Estambul, una huella eterna

Hace poco tuve la oportunidad de viajar a Estambul, una ciudad con una belleza que acoge, que abraza. En fin, una ciudad que te deja huella en muchos sentidos.

Salimos del aeropuerto de Loiu (Bilbao) en Turkish Airlines y en cuatro horas llegamos al aeropuerto de Ataturk sin problemas. Ya las vistas desde el avión eran fascinantes aunque llegamos de noche.

Nos alojamos en el hotel VAVIEN, en el corazón de la ciudad, muy cerca de la torre Gálata. Nos atendieron y cuidaron muy bien, gente agradable y servicial. Por la noche la zona mostraba el arte grafitero serenamente y de día era una pura actividad de trabajadores de diversos sectores.

Tanto el metro, el tranvía y los autobuses son accesibles, ello nos permitió conocer mayormente las diferentes zonas de la ciudad. No vimos ningún taxi accesible para personas con movilidad reducida pero no tuvimos problema, puesto que llevaba una silla eléctrica plegable. El tráfico de Estambul es bastante caótico pero sin incidentes.

También pudimos tomar dos barcos accesibles: uno para recorrer el Bósforo y otro para visitar las diferentes islas que hay. ¡Fue un placer! En Donostia no puedo montar en el catamarán que ponen en verano. ¡Una pena!

Los servicios urinarios accesibles los podíamos encontrar sin mucho esfuerzo. ¡Están a la última!

Estuvimos en los jardines y el Palacio Topkapi, Palacio de Sultanahmet, Santa Sofía, la Mezquita Azul que estaba en obras, el Museo Arqueológico, el Gran Bazar, la Torre Gálata por fuera, el Puente de las Pescadores (ahí hubiese disfrutado mi padre), los largos puentes del Bósforo, la isla Heybeliada con aroma a mar y campiña, la Estación del Orient Express con su historia cinematográfica, etc.

En Estambul se come muy bien y rico, la vida no es nada cara allí. Las personas son muy agradables, serviciales y cuidan mucho al turista.

No sé por qué pero me hubiese gustado compartir este viaje con mis padres y hermana aunque he estado muy bien acompañada.

¡Ha sido una gozada disfrutar de esta gran bella ciudad rodeada de mar!

Mentxu

Aplicación para encontrar aparcamiento para personas con movilidad reducida

Desde IDEAL me llega esta noticia: “Cada vez que Carlos va al Centro de Granada con su coche y se dispone a aparcarlo, se encuentra con la misma estampa: las plazas para personas con movilidad reducida suelen estar ocupadas por conductores que no cuentan con ningún tipo de discapacidad. Esto provoca que Carlos tenga que perder tiempo esperando a que se vaya el coche, llamando a la Policía o dando vueltas por la ciudad en busca de otro hueco para aparcar su vehículo. Ahí se topó de lleno con el problema, le faltaba encontrar la solución. Y lo hizo gracias a sus estudios de Ingeniería Informática que recién acaba de finalizar en la Escuela de Informática y Telecomunicaciones de la Universidad de Granada. Y, de paso, le servía para dar forma a su Trabajo Final de Grado, que ha culminado con matrícula de honor. Poco más de un año después de ponerse manos a la obra, este estudiante de 27 años natural de Monachil ha creado una aplicación que muestra a sus usuarios las plazas de aparcamiento de movilidad reducida que hay por toda Granada, si se encuentran libres o están ocupadas, la probabilidad que tendrán de que, cuando lleguen, puedan aparcar en ella y el camino que deben seguir para llegar hasta allí. «Con esto trato de conseguir facilitar el aparcamiento y, además, que estas plazas se respeten, porque tendrán unos sensores que perciben si se trata de un vehículo con tarjeta y, si no la tienen, se le mandará una notificación a la Policía para que los retire», asegura Carlos Cobos. A esto añade: «Como en la aplicación, que se llamará SIGA-PMR, se registrarán todos los movimientos, eso nos mostrará cuáles son las localizaciones más utilizadas, las que menos… Además, los usuarios podrán valorar la calidad de las plazas en sí», afirma.

El funcionamiento de su invento, a grandes rasgos, se centra en la disposición de sensores en la plaza de aparcamiento para que la aplicación móvil registre si está ocupada o no. Así, el usuario solo tendrá que conectarse a la aplicación y buscar el destino al que quiere ir y los aparcamientos que hay a su alrededor. Para controlar si el aparcamiento lo está usando alguien acreditado para ello, el propio usuario se deberá conectar a la aplicación y validar la plaza.”

Mentxu

OKencasa

El día 21 de septiembre en EL DIARIO VASCO salió esta entrevista realizada a Igone Etxeberria de UPV y que habla sobre el proyecto “OKencasa”. Creo que es importante darlo a conocer porque a menudo se nos olvida cuidar al cuidador.

“OKencasa es un proyecto piloto, desarrollado con el apoyo de instituciones como el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Donostia, que tiene como objetivo «cuidar de los que cuidan». Para ello, a través de una app se ofrecen herramientas y asesoramiento para facilitar la coordinación de las tareas del cuidado a las familias que tienen a su cargo personas mayores dependientes con alguna demencia como alzhéimer. Igone Etxeberria, profesora del Departamento de Personalidad, Evolución y Tratamientos Psicológicos de la Facultad de Psicología de la UPV/EHU, es su directora científica.

– ¿En qué consiste el proyecto OKencasa?

– Es un proyecto que lanzamos ahora, donde la UPV/EHU se encarga de su valoración científica. El propósito es dar valor a la labor diaria que en los hogares están haciendo los cuidadores de personas dependientes. En estos momentos estamos en la fase de captación de familiares de personas mayores con demencia. Ponemos el foco en el cuidador, les dotamos de herramientas y recursos para mejorar su calidad de vida y su autocuidado, porque consecuentemente mejorará la calidad de vida de la persona a la que cuida.

– ¿Por qué lo han centrado en los cuidadores?

– El cuidado diario a una persona que necesita que le apoyen en cosas como la higiene, alimentación o movilidad requiere una dedicación muy alta y muy intensa de tiempo. Son muchas horas durante muchos años. Las personas no suelen ser conscientes de ello cuando comienzan a asumir el rol de cuidadores, de lo que supone el día a día. Si no se tiene en cuenta ese aspecto, a largo plazo puede recaer en una serie de consecuencias negativas en ámbitos como el psicológico -con trastornos de ansiedad, depresión, soledad y aislamiento- y el físico -lumbalgias, dolores musculares y de articulaciones-. Se dan problemas de familia porque cambia la dinámica y las relaciones con el enfermo y entre los miembros del núcleo familiar. Las tensiones pueden aparecer o crecer. Aumenta el gasto y consecuentemente también los problemas económicos. Por último, en bastantes casos también surgen problemas laborales porque hay que reducir jornadas o incluso tener que abandonar el puesto de trabajo para cuidar al 100% a la persona dependiente.

– Pero también quieren incidir en los aspectos positivos

– Sabemos que si no hay un buen autocuidado y no se ponen límites, puede haber consecuencias negativas, pero hay que destacar también que la faceta de cuidador tiene aspectos gratificantes como el altruismo, la empatía, la colaboración… son competencias que se desarrollan y que aportan mucho a las personas, y eso hay que reconocerlo. Hay que ver qué se saca de positivo en la relación de ayuda al otro. Hay que recoger que en estos momentos los cuidadores son el sustento de una parte importante de la sociedad. De las 23.000 personas que en Gipuzkoa están en situación de dependencia en el 70% de los casos el liderazgo del cuidado está asumido al 100% por la familia. Si lo sabemos manejar bien todos podemos salir enriquecidos del proceso de cuidar de una persona, pero para ello hay que tener una serie de conocimientos que es de lo que pretende dotar OKencasa.

«Queremos incidir en que la faceta de cuidador también tiene aspectos gratificantes»

«Las familias podrán acceder a una atención personalizada en cualquier momento»

– ¿En qué fase está el proyecto?

– Primero queremos saber quiénes son esos cuidadores informales. La Diputación tiene todos los datos de las personas a quienes se cuida, pero de los cuidadores hay pocos datos y hay que tener en cuenta que de media hay dos cuidadores y medio por familia, aunque uno, el cuidador principal, es el que más horas mete. Suelen ser los cónyuges los que asumen ese rol, pero en el caso de los padres, siempre son las mujeres las que más se vuelcan en el dependiente. Hay que identificarlos para poder atenderlos mejor. Después habría que diagnosticar periódicamente el grado de sobrecarga que puede tener la familia para darles un plan personalizado, con una formación online sobre cómo cuidar con calidad al enfermo y cómo deben autocuidarse. También hay un acompañamiento para prestarles apoyo a la hora de tomar decisiones difíciles o para que simplemente les escuchen en los momentos más complicados. Por último tendrán ventajas como actividades de ocio, entradas para eventos culturales, sesiones de talasoterapia, horas de asistencia personal, comidas en algunos restaurantes…

– ¿Cómo va a ser el contacto con los cuidadores?

