Natació Barcelona, contrató al sueco Albert Berglund para dirigir a la escuadra.

12 001a
Público que asistió a la piscina. / Waterpolo Legends

Según Juan Antonio Sierra Puerto, España quedó emparejada contra Italia en su primer partido y se jugó en un día “glacial, con fina lluvia y el agua a 12 grados”. Al término del tiempo reglamentario el marcador reflejó empate a un gol entre ambas selecciones, así que todo se resolvió en la prórroga. Pero los italianos al parecer, no se volvieron a echar al agua debido al frío así los españoles, que si lo hicieron, pasaron la eliminatoria.

El siguiente encuentro se jugó contra Gran Bretaña que no dieron ninguna opción a los españoles pues quedaron 0-8 (0-9 según otras investigaciones), para posteriormente ser derrotada también por Estados Unidos (0-5).

De esta manera, España cerró su primera etapa olímpica con un meritorio séptimo puesto compartido con Holanda.

Los ocho components de España:

Manel Armangué i Feliu, Ramón Berdomás i Llunell, Francesc ´Paco´ Gibert i Riera, Lluís Gibert i Riera, Josep Fontanet i Petit, Enrique Granados Gal (hijo del célebre compositor), Alfons Tusell (debut olímpico con 14 años, record) y Antonio Vila-Coro i Nadal.