Primera Nacional: Claret Askartza – CN Premiá, 10-11 (4-3, 2-2, 2-4 y 2-2)

Askartza – Premia  10-11 (4-3,2-2,2-4,2-2)

Cruel derrota de Askartza con gol visitante en el último segundo de un choque  que los de Javi Cortés controlaban con comodidad: 3-1,6-3,8-5, pero su inexplicable descalabro en  la mitad del tercer cuarto, permitió a Premia con un parcial de 0-5 a tomar el mando del partido y llevarse los tres puntos en un final de infarto.

Como un club señor, Askartza accedió a la solicitud de Premia para jugar el partido a las 14,30 y facilitar así su viaje de regreso a la ciudad condal. Una hora poco habitual para los claretianos (solo un antecedente ante Horta por el mismo motivo) y que restó mucho público en la mítica pileta. Los de casa salieron muy motivados por su victoria a domicilio ante Montjuïc y tomaron rápidamente ventaja 3-1 (Jon Agirre, Iñaki Admiraal y Edu Perez; Victor Roque). Sin embargo les faltó concentración en su defensa zonal para cerrar los pases hacia el hábil boya catalán Aniol Valera, que aprovechó dos descuidos para empatar 3-3. No obstante Askartza llegó al primer descanso por delante del marcador 4-3, gracias a un obús de Daniel Seymour a un segundo del fin del primero.

Askartza volvió a ser más activo en el inicio del segundo y logró el premio de su insistencia con dos tantos de Xabi Orozco e Isaías Fernández 6-3. La primera ventaja de 3 goles sirvió de tranquilizante para bizkainos que bajaron el ritmo y vieron como su rival se acercaba otra vez en el marcador, con dos lanzamientos exteriores de Pau Sole y Marc Letosa: 6-5. El portero de Askartza Enrique Cruz evitó el empate de hombre de más para Premiá. Fue el segundo aviso a los de Javi Cortés para no bajar la intensidad defensiva cuando estaban por encima en el marcador.

El comienzo del tercer cuarto fue calcado a los dos primeros: Askartza salió con ganas de sentenciar e iba camino de hacerlo. El boya Xabi Pérez recibió, giró a su marcador y provocó un penalti que transformó Daniel Seymour 7-5. Acto seguido los anfitriones defendieron bien una inferioridad (gran bloqueo de Becerra) y el contraataque consiguiente culminó Iñaki Admiraal para el 8-5. Los bizkainos se sentían cómodos y gustándose. Creaban peligro en cada aproximación a la portería rival. Xabi Orozco de falta frontal, cerca  la línea de 5 m – parecido a un penalti – estalló el balón al larguero, el rebote cayó en la línea de gol, pero no quiso entrar (podría ser la sentencia con 9-5).

Hasta este 8-5 en el tercer período, Askartza tuvo un plácido partido; cuando apretaba, se iba en el marcador. Fue el partido que Askartza quería. Premia había acudido a Leioa con varias bajas de jugadores importantes (Sutalo, Alberto Merino, Pablo Murilla) y en estas circunstancias los anfitriones saboreaban ya los tres puntos. Lo que pasó después no se lo esperaba nadie. Creo que no soy el único que sigue buscando dar una respuesta lógica al inesperado descalabro del equipo local que se produjo a continuación, aunque mucho tiene que ver la actitud del equipo de Xavi Juliá.

Dos rápidos goles visitantes de Pau Sole y Marc Letosa, totalmente evitables con marcajes más intensos, redujeron la diferencia en el marcador de tres a un gol: 8-7. Algo que ya  había ocurrido en este partido. Pero tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Los de casa intentaron apretar y recuperar su ventaja, pero esta vez las intenciones se quedaron solo en eso: en intenciones. Cada uno hacía la guerra por su cuenta con remates al limbo y atrás más de lo mismo: inseguridad. Premiá a lo suyo, empató 8-8 y tomó su primera ventaja en el partido 8-9 en dos superioridades, materializadas por Pau García y Ramón Albero. El desparpajo de la juventud  hizo olvidar a las bajas en las filas de Premia del Mar.  La desgracia se cebó con el equipo de Javi Cortés al ver  su máximo exponente en ataque Xabi Orozco la tarjeta roja, junto con el catalán Ramón Albero.

Askartza salió con rabieta para dar la vuelta a los acontecimientos en el inicio del último cuarto y Xabi Pérez provocó su segundo penalti.  Daniel Seymour se encargó de nuevo a tirarlo, pero el portero catalán Oscar Romero adivinó la dirección y  desvió su lanzamiento. Askartza había perdido estabilidad a nivel mental. Se buscaba la potencia antes que colocación, aparecieron los pases defectuosos y el equipo se cargaba de expulsiones. Lo aprovechó Premiá confirmando su alta eficacia en las superioridades numéricas (45%), mediante el lanzamiento certero de Albert Llovera 8-10 a 5 min. del final. Momento crítico para los de Javi Cortés que a diferencia de sus rivales se veían por primera vez con dos goles abajo. Además el americano Seymour vió la bandera roja por su tercera falta personal y Askartza se quedaba sin sus dos exDivisión de Honor. Javi Cortés pidió TM y parecía en la reanudación del juego que había tocado las teclas adecuadas para hacer reaccionar a su equipo. Primero Xabi Pérez empujó adentro en la línea de gol un rechace de la vaselina de Jon Agirre: 9-10. Luego la  buena defensa en inferioridad lanzó un contraataque que acabó Héctor Ríos 10-10 a 2 min. del final.

Los últimos compases del juego fueron a tumba abierta, un correcalles en que podía ganar cualquiera. La clave fue el portero visitante Oscar Romero que detuvo dos lanzamientos – uno de Isa Fernández en un uno más de Askartza y otro a bocajarro de un revés de Xabi Pérez.  Y cuando quedaban menos de 20” Premiá dispuso de su última superioridad y Pau García se encontró con el remate soñado a un segundo del final del choque para colocar el definitivo y sorpendente para muchos 10-11. Con un enfoque pragmático de brega y más coraje competitivo que su rival, los de Xavi Juliá se llevaron merecidamente los tres puntos para Premia del Mar.

 

AJD

1 Comment on Primera Nacional: Claret Askartza – CN Premiá, 10-11 (4-3, 2-2, 2-4 y 2-2)

Los comentarios están cerrados.