– A través de una aplicación de móvil. Será la puerta de entrada a todos los servicios. Es gratuita.

– ¿Al tratarse de un proyecto piloto, desde OKencasa qué piden a las familias?

– Les realizaremos un seguimiento para ir mejorando su formación personalizada. La evaluación de esas mejoras, la comprobación científica de si el proyecto ayuda realmente a aliviar la situación de las personas, tanto enfermos como cuidadores, es el encargo que ha recibido la UPV. Para que el proyecto resulte completo necesitamos muchas familias, cuantas más mejor porque queremos conocer el trabajo no solo del cuidador principal, sino también de los secundarios. Considero que es una oportunidad para los cuidadores. Muchas veces los recursos a los que pueden acceder son presenciales y no pueden acudir porque tienen que estar pendientes de la persona a su cargo. Ahora se podrán conectar desde su casa y, por ejemplo, para zonas rurales puede suponer una gran ayuda.”

Mentxu

Fuerza de voluntad

El otro día vi la película EL MILAGRO DE ZOEY y me gustó. Lo que verdaderamente me llenó de dicho film fue la actitud del padre de familia y su fuerza de voluntad.

SINOPSIS: Un matrimonio con fuertes convicciones cristianas que vive feliz con su hija adolescente Zoey. Pero todo se va a derrumbar cuando un conductor ebrio choque contra el automóvil de la joven. Zoey entra en coma y los médicos no son nada optimistas. A pesar de que la comunicación con la chica es inexistente, su padre está convencido de que el único camino de llegar ella es a través de lo espiritual.

Está inspirada en un hecho real.

Mentxu

Un médico con sensibilidad

Las ecografías de los embarazos han evolucionado para ofrecer a todos los padres una imagen cada vez más real de su futuro hijo. Sin embargo, Mario Pelizzari, un ginecólogo de un hospital de la ciudad de Córdoba (Argentina), ha querido poner fin al problema de los padres invidentes inventando una manera que permita acceder a las ecografías.

Por consiguiente, recurrió a las nuevas técnicas de impresión en 3D y conseguió plasmar la cara del bebé de unos padres ciegos. El resultado fue muy positivo y la historia saltó de inmediato a la red social Twitter. Uno de sus usuarios colgó la imagen de la impresión y no tardó en hacerse viral. Decía que su colega y amigo, Mario Pelizzari, junto a su equipo de radiopediatras hicieron una ecografía a una pareja de invidentes. Imprimieron en 3D la carita del bebé y se la regalaron; debe ser indescriptible la emoción de esos padres al palparla”.

Noticias como esta son motivo para recordar que la sensibilidad humana es grande.

Mentxu

No me mientas, me da asco

Hoy vengo con una frase sobre la mentira, puesto que daña mucho. “Todos hemos dicho alguna mentira piadosa, pero mentir por norma y/o por propio interés es una autodestrucción de la persona que lo lleva a cabo, ya que al final se queda sola porque ha manipulado y fusilado la confianza de los demás”.

SEAMOS HONESTOS CON NOSOTROS MISMOS Y CON LOS DEMÁS.

Mentxu

Una app llamada Blind Communicator

Desde INFOBAE me llega esta noticia “Los avances de la tecnología trajeron aparejados cambios rotundos en el día a día de las personas, muchos problemáticos, claro, pero también beneficios en los campos de la ciencia y la medicina que permiten una mejor calidad de vida.

Sin embargo, cómo se podía adaptar la tecnología a la vida de las personas con discapacidad para mejorar su bienestar no fue un camino fácil de descubrir. Pero la mirada curiosa de ciertos individuos bastó para generar una tecnología integral y accesible para todos.

Uno de ellos es programador y empleado público llamado Leonardo Russo (33), quien hace casi diez años tuvo una idea basada en una aplicación para promover la integración social de personas con diversas discapacidades.

“En el año 2012 me encontré con un amigo que hace mucho tiempo no veía y me contó que daba clases a personas con discapacidad visual para que puedan usar computadora de escritorio y me comentó las dificultades que tenían los alumnos para poder utilizarlas, y me preguntó ‘a vos que te gusta programar quizás podrías darles una mano ideando algo'”, recordó Russo en diálogo con Infobae .

Fue entonces que Russo creó un programa para simplificar la tarea a los alumnos con discapacidad visual, que implicaba una guía de voz que iba relatando paso por paso a los alumnos para que puedan aprender. “Desde ese entonces me di cuenta de que todavía faltaba mucho para que las personas con discapacidad puedan integrarse en el mundo de la tecnología”.

Fue así que a fines del 2012, y ya dejando de lado las computadoras de escritorio, comenzó a probar más ideas para que las personas puedan usar un dispositivo móvil: “Se me ocurrió hacer una adaptación para las computadoras y los celulares, ya que las de escritorio estaban quedando atrás”.

Russo presentó una primera aplicación –Blind Communicator– en el concurso Innovar y quedó nominado entre 2000 proyectos como Concepto Innovador por el enfoque que ofrecía. Desde ahí todo fue cuesta arriba para el joven y fue en el 2013 que presentó su proyecto también en la Universidad Argentina de la Empresa y obtuvo un reconocimiento como alumno destacado.

“Cuando me di cuenta, la aplicación era más y más popular y pedida y decidí publicarla en la tienda de aplicaciones para celulares y que todo el mundo pueda acceder”, enfatizó el creador de Blind Communicator. El primer impacto de la aplicación fue muy positivo para Russo, quien no se quedó quieto: “La gente me agradecía de todo el mundo y me di cuenta de que les estaba cambiando la vida a muchas personas”.

La aplicación le permite al usuario:

– Escuchar música
– Usar una grabadora de voz
– Enviar y recibir mensajes
– Recibir y realizar llamadas
– Crear y eliminar alarmas
– Crear y eliminar contactos
– Navegar por la web

Blind Communicator en un principio estaba disponible en dos idiomas: castellano e inglés. Sin embargo, muchas personas le escribían al joven para que pueda adaptar su invento a más idiomas. “Me escribían desde Brasil, Alemania y demás países para que adapte la app en un nuevo idioma y así seguir ayudando”.

A raíz del éxito que tuvo la aplicación, el empleado público decidió que debía seguir integrando a la gente con discapacidad visual a nivel global: “Les dije a las personas que me pedían traducción que les enviaba el texto de la app pero que me manden ellos en su idioma y yo lo programaba, porque la traducción oficial era muy cara”, recordó el joven programador.

Hoy Blind Communicator está disponible en castellano, inglés, portugués, francés, alemán, italiano e indonesio. “Me gustaría seguir ampliando los idiomas para poder seguir llegando a más lugares, pero por ahora sigo trabajando en perfeccionar la aplicación”.

En lo que respecta a la app para para personas con discapacidades visuales, Blind Communicator, Russo decidió “que fuera gratuita para poder alcanzar a más personas. Como no se le cobra a una persona ciega por ayudarla a cruzar una calle, tampoco se le debería cobrar por ayudarla a usar un celular; nadie elige tener una discapacidad y en consecuencia, nadie debería ganar dinero gracias a una persona con esa condición”, enfatizó.

Lejos de quedarse satisfecho, después de seguir incursionando con la aplicación, Leonardo Russo siguió bajo la premisa de integrar a gente con distintas discapacidades: “Desarrollé Mobility Launcher, un accesorio prototipo que se conecta directamente con el celular y permite que personas con discapacidad motriz puedan utilizar el dispositivo móvil”.

“En lo personal creo que pueden existir muchas oportunidades de trabajar por dinero, pero pocas para trabajar por una mejor calidad de vida de las personas. Es por este motivo que al menos desde mi lugar, puedo decir que programar para ayudar hace que cualquier esfuerzo valga la pena”, concluyó Russo.”

NECESITAMOS PERSONAS COMO LEONARDO.

Mentxu

Segundo Congreso de Vida Independiente

El Primer Congreso Europeo de Vida Independiente constituyó un importante encuentro para sensibilizar e intercambiar experiencias que promueven la igualdad de oportunidades y la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad. En este sentido, contó con el apoyo de administraciones públicas estatales, autonómicas y locales y la participación activa del Foro de Vida Independiente.

El congreso se estructuró en tres grandes áreas: desinstitucionalización, desmedicalización y bioética, que fomentan la no discriminación de los discapacitados y posibilitan el control de sus propias vidas y el derecho a participar de todas las oportunidades, beneficios y servicios a los que puede acceder todo ser humano.

En este Segundo Congreso Europeo se dará la oportunidad de expresar y escuchar experiencias de personas en nuestra situación, con mejores condiciones de acceso a los apoyos necesarios y con peor o inexistente asistencia personal.

Ante la falta de prisa de las administraciones para aplicar políticas de cambio y mejora de nuestras condiciones de vida, se anima a todo el mundo a acudir a este promisorio congreso de vida independiente con apoyos desinstitucionales.

Aquí tenéis toda la información https://congresovidaindependiente.es/apoyo-de-viandalucia-al-congreso

Mentxu