España – Alemania 12-6; Con la mosca detrás de la oreja

España – Alemania 12-6,  (1-1,6-3,3-0, 2-2)

España se impuso con suficiencia a Alemania, un equipo que dio muchos sustos a Italia y Croacia en el Mundial en Gwangjiu. Con la mosca detrás de la oreja y de menos a más, los de David Martín superaron a los teutones en la segunda y la tercera parte y ya pensaban en Serbia en la última.

Al gran gol de boya de Miguel Del Toro, revolviéndose y colocando el balón a la esquina 1-0, contestó Alemania con tanto de Denis Strelezkij, cuyo remate desviado por el bloqueo de Felipe Perrone engañó a Dani López Pinedo 1-1. El empuje de los de David Martín, en el resto de esta primera parte, no encontró premio por la falta de precisión en los tiros de Tahull, Mallarch, Sanahuja y Larrumbe, a lo que hay que añadir un gol anulado por Boris Margueta a Alberto Munárriz por adelantarse en la falta fuera de los 6 m.

En la segunda parte los vicecampeones del mundo se lanzaron a por la yugural de se rival y Alvaro Granados de gran asistencia de Adriá Delgado, Alberto Munárriz de “peladilla” y Adriá Delgado, con un remate impecable, pusieron agua por medio 4-1. Un mal repliegue en defensa permitió a Julian Real a reducir distancia 4-2. Poco después Alvaro Granados materializó una doble expulsión rival (portero incluido) 5-2. Denis Edner devolvió un gol de superioridad 5-3. Al rato de nuevo Granados, muy fino en su lanzamiento, perforó la red rival 6-3. Miguel Del Toro sigue creciendo como boya y entre dos adversarios les ganó la posición con balón en la mano, encaró al portero y provocó un penalti, transformado, como no, por Alvaro Granados 7-3. Al filo del descanso otro remate desviado de Lucas Gielen despistó a un muy seguro Dani para 7-4.

El tercer período los de David Martín lo bordaron en defensa; Dani hizo el resto y los alemanes se quedaron sin mojar. Arriba España no arriesgaba, buscó el ataque posicional y el orden en el repliegue y paulatinamente subió el marcador. Alberto Munárriz de uno más, rompiendo por encima del portero 8-4, Alvaro a la primera de un cambio de lado – patente de Felipe Perrone 9-4 y Adriá Delgado de otra jugada de improvisación y sorpresa 10-4.

Con el partido ya encarrilado, España se dedicó en el último cuarto a economizar fuerzas y dar minutos a todos, incluso al segundo portero Eduardo Lorrio. Un fallo en la toma de posiciones en defensa en un repliegue ocasionó el quinto gol rival de Ben Reibel 10-5. El alemán marcó a placer, inexplicablemente solo en pos. 5º y con tiempo de recibir, amagar y chutar. De estos fallos en ordenarse atrás, después de bajar en defensa, vimos varios en este campeonato, incluso en el gol del empate de Hungría en los últimos instantes de aquel choque importante que privó España de una victoria. El gol alemán provocó un pequeño bache en el juego de los de David Martín que aprovechó Julián Real para anotar para 6-10. Pero España se repuso rápidamente y Alberto Munárriz de remate implacable de falta directa de 6 m. subió el marcador 6-11. Hubo tiempo para que Felipe Perrone demostrara su pericia, escapándose “a lo indio” de su marcador y con la asistencia de Eduardo Lorrio marcara para 6-12.

Y el miércoles visita al dentista – Serbia, con toda su artillería pesada, en cuartos de final. ¡Suerte, últimamente no duele tanto!

AJD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*