Tras el rastro

El 15% de los perros abandonados cada año proceden de la caza

Setter arrazako txakurra basoan.

Un perro setter en el monte. Foto de archivo

Según un estudio de la Fundación Affinity, el 15% de los abandonos de perros cada año provienen de actividades cinegéticas “bien porque son considerados no aptos para cazar o por resultar imposibles para vender o intercambiar”.

El 85% de abandonos restantes se dan a manos de personas no cazadoras, y por múltiples motivos (camadas no deseadas, comportamiento del animal, factores económicos o pérdida de interés).

Pese a que el dato es bastante significativo, el colectivo animalista Libera instó el pasado octubre a la Administración gallega a prohibir el uso de canes en la práctica cinegética.

Libera cifró en 218.000 las personas que han firmado una petición favorable a que se prohíba el uso de perros en estas prácticas por la “crueldad” que representan estas modalidades.

Asimismo, también señalan la existencia de otras investigaciones que relacionan a los perros como potenciales difusores de enfermedades en otros animales domésticos y en la fauna silvestre.

“No existe ninguna justificación para mantener la caza con perros como una actividad legal”, señalaron los animalistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *