Respecto a Facundo Cabral

Cantante, compositor, escritor y dibujante argentino, cuyas presentaciones son noches de poesía y filosofía revestidas de música, anécdotas e historias.  Facundo ya no está presente físicamente pero, ¿quién puede asesinar su voz, sus canciones, sus letras, su filosofía de vida?

No tuvo una vida fácil pero brilló como persona. El padre abandonó a la familia cuando Facundo Cabral era muy pequeño, quedando su madre a cargo de él y sus dos hermanos. La infancia de Facundo Cabral transcurrió con muchas carencias. Fue encerrado en un reformatorio de donde escapó al poco tiempo.

 En 1959 ya tocaba la guitarra y cantaba folklore. Tiempo después, Facundo Cabral viaja de Tierra del Fuego a Mar del Plata, una localidad de Buenos Aires, empleándose en un hotel. El encargado del lugar le ofrece cantar, llamándose primero “El indio Gasparino” y más adelante usando su nombre verdadero. En 1970 se conoce la canción “No soy de aquí, ni soy de Allá”, que le da fama mundial a Facundo Cabral.

Su vida toma un rumbo espiritual, transformándose en un cantante de protesta y realizando, a través de sus canciones, críticas sociales. Durante la última dictadura argentina (1976-1983) debió exiliarse en México donde siguió trabajando incansablemente. En 1984 regresa a la República Argentina, habiendo recorrido muchos países donde llevó su arte y pensamiento. Desde ese momento, se asocia a Facundo Cabral con la lucha por la libertad, la justicia social y el amor. En reconocimiento a su constante mencióna a la paz y al amor, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo declaró “Mensajero Mundial de la Paz” (1996).

El 9 de julio, en un confuso episodio, Facundo Cabral es asesinado en la Ciudad de Guatemala, camino al Aeropuerto Internacional “La Aurora” para tomar un avión que lo llevaría a Nicaragua.

Os dejo con un trozo de una entrevista suya https://www.youtube.com/watch?v=8XmmMs-98SU

¡FELIZ SEMANA, CORAZONES!

Mentxu

2 pensamientos en “Respecto a Facundo Cabral

  1. Pingback: BlogsEITB

  2. georg

    Yo no conocía a este hombre pero tras su muerte me ha sorprendido percibir cuán apreciado era (me ha parecido que de manera sincera), y cuánta gente seguía su trabajo… Nunca es tarde para interesarse por su obra, aunque el motivo sea tan desagradable.Es una pena…

    Responder

Responder a georg Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *