it’s my life

Durante la época de Born To Run, Springsteen recurrió a uno de los temas clásicos de los Animals para crear uno de los momentos más dramáticos de la noche: It’s My Life, una canción que sin embargo no nació para ser tocada por Bruce y la E Street Band, sino que fue un encargo para los Animals nacido en el edificio Brill de Nueva York, quienes con absoluta genialidad la pusieron en 1965 en las listas de éxitos. Pero ¿qué edificio era ese que tanta música contenía?brill-by-dbeards3-webshots
El Brill Building era un edificio de oficinas construido a principios de los años 30 y que durante muchos años fue la mayor fábrica de canciones del mundo. Estaba orientado al mundo de las finanzas pero debido a la gran depresión económica del momento pasó a llenarse de músicos, compositores y agencias relacionadas con el mundillo musical. Fue a partir de finales de la década de 1950 cuando nació aquello que se denominó “El sonido del edificio Brill”, en aquel edificio entonces se podía encontrar todo la gente necesaria para escribir una canción, gestionar sus derechos de autor, disponer de músicos, grabarla, publicarla, etc. Algunos de los nombres más grandes de la 4959560528_02677ce5aehistoria de la música contemporánea pasaron por alli: Burt Bacharach, Gerry Goffin y Carole King, Neil Diamnond, Barry Mann y Cynthia Well, Doc Pomus, Phil Spector y muchos otros.
Dos de estos compositores, Roger Atkins y Carl D’Errico compusieron It’s My Life y We Gotta Get Out Of This Place como encargo del productor de los Animals, Mickey Most.
Springsteen decidió utilizarla a partir de diciembre de 1975 presentándola con una historia sobre la relación con su padre:

“Solía vivir en una casa en un pueblo de unos diez mil habitantes, un pequeño pueblo, y era como una casa bifamiliar. Una de esas casas de las que entras por la cocina y mi padre solía estar sentado allí bebiendo cervezas con las luces apagadas, y se enfadaba mucho si las encendías. Solía estar ahí sentado y si llegabas sobre las diez no había problemas, pero si llegaba sobre la una y él llevaba ya un rato sentado, me paraba. Solían ser la una o una y media y me escondía el pelo para que no pudiera ver lo largo que era. Intentaba pasar rápido a oscuras, pero él me decía “Bruce”, y yo decía “oh, mierda!”. Al principio solía hablarme de como iban las cosas, sobre como me iba todo, y a ver dónde había estado. Intentaba no decir nada que le irritara, solo quería largarme a mi habitación y meterme en cama. Solía encneder la llama de la cocina y empezaba a hacer un calor insoportable y me empezaba a gritar, luego nos gritabamos el uno al otro, y ya sabes…acababa diciéndole que es mi vida”.

Un pensamiento en “it’s my life

  1. Pingback: BlogsEITB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *