Archivo de la categoría: Literatura

Textos varios de distintos autores

Programa completo del 1 de mayo del 2013

noche del walpurgisDía internacional del trabajo: día por antonomasia del movimiento obrero en busca de reivindicaciones sociales y laborales. Recordamos a los martires de Chicago. Jugando con la música, comenzamos el programa con “el vals del obrero”, que bien podría haber sonado en aquellos tiempos.

Lectura de los periódicos del día

00:18:00 Mariann Tarazona nos cuenta telefónicamente sobre “la noche de Walpurgis”. Llegamos a los ritos celtas buscando el origen de esta festividad: la fertilidad. El levantamiento del mayo: danzas, elección de la reina de la primavera, y los árboles como punto de reunión-. La noche de brujas en la música y en la literatura.

00:40:00 / 00:44:23 Lectura del poema Juego de villanos, de Mario Benedetti.

01:14:00 /01:19:00 lectura del poema de Luis Cernuda, “Si el hombre pudiera decir lo que ama” acompañado con la música en piano de María del Mar Cabezuelo. Conocemos un poquito de la historia de María del Mar, quien comenzó a estudiar en el mundo de la música a los 8 años.

La isla de la utopia

javier sanchez rincones especiales anima escrito la utopia

La jaula de pájaros se abre, …y me pongo a pensar en la utopía. ¡Cuantas utopías andan flotando por allí!…
Imposible convivir todas juntas. Entre ellas se rozan, raspan, conspiran porque si bien todas tienen “ideas /potenciales” que se agitan inquietas en los corazones de los utopísticos, no siempre se dan la mano.

(utopistico/a: dícese del individuo que deja revolotear su mente y corazón sobre ideas que por el momento son imposibles de realizar…vamos, que me he inventado una palabra)

En la isla de la Utopía, conviven distintos tipos de utipistic@s. Y de acuerdo a sus maneras, viven en el barrio del infierno, en el del purgatorio o en el del paraiso (Andará por ahí Dante con su Divina Comedia influenciándome….)

Cada barrio con un colory olor particular… A veces, los del cielo y los del infierno, llegan a un acuerdo y generan una nueva utopía. Pero los del purgatorio, quedaron encarcelados en si mismos sin dar lugar a ningún cambio.

Otras veces, los del cielo sacuden a toda la isla sembrando ilusiones. Mientras que cuando son los del infierno los que gritan, el miedo tiñe cada rincón de las calles.

Acabo de levantar los ojos y he descubierto que hay mas! Están los que sobrevuelan la isla. Ni siquiera tienen los pies sobre la tierra! Son los Megautopísticos: utopizan (vamos que también me permito el verbo utopizar porque deseo que el sustantivo se transforme en verbo y así en acción) que algún día infierno purgatorio y paraíso desaparezcan y como en la divina comedia, haya final feliz.

Porque para finales tristes están las tragedias, y deseo fervientemente que todo esto, sea una comedia. Me voy con los Megautopísticos….agurrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

FOTOGRAFIA DE JAVIER SANCHES

Entrevista a Antonio Manuel Fernandez Morala

toño morala 2

Posibilidades. Eso es lo que me da la radio. Posibilidades de conocer cada vez más gente que tiene puntos en común. Y desde los puntos en comun, se establecen redes inimaginables. Porque yo, nunca imaginé que entrevistaría a Toño Morala. Bueno, así me dijo que le llame luego de insistentemente mencionarlo como Moralla.

Antonio Manuel Toño Morala nos cuenta con una voz potente y clara, las historias de su Leon.

También leeremos el poema escrito por el para el libro “Esto no rima. (Antología de poesía indignada)

También les dejo el enlace al blog Etnoleón donde pueden encontrar post más que interesantes.

http://etnoleon.blogspot.com.es/

Instantes… poema dedicado a Arantza Gonzalo Mondragón

INSTANTES…

Y los ojos con lágrimas de agua de poesía,
ahogaron la voz de la garganta que solo dejó pasar
los versos pronunciados luego de despojarme de mi misma.

La historia de Arantza estaba en mi
Raspando mis rincones ….porque sus versos tocaban mi propia historia.
Mientras nuestros ojos conversaban en un idioma
que desconoce el orden y mama del caos lo más sublime
Ocurrió la magia….
Y los ojos se llenaron con lágrimas de agua de poesía.

(todo esto salió como un torrente el día despues de recitar en el Bar Cooper los poemas de Arantza Gonzalo Mondragón, poemas de su primer poemario La Barca Varada. Una manera de decir…GRACIAS ARANTZA POR CONVOCARME PARA LEER)

ARANZA GONZALO MONDRAGÓN

Entrevista a Arantza Gonzalo Mondragón

Entrevistamos a la poeta vitoriana Arantza Gonzalo Mondragón, días antes de la presentación de su libro La Barca Varada. Nos cuenta las fuentes de inspiración para su poesía, fuentes que son siempre circunstancias vitales que dejan huella en el alma.

Arantza es otra de las poetas que han participado en la exposición “La voz de tu imagen” de Javier Sanchez. Por cierto, la fotografía, le pertenece.

ARANZA GONZALO MONDRAGÓN

Lectura de un poema de Titina Blanco

Os dejo la poesía que leímos durante el programa del fin de semana pasado. Una poesía de Titina Blanco Otero. Se define a si misma como:manops tibetanas
“Mujer, madre y amiga. Periodista,actriz, guionista, misteriosa, tímida, guerrera.
Gran necesidad de expresar mis más íntimos átomos. “

Al igual que las manos que ofrecen en la imagen, ella ofrece a través de la poesía los rincones de si misma.

Aprovecho la oportunidad, para sugerirles su blog.

http://titina-encuentrosdepapel.blogspot.com.es/

Samaniego: nuestro fabulista alaves. Programa completo del 25 de marzo 2012

juanjo monago

Decir para mi Félix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala , era un recordatorio de mi niñez. Ese gran libro con tapas de colores que estaba en mis estantes de libros. Mi primer y pequeña biblioteca. Allí estaba un libros de fábulas: Esopo, La Fontaine, y también Samaniego.

Y gracias al entevistado de hoy (Juanjo Monago) conocimos una faceta seguramente para muchos desconocida: su poesía erótica. (publicada con el título El Jardín de Venus)

Y jugando con el entrevistado y el personaje (Samaniego) que el mismo hoy en día representa en la Bodega de Laguardia El Fabulista, disfrutamos de la interpretación en directo. Poesía para presentarse…. relatos eróticos para reir…

Juanjo Monago nos acerca a la vida de nuestro fabulista alavés. Nació en Laguadia, Alava, un 12 de octubre de 1745, falleciendo un 11 de agosto de 1801. Fue socio fundador de la Sociedad Bascongada Amigos del País. Reconocido también por su crítica dirigida tanto a la política como a la religión, Samaniego nos deja además de sus fábulas, anecdotas en su vida que conoceremos gracias al entrevistado.

A disfrutar de las fábulas pues……

Estatuto del vino, de Pablo Neruda

pablo nerudaCuando a regiones, cuando a sacrificios
manchas moradas como lluvias caen,
el vino abre las puertas con asombro,
y en el refugio de los meses vuela
su cuerpo de empapadas alas rojas.

Sus pies tocan los muros y las tejas
con humedad de lenguas anegadas,
y sobre el filo del día desnudo
sus abejas en gotas van cayendo.

Yo sé que el vino no huye dando gritos
a la llegada del invierno,
ni se esconde en iglesias tenebrosas
a buscar fuego en trapos derrumbados,
sino que vuela sobre la estación,
sobre el invierno que ha llegado ahora
con un puñal entre las cejas duras.

Yo veo vagos sueños,
yo reconozco lejos,
y miro frente a mí, detrás de los cristales,
reuniones de ropas desdichadas.
A ellas la bala del vino no llega,
su amapola eficaz, su rayo rojo,
mueren ahogados en tristes tejidos,
y se derrama por canales solos,
por calles húmedas, por ríos sin nombre,
el vino amargamente sumergido,
el vino ciego y subterráneo y solo.

Yo estoy de pie en su espuma y sus raíces,
yo lloro en su follaje y en sus muertos,
acompañado de sastres caídos
en medio del invierno deshonrado,
yo subo escalas de humedad y sangre
tanteando las paredes,
y en la congoja del tiempo que llega
sobre una piedra me arrodillo y lloro.

Y hacia túneles acres me encamino
vestido de metales transitorios,
hacia bodegas solas, hacia sueños,
hacia betunes verdes que palpitan,
hacia herrerías desinteresadas,
hacia sabores de lodo y garganta,
hacia imperecederas mariposas.

Entonces surgen los hombres del vino
vestidos de morados cinturones,
y sombreros de abejas derrotadas,
y traen copas llenas de ojos muertos,
y terribles espadas de salmuera,
y con roncas bocinas se saludan
cantando cantos de intención nupcial.
Me gusta el canto ronco de los hombres del vino,
y el ruido de mojadas monedas en la mesa,
y el olor de zapatos y de uvas
y de vómitos verdes:
me gusta el canto ciego de los hombres,
y ese sonido de sal que golpea
las paredes del alba moribunda.

Hablo de cosas que existen, Dios me libre
de inventar cosas cuando estoy cantando!
Hablo de la saliva derramada en los muros,
hablo de lentas medias de ramera,
hablo del coro de los hombres del vino
golpeando el ataúd con un hueso de pájaro.

Estoy en medio de ese canto, en medio
del invierno que rueda por las calles,
estoy en medio de los bebedores,
con los ojos abiertos hacia olvidados sitios,
o recordando en delirante luto,
o durmiendo en cenizas derribado.

Recordando noches, navíos, sementeras,
amigos fallecidos, circunstancias,
amargos hospitales y niñas entreabiertas:
recordando un golpe de ola en cierta roca
con un adorno de harina y espuma,
y la vida que hace uno en ciertos países,
en ciertas costas solas,
un sonido de estrellas en las palmeras,
un golpe del corazón en los vidrios,
un tren que cruza oscuro de ruedas malditas
y muchas cosas tristes de esta especie.
A la humedad del vino, en las mañanas,
en las paredes a menudo mordidas por los días de invierno
que caen en bodegas sin duda solitarias,
a esa virtud del vino llegan luchas,
y cansados metales y sordas dentaduras,
y hay un tumulto de objeciones rotas,
hay un furioso llanto de botellas,
y un crimen, como un látigo caído.

El vino clava sus espinas negras,
y sus erizos lúgubres pasea,
entre puñales, entre medianoches,
entre roncas gargantas arrastradas,
entre cigarros y torcidos pelos,
y como ola de mar su voz aumenta
aullando llanto y manos de cadáver.

Y entonces corre el vino perseguido
y sus tenaces odres se destrozan
contra las herraduras, y va el vino en silencio,
y sus toneles, en heridos buques en donde el aire muerde
rostros, tripulaciones de silencio,
y el vino huye por las carreteras,
por las iglesias, entre los carbones,
y se caen sus plumas de amaranto,
y se disfraza de azufre su boca,
y el vino ardiendo entre calles usadas
buscando pozos, túneles, hormigas,
bocas de tristes muertos,
por donde ir al azul de la tierra
en donde se confunden la lluvia y los ausentes.

Defensa de la alegría, de Mario Benedetti

Defensa de la alegría
MARIO BENEDETTIa trini

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegía como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.