Tras el rastro

Los cazadores guipuzcoanos se manifestarán este domingo en Donostia

La Federación Guipuzcoana de Caza ha convocado el próximo 5 de mayo una manifestación en Donostia-San Sebastián para mostrar su “indignación” ante la “inacción y dejadez” de algunas instituciones, “en especial” de la Diputación foral de Gipuzkoa, que en su opinión “ningunean” al colectivo.

Los cazadores guipuzcoanos llevan más de un mes de huelga, la primera de estas características que se convoca en el Estado, y han criticado que en este tiempo, “lejos de encontrar una actitud positiva por parte de la institución foral, no se ha recibido una sola llamada al diálogo para buscar soluciones”.

Según han explicado, la convocatoria de la marcha se aprobó por unanimidad en su Asamblea, así como por 110 sociedades y 69 cuadrillas de caza mayor guipuzcoanas.

La manifestación recorrerá las calles donostiarras hasta terminar en la plaza Gipuzkoa, ante la sede de la Diputación foral.

Los organizadores calculan que será “aún más multitudinaria que la del 15 de abril del año pasado, cuando reunió a unas 10.000 personas”.

El colectivo, que agrupa a más de 20.000 practicantes en el territorio, ha denunciado que se ve perjudicado por “la inacción” de las distintas administraciones competentes y por “la deriva animalista de muchos partidos políticos”.

En ese sentido, ha explicado que huelga que han realizado durante el mes de marzo ha afectado sobre todo a la caza mayor (jabalís y corzos), “con las importantes consecuencias que conlleva ante la superpoblación de jabalíes, que afecta a todo el Norte de España, no solo a los agricultores, sino también a la seguridad en las carreteras e incluso se dan casos de presencia de estos animales salvajes en cascos urbanos de las ciudades”. Según han apuntado, debido a la huelga de Gipuzkoa, “se han dejado de cazar cerca de 500 ejemplares”.

Los cazadores han señalado que ven “amenazada” su actividad con su prohibición en el monte Ulía, entre los municipios de San Sebastián y Pasaia. Una sentencia del Tribunal Supremo de 2017 consideró fuera de la legalidad dicha prohibición.

“Sin embargo, la Diputación, lejos de acatar esa sentencia, trata de aplicar una nueva normativa que burla la decisión de los tribunales, para seguir prohibiéndola y la Federación Guipuzcoana de Caza se ha visto obligada a presentar de nuevo un recurso”, han informado.

El colectivo ha asegurado que ha intentado “buscar soluciones” pero se ha encontrado con unos partidos políticos “alineados con las posturas más intransigentes del ultraecologismo y animalismo radical” y “nada sensibles con el mundo rural, que tratan de aplicar estándares urbanos al ámbito natural”.

Además, han recordado que llevan cuatro años esperando a que la Diputación firme un nuevo convenio de caza mayor.

“Esta dejadez trae consecuencias negativas porque esta actividad se encuentra en un limbo que impide, entre otros aspectos, fijar indemnizaciones cada vez que se produce un daño en campos agrícolas provocados por jabalís, con los consiguientes perjuicios para los baserritarras”, ha advertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *