Para “Big Man”

Esta vez el video con dedicatoria incluida: Suecia era un lugar especial para él, para tí, Big Man”.

Aquí tenéis la traducción de la entrevista a Springsteen en el “The New Yorker”en lo referente a Clarence y a Jake Clemons:

La pérdida más impactante llegó el año pasado, cuando Clarence Clemons murió de un derrame cerebral. Clemons fue un coloso de casi dos metros que encarnaba el espíritu fraternal de la banda. Springsteen se sentía protegido por Clarence: “Estar de pie junto a Clarence era como estar junto al “más duro” del planeta”, “Sentía como no importaba lo que el día o la noche había traído, nada iba a tocarte.”
El estilo de vida de Clemons fue considerablemente menos disciplinado que el de Springsteen y en el último tour, Clemons se trasladaba por el interior de los estadios en un carrito de golf. Había perdido sus fuerzas, incluso sobre el escenario. Una vez le dijo a un amigo: “Merezco un maldito premio de la Academia”. Se sentía como el personaje de Mickey Rourke en “The Wrestler”; representaba una figura poderosa en el escenario mientras se estaba cayendo a pedazos físicamente.
En el funeral, celebrado en una capilla en Palm Beach, Springsteen rindió un homenaje a su amigo y recordó que había luchado en un “mundo donde todavía no era tan fácil ser grande y negro”. Recordó su “misticismo lascivo,” sus apetitos, incluso su camerino, el Templo del Soul, repleto de bufandas exóticas: “Visitarle en su camerino era como realizar un viaje a una nación soberana que había encontrado enorme reservas de petróleo”. Al mismo tiempo, Springsteen señalo su errática vida familiar (se casó cinco veces) .

Perder a Clemons fue como perder “el mar y las estrellas”, Springsteen estaba nervioso por volver al escenario sin su amigo. ¿”Cómo continuamos?, se preguntaba. El propio Van Zandt ha reconocido que durante aquellos días hablaron intensamente sobre el futuro de la banda. “El concepto básico era, necesitamos reinventarnos un poco. No se puede simplemente reemplazar a un tipo.” Clemons fue reemplazado no por un músico, sino por un contingente — una sección de vientos de cinco hombres.
Los ensayos fueron en parte una forma de reconocer las pérdidas pero sin convertir ningún concierto en un lúgubre servicio fúnebre. “La banda es una pequeña comunidad ahí arriba”, dijo Springsteen, “nos reúne, y tratamos de curar las partes que Dios rompió y honrar a las partes que ya no están con nosotros”.
Durante los descansos, uno de los músicos de viento, un joven saxofonista Afro, de gafas rectangulares daba vueltas nervioso tocando partes de solos con su saxo: “Tenth Avenue Freeze Out,” “Jungleland”, “Badlands”, “Thunder Road”. Ese era Jake Clemons, sobrino de treinta dos años de Clarence. Durante años, había salido de gira en clubes y salas de segunda con su propia banda. Ahora tenía la tarea de llenar los zapatos de su tío frente a más de 50.000 espectadores. Y lo haría literalmente porque Jake llevaba los zapatos de tamaño 16 de su tío — botas de piel de serpiente, pantuflas suaves, cualquier cosa que fuera de él. Casi la totalidad de sus instrumentos, también habían sido regalos de su tío Clarence.

En enero, Springsteen invitó a Jake a su casa y tocaron hasta bien entrada la noche. Bruce le ofreció la posibilidad de unirse a la banda, eso sí, le dijo  “ tienes que entender que cuando soples ese saxo en el escenario junto a nosotros, las personas no te compararan con Clarence en la última gira. Te compararan con la memoria de Clarence, con su idea de Clarence.” Sus palabras tranquilizaron a Jake Clemons. Tras la muerte de Clarence, Jake hizo algunos shows tributo, y advirtió que inevitablemente el público hacia comparaciones.

