“Cómo perseguir un sueño….

…y alcanzarlo en París”. PARTE I

Esta historia nos la ha enviado Ana Belén López García.

DibujoGracias Bruce por todo lo que me has dado siempre, pero hoy, sobre todo gracias por ser el protagonista de mi sueño, de eso que tantas veces soñó esta tal Ana, imaginando que algún día, podría decirte todo lo que le has hecho sentir.
Las casualidades, el destino o quizá toda la energía de la buena gente que he conocido estos dos últimos años de mi vida o vete tú a saber qué…hicieron posible que Bruce llegase al hotel después de que decidiésemos esperarlo.
7 personas soñábamos en ese momento que tal vez nuestros deseos se verían satisfechos. Sólo siete fans estábamos esa noche en un país que no era el nuestro, en una calle desconocida, en la puerta de un hotel en el que jamás dormiremos…. soñando con un imposible, con esas cosas que jamás le pasan a uno, y que a muy rara vez oyes que le pasan a los demás… Esperando lo que otras tantas veladas habíamos hecho en otros hoteles de otras ciudades: “esperar que nevase en Agosto”.
Bruce tocaba esa noche en Rótterdam, mientras nosotros estábamos en París, a un montón de kilómetros de dónde él cantaba para miles de personas que no éramos nosotros. Cuando estás en esa calle, apoyada en la barandilla del parking de ese hotel,cuando tienes sed y no hay nada abierto en París, cuando miras tu reloj, ves que es tarde, lo único que me preguntaba era qué hago yo aquí? Por qué no estoy en Rótterdam, disfrutando de su música?…Ay, maldito dinero… ¿Nos vamos a nuestra pensión ya o esperamos un poco? Vicent, un amigo de esos eternos a
los que he conocido gracias a nuestra pasión por Bruce me dijo: esperamos hasta que tú quieras. Y yo, aunque soñadora nata, ese día le dije: va,
esperamos hasta la una, no más, que mañana nos espera un gran día…

bruce 11 Eran las 12.45 de la madrugada. El tiempo transcurría y reíamos, imaginando que de repente apareciese. Recuerdo que aposté con uno de los fans que nos acompañaba, que si esa noche yo me iba a mi pensión barata de París con una
firma de Bruce en el bolsillo, él pasaría la feria de Septiembre de Murcia hospedado en mi casa!!
Enciendo un cigarro, río, observo la aparente tranquilidad de los que estábamos allí, dando por hecho que no veríamos esa noche al jefe, que sólo pasábamos un buen rato que alimentaría nuestro saco de anécdotas.
Y ya ves, como alguien me dijo una vez: “sueña siempre lo inalcanzable y te quedarás corto”, la vida a veces te regala deseos, hace realidad tus sueños, y te
hace feliz…

Eran las 12.50 de la madrugada del 20 de Junio de 2005, mientras esperábamos el milagro, “Él” apareció de repente en la puerta del hotel George V, en un mercedes plateado, sentado en el asiento delantero. No paré de mirar un segundo la calzada de la calle, por lo que fui la primera en verlo de lejos, inconfundible perfil, grité ilusionada, como una niña que encuentra un tesoro después de jugar toda una tarde buscándolo… Yo, que había imaginado esa escena miles de veces, me subí a la nube de los sueños y de repente…”bruuuuuuuuuuuuuceeeee”!!!

Agarré a Vicent de brazo, ahí está, es él! Sí que es!

En sólo unos segundos, sacamos cámaras, fotos para firmar, papeles, vinilos, cds,y nos dirigimos cerca del coche, cerca de la puerta de entrada al hotel, pero sin atosigar, ni agobiar, a unos 5 o 6 metros.
Bruce podía haber bajado, haber dado 4 pasos y entrar directo al hotel, pero bajó, nos miró con gesto sonriente y se acercó. Tremendamente cansado, con paso lentísimo, débil, pausado, casi daban ganas de correr hacia él para decirle: apóyate en mí, que hoy y siempre te llevaré donde me pidas.
“Hello! How are you?” Uffff, tremendo instante, que jamás olvidaremos… Cómo describir con palabras lo inimaginable? Atendió a todos, dio la mano a los hombres, y yo, que era la primera chica a la que saludó, no sólo quería rozarle dándole la mano…

bruce222bruce 3333

2 pensamientos en ““Cómo perseguir un sueño….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *