Tras el rastro

Suscripción

Jabalís provocan daños que obligan a sembrar parcelas hasta tres veces en Cadreita

El Ayuntamiento de Cadreita (Navarra), agricultores de la zona, la sociedad de cazadores y el Sindicato de Riegos han mantenido una reunión para estudiar los “destrozos en los campos” provocados por los jabalís y han decidido tomar medidas legales para reclamar por los mismos al Gobierno riojano.

Según indican en un comunicado, los animales proceden de una reserva natural del municipio de Alfaro (La Rioja) y han causado daños en parcelas de maíz y trigo, algunas de las cuales han tenido que ser sembradas hasta tres veces.

Los asistentes a la reunión acordaron además realizar un estudio sobre la posibilidad de colocar trampas para cazar a los animales sin matarlos, tal y como ha propuesto la empresa Comertu, especializada en captura de animales silvestres.

La caza puede ayudar a la conservación de las especies, según una revisión de 1000 estudios

Pasa de palomas en Etxalar. Foto: Joxe Zubieta

Pasa de palomas en Etxalar. Foto: Joxe Zubieta

La caza recreativa, especialmente la de especies carismáticas por sus trofeos, genera preocupaciones éticas y morales al tiempo que se defiende con frecuencia como una forma de conservar la naturaleza y apoyar los medios de vida de la población local. Una revisión de 1000 estudios realizada por científicos conservacionistas apunta ahora a que esto puede ser así.

En un nuevo artículo publicado en la revista One Earth, científicos de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, y la Universidad Flinders, en Australia, han revisado más de 1.000 estudios sobre caza recreativa, en lo que constituye el primer intento de resumir la literatura científica que examina la biodiversidad y los efectos sociales de la caza recreativa a nivel mundial.

El coautor principal, el profesor asociado de la Universidad de Helsinki, Enrico Di Minin, dice que, si bien puede parecer contradictorio, hay evidencia que sugiere que la caza recreativa puede generar beneficios ambientales y sociales.

Su colega de la Universidad de Helsinki y coautor principal, el doctor Hayley Clements, añade que se necesitan más análisis para comprender cómo y por qué la caza recreativa puede funcionar para bien, y en qué áreas puede ser perjudicial.

Por su parte, el profesor de la Universidad de Flinders, Corey Bradshaw, resalta que se trata de una paradoja que se dirige al corazón de los pros y los contras de la caza recreativa.

“Por un lado, la caza recreativa puede reducir el número de animales individuales en una población, mientras que, por el otro, desviar la tierra del desarrollo agrícola o de otro tipo a áreas de caza prioritarias puede beneficiar a ecosistemas enteros”, explica Bradshaw, quien dirige el Laboratorio de Ecología Global de Flinders.

La investigación sobre la caza se ha centrado principalmente en el comportamiento y la dinámica de la población de grandes mamíferos en América del Norte, Europa y África.

Sin embargo, el doctor Clements puntualiza que aún faltan pruebas para responder las preguntas urgentes de por qué la caza contribuye a la conservación sostenible de la biodiversidad en algunos lugares y no en otros.

“Dos tercios de la investigación sobre caza se centra en mamíferos. El ciervo rojo, el venado cola blanca, el jabalí, el alce y el león son los más estudiados. De estas especies, solo el león es motivo de preocupación para la conservación, con muchas recomendaciones sobre cómo se puede hacer sostenible la caza mediante cuotas o límites estacionales”, resume el doctor Clements.

Aproximadamente 1.394.000 km2 de tierra están dedicados a la caza de trofeos en África subsahariana, sin embargo, hay poca investigación sobre la eficacia de estas áreas en la conservación de ecosistemas y cómo las comunidades locales se benefician de la caza.

El profesor asociado Di Minin, que dirige el Laboratorio de Ciencias Interdisciplinarias de la Conservación de Helsinki, sostiene que la investigación futura debería centrarse en la contribución de la caza recreativa al logro de los objetivos sociales y de biodiversidad.

“Hemos esbozado una agenda de investigación para evaluar el papel de la caza recreativa en diversos sistemas socioecológicos y considerar los valores y necesidades de la población local. La necesidad de tal evidencia es urgente dada la disminución del número de cazadores recreativos en algunas regiones y la creciente oposición a la caza de trofeos en otras”, advierte el profesor asociado Di Minin.

El lobo y sus múltiples vertientes e implicaciones

Un lobo. Foto de archivo: Pixabay.com

Un lobo. Foto de archivo: Pixabay.com

La Comisión Estatal de Patrimonio Natural del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO) propuso el jueves 4 de febrero la inclusión de todas las poblaciones de lobo existentes en España en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, por lo que automáticamente dejará de ser considerada especie cinegética.

La propuesta fue presentada por el a la Comisión y requirió de una doble votación porque en la primera se llegó a un empate. Finalmente, una mayoría simple, necesaria para adoptar la decisión, le dio el visto bueno, con lo que se homogeneiza el estatus de las poblaciones de lobo en todo el territorio nacional. Hasta ahora, ya estaban incluidas en el listado las poblaciones de lobo al sur del Duero. Sin embargo, seguía siendo especie cinegética al norte del Duero.

Cantabria, Asturias, Castilla y León y Galicia, todas ellas regiones con poblaciones de lobo al norte del Duero, han votado en contra de la propuesta. En cualquier caso, la propuesta ha salido adelante.

Esas cuatro comunidades autónomas, que alojan el 95% del Lobo Ibérico en suelo español, acudirán a los tribunales si el Gobierno de España aprueba la inclusión de este cánido en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), lo que prohibiría su caza.

“Análisis y debate previo”

Por su parte, el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra ha considerado que la propuesta de declarar el lobo como especie protegida por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITED) “debería haber contado con un análisis y debate previo”.Por ello, no votó el jueves la propuesta para incluir al lobo en el listado de especies protegidas debatida en la Comisión Estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad, según ha señalado en un comunicado.Ganadería extensiva

Organizaciones como ENBA integradas en ASAJA de la Cornisa Cantábrica y Castilla y León han advertido al Gobierno central de que “incrementar la protección del lobo es un ataque a la ganadería extensiva y al mundo rural”.

En un manifiesto conjunto, estas organizaciones consideran “un verdadero despropósito la decisión adoptada por varias comunidades autónomas en la comisión de patrimonio natural por una mayor protección del lobo”.

Además, han exigido al Gobierno central “que no materialice dicha fatídica decisión”. A su juicio, “no se puede hablar de apoyo a la ganadería extensiva y de un apoyo a la España despoblada impulsando medidas como ésta que son un verdadero cañonazo contra la línea de flotación de la ganadería extensiva, tanto ovino como bovino, y contra las políticas para evitar el despoblamiento”.

“Un día histórico”

Por su parte, Organizaciones como Ecologistas en Acción y WWF se han felicitado por la decisión. “Es un día histórico”, aseguran. Tras esta decisión, Ecologistas en Acción insta a las comunidades autónomas del norte del Duero que “desde hoy mismo dejen de matar lobos, que se persiga su caza ilegal y que colaboren con ganaderas y ganaderos en fomentar la coexistencia entre lobo y ganadería”.

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha lamentado que Gobierno y CCAA “abandonan al mundo rural” al incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, lo que supone la prohibición de su caza en toda España.

Los cazadores, que aseguran que la decisión de la Comisión de Patrimonio Natural se ha tomado por un único voto de diferencia, aseguran que esta decisión acabará con una gestión que “durante años ha funcionado y ha dado como resultado el aumento y la recuperación de sus poblaciones”.

59 ovejas muertas, en un solo ataque

El mismo jueves, un ataque de lobos que sufrió una explotación ganadera de ovino de la localidad zamorana de Villalonso, situada al Norte del río Duero en la comarca del alfoz de Toro, causó la baja de al menos 59 ovejas y cinco abortos de ovejas preñadas.

La organización agraria COAG de Zamora se ha hecho eco este sábado del ataque, que se produjo el pasado jueves, para mostrar su malestar con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico por su decisión.

La organización agraria ha recordado que de esa explotación dependen varias familias de ganaderos que exigen al Ministerio y al comité científico que avaló la decisión una explicación, y que justifiquen la necesidad de asentar el lobo en la zona.

 

Imputados tras cazar liebre con galgo en un día de fortuna, en Valtierra

Agentes de la Policía Foral ha imputado a varias personas por cazar liebre con galgo en un día de fortuna, con una nevada considerable en Valtierra, acción que han colgado en las redes sociales.

“Cazar liebre con galgo y en un día de fortuna es delito”, dice el cuerpo autonómico en su twitter.

Y añade que los hechos han ocurrido en Valtierra y que han sido “imputados tras colgar su hazaña en facebook”.

Álava aboga por mantener la caza del lobo para preservar el sector ganadero

Un lobo. Foto de archivo: Pixabay.com

Un lobo. Foto de archivo: Pixabay.com

El diputado de Agricultura de Álava, Eduardo Aguinaco, considera que “no es necesaria una protección adicional” para el lobo “a la que ya existe” actualmente y defiende mantener la caza para preservar al sector ganadero.

Aguinaco compareció el pasado 30 de noviembre en una comisión de las Juntas Generales de Álava a petición del PP para informar sobre la inclusión del lobo en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial y las afecciones que tendría para el sector ganadero alavés.

El diputado de Agricultura explicó que “se va a elaborar un nuevo texto de estrategia” ante la “oposición unánime” del sector ganadero y de las comunidades autónomas de Asturias, Galicia, Castilla León y Cantabria al borrador de la Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo en España elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica del pasado 18 de noviembre.

El Gobierno de España propone homogeneizar el estatus de protección de la especie a nivel nacional cuando actualmente se considera al lobo una especie amenazada solo en la mitad sur de la península.

Aguinaco aclaró que “al norte del río Duero” se puede cazar al lobo porque es considerado como “especie cinegética” y valoró la elaboración de un nuevo texto que “sea compatible con los planes de gestión” de las comunidades y cuente con la aportación del sector ganadero.

El diputado de Agricultura manifestó no ver “necesaria una protección adicional” para el lobo y abogó por respetar la decisión que se tomó en el Consejo Asesor de Conservación de la Naturaleza del País Vasco, Naturzaintza, en la que la decisión de introducir al lobo dentro del catálogo de especies amenazadas contó con “9 votos en contra por 6 a favor”.

“Un peligro” para la oveja latxa

A su juicio, si el lobo entra en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial supondría “un peligro” para la ganadería ovina y, concretamente, para la oveja latxa al ser la especie que “más sufre” los ataques del lobo.

Aguinaco no ofreció cifras sobre el número de ataques ni de denuncias presentadas en el territorio alavés al aducir que es el Departamento de Medio Ambiente quien “lo controla”.

El diputado de Agricultura manifestó que el lobo no está asentado en Álava al ser un “terreno difícil” para la especie y que los ataques provienen de lobos de Castilla y León donde la especie “está en clara progresión”.

Capturadas 118 docenas de torcaces en 15 días en Etxalar

Pasa de palomas en Etxalar. Foto: Joxe Zubieta

Pasa de palomas en Etxalar. Foto: Joxe Zubieta

Las palomeras con redes de Etxalar han terminado una temporada irregular por las consecuencias de la crisis sanitaria, en la que se han capturado 118 docenas de torcaces en los 15 de 50 días que dura la temporada en que se han podido poner la redes.

Para los cazadores, dicen en un comunicado, ésta ha sido una temporada “llena de altibajos, empezando con la lluvia de los primeros días y la caída de varios árboles estratégicos de las redes provocada por el fuerte”.

En cuanto a las visitas guiadas, explican, la crisis sanitaria actual “ha provocado una bajada muy importante en el número de visitantes, ya que sólo han participado un centenar, menos de la mitad de años anteriores”.

Destacan de todos modos que bastantes de ellos, en su mayoría navarros por el cierre perimetral de la comunidad, “tuvieron la suerte de ver en primer plano todo el trabajo que se realiza con las palomas”.

Y añaden que esta temporada no se ha podido realizar ni la Fiesta de la Tradición de Palomeras en septiembre, ni el domingo de palomeras, ni el sorteo de las 12 palomas vivas, ni el concurso gastronómico y tampoco se prevé la celebración de la comida anual de todos los palomeros del Pirineo.

Pese a todo, los palomeros dan las gracias “a todos los voluntarios que les ayudaron durante los días posteriores a la caída de los árboles principales de las redes, porque gracias a ellos se ha podido seguir adelante y lamentan la falta de interés por parte del ayuntamiento”.

Un puesto de Etxalar. Foto: Joxe Zubieta

Un puesto de Etxalar. Foto: Joxe Zubieta

El 15% de los perros abandonados cada año proceden de la caza

Setter arrazako txakurra basoan.

Un perro setter en el monte. Foto de archivo

Según un estudio de la Fundación Affinity, el 15% de los abandonos de perros cada año provienen de actividades cinegéticas “bien porque son considerados no aptos para cazar o por resultar imposibles para vender o intercambiar”.

El 85% de abandonos restantes se dan a manos de personas no cazadoras, y por múltiples motivos (camadas no deseadas, comportamiento del animal, factores económicos o pérdida de interés).

Pese a que el dato es bastante significativo, el colectivo animalista Libera instó el pasado octubre a la Administración gallega a prohibir el uso de canes en la práctica cinegética.

Libera cifró en 218.000 las personas que han firmado una petición favorable a que se prohíba el uso de perros en estas prácticas por la “crueldad” que representan estas modalidades.

Asimismo, también señalan la existencia de otras investigaciones que relacionan a los perros como potenciales difusores de enfermedades en otros animales domésticos y en la fauna silvestre.

“No existe ninguna justificación para mantener la caza con perros como una actividad legal”, señalaron los animalistas.

Fallece un cazador tras sufrir un infarto en el monte Urastegi de Oñati

Un cazador de 63 años ha fallecido este domingo tras sufrir un infarto el monte Urastegi de Oñati (Gipuzkoa), ha informado el departamento vasco de Seguridad

Según esta fuente, sobre las 08:00 horas el hombre ha comenzado a sentirse indispuesto, por lo que un compañero ha dado aviso al servicio de emergencias SOS Deiak.

Una ambulancia medicalizada y varias patrullas de la Ertzaintza han acudido al lugar, así como una dotación de bomberos, un helicóptero de la Ertzaintza y otro de Osakidetza.

Los servicios de rescate desplazados han intentado estabilizar al afectado, aunque sus esfuerzos no han tenido éxito y el hombre ha fallecido.

Animales en la carretera, peligro de atropello: Qué hacer y qué no

Hiru basurde Sunbillan (Nafarroa). Artxiboko argazkia: Josetxo Apezteguia

Hiru basurde Sunbillan (Nafarroa). Artxiboko argazkia: Josetxo Apezteguia

Un 88% de los conductores del Estado español aseguran haberse encontrado un animal en mitad de la vía, en mayor medida animales salvajes, lo que refleja una situación que parece ser demasiado común entre los conductores, y un factor de riesgo de accidente muy importante.

Así lo revela un estudio elaborado por el RACE para alertar del peligro de atropello de animales en España, en el que pregunta a 1.000 conductores.

Según el informe, más de la mitad de los conductores ha sufrido alguna situación de riesgo al volante derivada de la presencia de un animal en la carretera. Entre ellos, un frenazo (73%), volantazo (50%), la necesidad de invadir el carril contrario (24%) e incluso la salida de la vía (4%).

Además, un 42% ha sufrido o ha visto un atropello de un animal, situación que en muchos casos ha derivado en otras situaciones de riesgo mayor, como tener que detener el coche o salirse de la vía.

Con respecto a los animales domésticos, un 14,1% de los conductores ha sufrido un accidente por un animal doméstico que se encontraba invadiendo la calzada. De ellos, el perro es el animal doméstico que tiene una mayor representatividad en este tipo de accidentes, con el 79,8% de los casos.

En el año 2018 se produjeron 599 accidentes por atropello de animales en vías interurbanas, de los cuales 510 sucedieron en carretera convencional. En total, casi 1.000 personas resultaron heridas, 58 de ellas con ingreso hospitalario, y hubo 10 fallecidos.

Respecto al tipo de animal que resulta atropellado al irrumpir en la vía, son cinco las especies más presentes, destacando el perro y el jabalí (ambos con un 25%), seguidos por el corzo y, en menor medida, el vacuno y el ciervo.

Cómo actuar en caso de accidente

El RACE recomienda que en tramos con posibles animales sueltos se debe reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. También hay que prestar atención a la señalización de advertencia de animales sueltos en carretera, ya sean salvajes o animales domésticos.

Además, si un conductor se cruza con un animal, hay que evitar tocar el claxon fuertemente con objeto de que no se asuste y pueda realizar movimientos impredecibles. Si no se consigue que se aparte con leves toques de claxon, se recomienda llamar a las autoridades para que puedan hacerse cargo.

Si el conductor tiene que pasar al lado del animal, hay que hacerlo muy lentamente, pues nunca se sabe cómo puede reaccionar, ya que suelen estar desorientados. Además, si se ve un animal en la calzada o en los alrededores, es muy probable que pueda haber más.

En caso de circular por la noche con luz de carretera y divisar un animal, lo mejor es cambiar a luz de cruce para no deslumbrarle y evitar que se quede parado en medio de la carretera.

Si el accidente es inminente, hay que intentar evitar dar un gran volantazo, tratar de sujetar el volante fuertemente, y procurar detener el coche de forma controlada. Tras chocar, lo más importante es garantizar la propia seguridad y la del resto de usuarios, por lo que, si es posible, hay que colocar el vehículo fuera de la calzada.

En caso de obstaculizar la circulación, RACE recuerda que se debe señalizar el accidente mediante las luces de emergencia, ponerse el chaleco reflectante, y tener en cuenta antes de bajar que puede que el animal se encuentre herido y ser peligroso, por lo que hay que cerciorarse de si se encuentra en los alrededores, o bien, si está tendido en el suelo sin moverse, no acercarse a él. Posteriormente, se aconseja señalizar el lugar del accidente mediante los triángulos de emergencia y avisar a los servicios de emergencia.

Por último, el RACE advierte de que no hay que tocar nunca animales muertos a menos que se use guantes, dado el riesgo de infección, y pide no seguir nunca a un animal. Bastará con indicar su dirección de huida en el informe del accidente con objeto de facilitar a las autoridades el encontrar al animal herido.

¿Responsabilidad en caso de accidente?

La Ley 6/2014, de 7 de abril, responsabiliza al conductor de las consecuencias derivadas del accidente ocasionado por una especie cinegética, siendo éste el responsable de los daños a personas o bienes sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas. Existen solo dos excepciones donde no hay responsabilidad del conductor:

La primera de ellas es que el atropello del animal sea como consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido 12 horas antes, siendo el responsable el propietario del terreno.

Y en segundo lugar, que el accidente se haya producido por no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos, siendo en este caso responsable el titular de la vía.

En caso de que el accidente de tráfico sea con un animal doméstico, se aplica el art. 1.905 del Código Civil, que dice que es responsable el poseedor del animal: “El poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido.”

Esta responsabilidad es civil y responde por el daño causado por el animal, pero también puede ser responsabilidad penal, si existen heridos o fallecidos.

A nivel del seguro del coche, las compañías aseguradoras ofrecen generalmente la cobertura de daños propios por impacto contra animales cinegéticos como una garantía optativa de las pólizas básicas, sin que sea necesario contar con un seguro a todo riesgo.

 

El examen de caza en Navarra, el 1 de agosto en el hotel Iruña Park

Palomas en las redes de Etxalar. Foto: Josetxo Apezteguia

Palomas en las redes de Etxalar. Foto: Josetxo Apezteguia

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha convocado el examen presencial para obtener la licencia de caza, cuya primera prueba se celebrará el sábado 1 de agosto en el hotel Iruña Park de Pamplona.

Este año, debido a las circunstancias derivadas de la COVID-19, la Dirección General de Medio Ambiente, de quien depende este examen, se vio obligada a posponer la convocatoria, a la espera de la evolución de la pandemia y de las condiciones sanitarias impuestas para la celebración de este tipo de actos.

El cambio de situación ha posibilitado que pueda retomarse esta edición de la prueba, una de las más numerosas de los últimos tiempos, con un total de 270 personas inscritas este año, ha informado el Ejecutivo foral.

El día del examen, y con el fin de evitar aglomeraciones, las y los aspirantes serán llamados de forma escalonada en grupos cada 15 minutos desde las 10:00 horas.

El horario de llamamiento para cada aspirante, así como las condiciones higiénico-sanitarias y de otra índole del examen, están ya publicadas en el Catálogo de Servicios en la página web del Gobierno de Navarra, en el tablón de anuncios del Gobierno de Navarra y en el del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, donde también serán publicados los resultados de los exámenes.

Segunda convocatoria, el 29 de agosto

Asimismo, la convocatoria establece el 29 de agosto como fecha para la segunda convocatoria o recuperación, también a las 11 del mañana y en el propio hotel Iruña Park.

La obtención de la primera licencia de caza, uno de los requisitos imprescindibles para cazar en cualquier coto de Navarra, se consigue una vez realizado el curso preparatorio y la superación del examen de caza correspondiente, que todos los años organiza el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente entre los meses de abril, mayo y junio.

Campos de Ayegui (Navarra). Imagen de archivo: José María Vega

Campos de Ayegui (Navarra). Imagen de archivo: José María Vega

Curso presencial, suspendido

Sin embargo, las especiales circunstancias de esta edición (las fechas de entrada en la nueva normalidad, las medidas de distanciamiento social, el aforo necesario y la disponibilidad de espacios) hacen inviable la celebración del curso presencial preparatorio, por lo que la Dirección General ha decidido suspenderlo.

No obstante, y para garantizar el conocimiento de los contenidos del curso, tanto el manual preparatorio del examen de caza como el libro de preguntas están disponibles en Internet.

En el caso de aparición de nuevos brotes de coronavirus, tanto las fechas como el resto de condiciones del examen estarán sujetas a lo que dispongan las autoridades competentes.

Muestreos nocturnos

Por otra parte, y tras la nueva normalidad iniciada el 22 de junio, volverán a realizarse los muestreos nocturnos anuales de determinadas especies cinegéticas, otro aspecto relacionado con la caza que quedó suspendido por la crisis de la COVID-19 y que eximió a los cotos de la obligación de llevarlos a cabo.

Estos muestreos son realizados por los responsables de gestión de los cotos cada verano desde vehículo, y en ellos participan tres personas. Las nuevas medidas sanitarias que permiten el desplazamiento en vehículos de dos personas por cada fila de asientos hacen posible de nuevo la realización de los muestreos, siempre que todos los responsables lleven mascarilla y respeten la máxima distancia posible entre sí.

Por tanto, y mientras se mantengan las mismas condiciones sanitarias, se impone la vuelta a la realización de los muestreos nocturnos anuales en cumplimiento de las responsabilidades de los acotados desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto.

Confianza online