Yo no sé si alguien puede actuar bajo la sombra de una leyenda”, dijo Jake. “Para mí, Clarence está todavía en ese escenario, y no quiero pisarlo”.


Springsteen creyó que la preocupación, el sentido de pérdida y las heridas podrían proporcionar al tour una energía especial de la que podrían alimentarse: “Eres el chamán, estás liderando la congregación,” dice Springsteen, “Pero eres igual que todo el mundo en el sentido de que tus preocupaciones son las mismas, tus problemas son los mismos, tienes tus bendiciones, tienes tus pecados, tienes las cosas que puedes hacer bien, tienes las cosas que cagas todo el tiempo. Y así eres un conducto. Hubo una serie de elementos en tu vida — algunos que fueron bendiciones y algunos simplemente maldiciones caóticas — que iniciaron un fuego en ti de cierta manera. “

11 pensamientos en “Para “Big Man”

  1. Pingback: africa baeta

  2. Pingback: Bea Piñeiro

  3. Pingback: asensio navarro

  4. Jabier

    Lo cierto es que el chaval ha estado muy discreto en la gira, ha llegado a la E Street Band con humildad, sin prepotencia ni pretensiones de ser más que nadie y por eso casi siempre ocupa su lugar entre los miembros de la sección de viento, en la parte trasera del escenario, sin exigir un protagonismo que no le corresponde.
    Es obvio que si no fuera sobrino de quien es, no estaría allí. Pero es que no le han metido en la banda por ser el sobrino; es la genética o la inercia familiar, o vaya usted a saber, lo que le desató desde pequeño su interés por la música y el saxo y por eso está en la banda. Porque Clarence seguro tendrá muchos más sobrinos e hijos que no están hoy en la E Street Band.
    Pero dicho eso, también hay que decir que Springsteen ha sabido explotar a Jake tanto musicalmente como sentimentalmente, con guiños y momentos de complicidad muy bien calculados. No digo que no sea sincero, ojo, solo que Springsteen sabe manejar como nadie los momentos, los gestos, las palabras, los guiños y las canciones acertadas en el momento adecuado.

    Responder
  5. Pingback: Javier

  6. Lely

    Bruce pareciera que siempre necesita el ser arropado por alguien tanto en el escenario como fuera de el mismo: Landau, Clarens … ahora lo veo más volcado todavía que antes con Steave.
    Jake es supermajo, es lo que se ve en la foto, muy accesible (por ahora) cuando sale del hotel, se hace todas la fotos que haga falta, firma todo lo que lo ponen delante, no para de sonreir y además se ve que de forma muy sincera. Espero que siga siendo así, porque por ejemplo Giordano hace tres años salía en todas la fotos con los fans con cara de “no me lo termino de creer” y este año iba ya en un plan más serio, no digo que en plan divo, pero sí más seco.

    ¿Alguien sabe por qué Suecia era tan importante para Clarems?

    Responder
  7. Patxi

    @Jabier
    Nada Javier sólo que quiero que sepas que estoy totalmente de acuerdo con tu comenterio, puntualizando si me permites que yo pienso que durante toda la gira su papel no ha sido tan discreto desde el punto de vista que pienso que lo ha hecho genial en sus intervenciones, sus solos ciertamente muchas veces los clavaba. El saxo es un intrumento muy personal y el sonido no todo el mundo lo saca igual. Como Clarence nadie va ha soplar, ya no ni mejor ni peor, igual no va ha sonar. Pero pienso como tú, éste chico lleva algo dentro de su tío. Creo que he leido en alguna parte y debe tener 27.

    Responder
  8. Inigo Alonso

    Hola Lely,
    Quizás es porque Clarence Clemons conoció allí a su primera esposa durante la gira The River en 1981, y por tanto tendría bastante relación con el pais.
    Saludos!
    @Lely

    Responder
  9. Cisco ASA

    Excellent points altogether, you just won a logo new reader. What may you recommend about your post that you just made a few days in the past? Any certain?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *