Archivo de la categoría: Publicaciones

Belleza era mi amor, también melancolía

mugalari-logo

Publicado el 5/04/2015 en MUGALARI.INFO

Anisia-160x150

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS | ‚Äú ‚Ķ y a menudo en la noche sagrada, le promet√≠ amarla con fidelidad hasta la muerte, sin miedo, y con su pesada carga de fatalidad, y no despreciar ninguno de sus enigmas. As√≠ me at√© a ella con un lazo mortal‚ÄĚ. De este modo hablaba H√∂lderlin en La muerte de Emp√©docles, y con esa misma fuerza con la que se aferraba a la tierra grave y doliente se aferraron desde nuestros albores ‚Äúlos geniales‚ÄĚ, los Perittoi de Arist√≥teles, a la melancol√≠a: ‚Äú¬ŅPor qu√© todos los hombres que han sido geniales ya sea en filosof√≠a, o en pol√≠tica, o en poes√≠a, o en las artes parece que fueron melanc√≥licos‚Ķ? /‚Ķ/ entre los de √©poca posterior Emp√©docles, Plat√≥n, Y S√≥crates, y un mont√≥n de otros hombres ilustres lo fueron. A√ļn m√°s, de los que se dedicaron a la poes√≠a, los m√°s‚ÄĚ.

Con la Belleza habita, Belleza que es mortal. También con la alegría, cuya mano en sus labios siempre esboza un adiós; y con el placer doliente que en tanto la abeja liba se torna veneno.

unnamed

¬ŅQU√Č MIRA HAMLET A LA LUZ DE LA MELANCOL√ćA?- Acaso la roja Antares. Aquella brillante estrella que vio la Ofelia de von Trier aquel anochecer del d√≠a de su aciaga boda. Justine tambi√©n era brillante, un genio de la publicidad, genial inventando slogans.

O, ¬Ņquiz√° la danza entre Tierra y Melancol√≠a? Aquel planeta celeste, al que Claire miraba con terror, abrumada por que le arrebataba el futuro a su hijo. Aquel ‚Äúest√ļpido‚ÄĚ planeta que primero hab√≠a sido negro, porque es negro (melas) el color de la melancol√≠a. Y que ahora azulado como la tierra se acercaba demasiado, peligrosamente a ella para ‚Äúsobrevolarla‚ÄĚ, como dijera ese hijo sin futuro a su abatida t√≠a rompe-acero. El planeta que ocult√≥ a Antares, la estrella m√°s brillante de Scorpio. Melancol√≠a asust√≥ a Claire quien reproch√≥ a Justine la infelicidad que √©sta ostentaba. La tierra es cruel, le respondi√≥ y no debemos llorar por ella. ‚Äď Pero su hijo no tendr√° futuro, solo 5 d√≠as- Le ruega: ‚ÄĚse feliz, por favor, si yo me atrevo t√ļ tambi√©n. ¬ŅTe resulta f√°cil, verdad, imaginar la peor situaci√≥n posible? Es el argumento de Kant: ‚ÄúLa gente que tiende a la melancol√≠a en todo encuentran motivo de ansiedad, y de lo que primero se dan cuenta en una situaci√≥n es de las dificultades (‚Ķ) esta es la raz√≥n por la que se les escapa la felicidad.‚ÄĚ Y Justine , en defensa de la melancol√≠a, le responde que a veces es f√°cil ser como es ella, ser Justine, ser Ofelia.

O tal vez Hamlet mire a su padre, el rey Hamlet (o Shakespeare, o el creador): Mi padre‚Ķme parece ver a mi padre. ¬ŅD√≥nde, se√Īor? En la visi√≥n de mi alma, Horacio

O ¬Ņes a Yorik? Entonces es nostalgia y no melancol√≠a lo que siente al mirar su calavera – Deja que te vea. ¬°Ay, pobre Yorick! Yo le conoc√≠, Horacio: era un hombre de una gracia infinita y de una fantas√≠a portentosa. Mil veces me llev√≥ a cuestas, y ahora, ¬°qu√© horror siento al pensarlo!

Pero no, no es posible que sea el melancólico de Dinamarca el que mira. El mismo lo niega: yo tengo hígado de paloma y me falta hiel para amargar la injuria… ¡Qué valentía, puf!

Entonces, ¬ŅES S√ćSIFO, QUE MIRA COMO VUELVE LA ROCA AL P√ćE DE LA MONTA√ĎA?- El Arte sabe dar forma a la Belleza. Para el Renacimiento y el Barroco la melancol√≠a era un estado donde el ser humano ‚Äúes‚ÄĚ extremadamente susceptible a recibir las variaciones de los estados de √°nimos, de los colores‚Ķ Un estado propicio a la creatividad, de evocaci√≥n a la imaginaci√≥n, de sublimaci√≥n de los sentidos: esas √ļltimas horas de la tarde, la luz del crep√ļsculo sobre las vi√Īas‚Ķ Entonces es el Propio ARTISTA.

¬ŅY QU√Č MIRA EL ARTISTA EN UN ‚Äúacceso‚ÄĚ DE ATROZ MELANCOL√ćA?- Como el S√≠sifo que imagina Camus durante su ‚Äúregreso‚ÄĚ de la cima al pie de la monta√Īa, es en este estado cuando ‚Äúel artista que mira‚ÄĚ es consciente de su condici√≥n tal vez alienada por un empleo absurdo‚Ķ, ese instante sutil en el que el hombre se vuelve sobre su vida‚Ķ esa hora que es la de la consciencia, cuando S√≠sifo se vuelve m√°s fuerte que su roca ¬ŅY si el artista que mira es tambi√©n su Hombre Rebelde y no Mersault el Extranjero? ¬Ņ La t√≠a rompe- acero que por fin rompe la melancol√≠a porque si el descenso se hace ciertos d√≠as con dolor, puede tambi√©n hacerse con gozo? Ven a curarme poes√≠a: con la suave calma de los dioses, camina entre sus flores, y las brisas temen molestar al bienaventurado, y surge de s√≠ mismo en goce creciente el entusiasmo, hasta que de la noche del √©xtasis creador, salta, como chispa, el pensamiento, y contentos, los esp√≠ritus de futuras acciones se agolpan en su alma‚Ķ.

Si, cae la luz. Tras el rayo verde llega la noche y es entonces cuando se desvanece la intensidad de la melancolía. Solo era esa luz… Son esas horas de la tarde en las que a uno le torna la saudade. Solo era, como dijo Víctor Hugo, el placer de estar triste.

Y como dijera el hidalgo Don Quijote ‚Äúa otro le parecer√° otra cosa‚ÄĚ

‚ÄúMelancol√≠a‚ÄĚ (tintas pigmentadas sobre dibond), obra de Koldo Etxebarria seleccionada en el IX Certamen Nacional de Pintura, Parlamento de la Rioja 2015.

Pero cuando el acceso de atroz melancolía se cierna repentino, cual nube desde el cielo que cuida de las flores combadas por el sol y que la verde colina desdibuja en su lluvia, enjuga tu tristeza en una rosa temprana o en el salino arco iris de la ola marina… (Los versos son de Jon Keats)

* AnisiaSerendipia (Elorrio, 1962) es licenciada en Filología Hispánica, documentalista y atesora estudios de Comisariado y Coordinación de Exposiciones. Es autora del blog del que toma su nombre:
http://serendip-anisia.blogspot.com.es/

EXPOSICI√ďN DE LA BIENAL ARTES PL√ĀSTICAS ALBACETE

La exposición de la “XI Bienal de Artes Plásticas de
Albacete‚ÄĚ. Se celebra en el museo de Albacete y durar√° hasta el 28 de
septiembre.

El jurado ha estado formado por D. Antonio López (pintor), D. Guillermo
Solana, (Director del Museo Thyssen), D, Julio López Hernández (escultor)
y D. Luis Mayo (pintor y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid

Han seleccionado entre otros la obra titulada -EL GRAN TESTIGO- de Luis
Miguel Gómez
y ‚ÄďBELLEZA M√ĀS ALL√Ā DE LAS FORMAS- de Koldo Etxebarria

Entrevista FORUM Koldo Etxebarria ( parte 3)

La exposición Colección Abartium, está organizada conjuntamente entre el
Museo La Encartada y el Estudio Abartium, y presenta por primera
vez en el País Vasco, una selección de piezas contemporáneas que forman parte de la
Colección Abartium 2012, cuyo comisariado va a cargo de su directora y también
artista visual Eva Cunill. La colección también cuenta con obras de autores como:
Miró, Tapies, Oteiza, Guinovart o Clavé entre otros, procedentes de colecciones
particulares. En ésta temporada 2012, la colección se presentó durante los meses de
junio y julio en la ciudad de Barcelona donde obtuvo una magnífica acogida.
Artistas cuya obra se puede visitar en ésta presentación:
Koldo Etxebarria, Josep Vernis, Diego Moyua, Blanca Abajo, Pere
Ribera, Harrison, Eva Cunill, Jaume Font, Huet, Miguel Balb√°s,
Quim Arqués, Ramón Soberón, Ibarra, Mart, Ariadne Nenclares,
Roberto Canduela, Javier Sanz y √Ālvaro Pe√Īa

La muestra se compone de una selección de obras de dieciocho artistas que
abordan la creatividad en un sentido transversal entre disciplinas, donde quiere
privilegiar el diálogo de la singularidad, que sea ésta su aproximación y relación,
donde cada artista explora y formula su visión del arte dentro de las tendencias
creativas.

PREMIO Vll Artes Pl√°sticas Colegio Ingenieros de Caminos del Pais Vasco (2 parte)

Articulo del Crítico Xabier Saez de Gorbea (diario DEIA)
METAF√ćSICA DE LA PERCEPCI√ďN

Premio del Vll certamen del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos del País Vasco .

El jurado de esta convocatoria apuesta por la figuración con una rara unanimidad que no suele ser demasiado frecuente. La mayoría de los trabajos transitan entre una cierta hiperrealidad y una metafísica de la percepción. Planteamientos que se manifiestan especialmente en los premios que han recaído ex aequo en las obras de Koldo Etxebarria y Luis Miguel Gómez González. Las dos dialogan entre sí. Los medios empleados son diversos, pero las consecuencias no difieren demasiado. El primero utiliza los nuevos recursos electrónicos, mientras que el segundo sigue aplicando las técnicas habituales. En ambos casos se trata de reflexionar sobre la mirada y de auspiciar una observación detenida y prolongada. Son escenas de formato cuadrado que exigen una concentración y donde el tiempo se detiene hasta evaporarse con lo ausente. Nada de ir de prisa ni pasar de largo, sino el poso de un silencio compartido que es gozosamente transmitido. La perfecta delimitación de lo realizado no obliga a reconocer ni a interpretar sino a penetrar en cada perspectiva e ir más allá. Es lo que se ve, pero también es mucho más que el esfuerzo de un logro, el límite de un pensar cuya transmisión culmina en el espectador.

La noci√≥n de lo que significa percibir se experiencia en ambos. Koldo Etxebarria propone penetrar en la perspectiva de quien observa a trav√©s de una cristalera cuyo escape es el infinito y al mismo tiempo representa otro cuadro dentro del cuadro. Un Rothko cuya abstracta alusi√≥n espiritual a ir m√°s all√° de lo palpable est√° en sinton√≠a con el conjunto de la ‚Äúrealista‚ÄĚ composici√≥n. Luis Miguel Jim√©nez es m√°s tradicional, elige el orden de la simetr√≠a y usa el equilibrio arm√≥nico de la soledad. Muestra un espacio interior sin presencia humana que se abre al exterior por medio de tres generosos ventanales cuyo paisaje se percibe y tambi√©n se adivina en el n√≠tido reflejo que se proyecta sobre el brillante suelo.

En su trayectoria han sido premiados creadores tan significados como Jos√© Ram√≥n Amondarain, Luis Candaudap, Ana Rom√°n, I√Īaki Gracenea, Abigail Lazkoz o m√°s recientemente el joven Alain Urrutia. Una conjunci√≥n entre autores reconocidos y reci√©n llegados cuyo crecimiento art√≠stico sigue siendo muy relevante.

EL concurso de pintura que desde 1999 organiza el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos del Pa√≠s Vasco alcanza la s√©ptima edici√≥n. La exposici√≥n de las nueve obras galardonadas y seleccionadas puede observarse hasta el 22 de junio en Ajuriaguerra, 35. El certamen es bianual y recupera el pulso tras un corto par√©ntesis de un a√Īo. Es un certamen que tiene inter√©s y hace patente los desarrollos creativos contempor√°neos.