The World Until Yesterday, de Jared Diamond

Aunque tiene elementos de interés, el último libro de Jared Diamond no me ha acabado de convencer. Supongo que pronto lo veremos en las librerías en castellano. Sirvan estas líneas de reseña del libro, en la confianza de que puedan ser útiles a quienes consideren la posibilidad de comprarlo cuando se ponga a la venta entre nosotros o de adquirirlo en inglés.

De entre los autores que han escrito sobre la especie humana Jared Diamond es uno de los que más admiro. Ha recibido varios premios y es uno de los que más éxito han tenido en el empeño por acercar a las ciencias sociales una perspectiva y elementos de análisis propios de las ciencias naturales. He leido Why Is Sex Fun? (¿Por qué es divertido el sexo?), The Third Chimpanzee (El tercer chimpancé),  y Guns, Germs, and Steel (Armas, gérmenes y acero). No he leído Collapse (Colapso), aunque todas las referencias que tengo de ese libro son buenas. Jared Diamond es un personaje muy especial; es fisiólogo de formación y también es un excelente ornitólogo, pero a sí mismo se define como geógrafo. Le interesa la especie humana, su evolución, su historia reciente, su distribución por el planeta y múltiples facetas de su biología y comportamiento. Por todas esas razones, empecé a leer con gran interés su último libro: The World Until Yesterday: What Can We Learn from Traditional Societies?. Pero lo cierto es que me ha dejado una sensación agridulce.

Diamond es un escritor excelente. El libro se lee muy bien; resulta fácil, fluido y ameno, como todo lo que escribe. Habla unos cuantos idiomas muy diferentes y se nota que es muy consciente del idioma. Y a lo largo del libro hay mucha información de interés. Pero a pesar de eso, no es un libro redondo; no lo es, al menos, como lo es, por ejemplo, Guns, Germs and Steel.

En este trabajo Jared Diamond repasa una serie de aspectos de la vida de los seres humanos cuyo modo de vida sigue siendo “preindustrial”. Su punto de partida es que durante la mayor parte de nuestra historia, los seres humanos hemos sido cazadores-recolectores, y hemos vivido en bandas o tribus. Los cacicazgos son de reciente aparición, y más aún los estados. Solo tras la revolución neolítica y la extensión de la agricultura y la ganadería, los individuos de nuestra especie empezaron a cultivar plantas y criar animales. Pero eso no ocurrió hasta hace algo más de unos 10.000 años como muy pronto, y los primeros estados son de hace unos 5.000 años. Por lo tanto, durante decenas de miles de años los individuos de nuestra especie vivieron de una forma muy diferente a como vive la mayor parte de la población mundial hoy. Solo unos pocos pueblos de cazadores-recolectores viven en cndiciones parecidas a las de la la mayor parte de nuestra historia.

A partir de ahí, Diamond hace un repaso de diferentes aspectos de la vida de la gente. La primera parte la dedica a describir y comparar cómo dividen el territorio los pueblos que permanecen en modos de vida preindustriales y preagrícolas. Tambien analiza los conflictos por el territorio, como se trata a los afines, a los enemigos y a los extraños, y la práctica del comercio o intercambios de bienes. En la segunda parte se refiere a las guerras y, en general, a los conflictos violentos. Constata, como también lo ha hecho recientemente Steven Pinker, que la mortalidad debida a la violencia y la incidencia de guerras y conflictos tribales fronterizos son, en términos relativos, mucho más importantes en los pueblos de cazadores-recolectores que en las sociedades industriales y que, de hecho, con el el tiempo se han reducido sensiblemente. Aborda el modo en que se hace justicia en los pueblos que no cuentan con sistemas judiciales modernos, con sus pros y sus contras. En la tercera parte se ocupa del modo en que se trata a los niños y adolescentes, y también a los mayores. En relación con los niños, analiza cuestiones de lo más diverso, desde la práctica del infanticidio hasta el modo en que se les educa, y cómo dependen estas cuestiones del tipo de sociedad de que se trate y de su forma de subsistencia. En este apartado cobra especial importancia las relaciones entre padres e hijos. En relación con los mayores, el trato que se les da y la posición que ocupan en las sociedades son los temas más importantes, sobre todo el contraste ente los pueblos en los que a los mayores se les respeta y trata con atención, y aquellos en los que, literalmente, se les deja morir. La diferencia, además, está relacionada con las particulares condiciones para la supervivencia en cada sociedad. En la cuarta parte, Diamond analiza la forma en que se preven los problemas que pueden surgir y como en sociedades primitivas hay un enorme celo por prevenir posibles accidentes y catástrofes.

A lo largo de esas cuatro primeras partes, Jared Diamond recurre con frecuencia a su propia experiencia en Papua Nueva Guinea, dado que ha pasado mucho tiempo en esa isla estudiando sus aves. Es más, en ocasiones da la impresión de que más que un estudio comparado de los aspectos que trata, el trabajo es una epecie de libo de memorias. Esta parte es, para mí al menos, la que tiene menos interés. Las descripciones me han parecido demasiado pormenorizadas y no he percibido un hilo argumental claro.

Sin embargo, el libro cambia al pasar a la quinta parte. A mí me resulta mucho más interesante, aunque en ésta, sin embargo, queda un tanto diluido el estudio de los pueblos del pasado.

Efectivamente; en la quinta parte, aunque no faltan las referencias a los pueblos preindustriales y constituyen una especie de telón de fondo, dejan de tener la relevancia que habían tenido en los capítulos anteriores. En esta quinta y última sección, la referencia a los pueblos cazadores-recolectores o similares, es infrecuente y en ocasiones anecdótica. Trata aquí de las religiones, de las lenguas y de la alimentación.

Un hombre Dani (Papua-Nueva Guinea) (foto de Carlo Ottaviano Casana)

Un hombre Dani (Papua-Nueva Guinea) (foto de Carlo Ottaviano Casana)

En relación con las religiones, el apartado es un análisis de las funciones que cumplen y de cómo esas funciones se han ido modificando a lo largo del tiempo, de forma similar a como ha ocurrido con determinados rasgos biológicos de las especies. El capítulo en el que analiza la diversidad lingüística y el multilingüismo, -habitual en los seres humanos que viven en bandas y tribus-, constituye un alegato a favor del plurilingüismo, tanto social como individual, en nuestras sociedades. Discute la función que cumplen las lenguas, así como los posibles inconvenientes de la existencia de muchas lenguas y de hablar más de una o de dos. Su conclusión es clara: según él, el conocimiento de varias lenguas debería ser impulsado por las autoridades y aconseja a los padres que eduquen a sus hijos en para que aprendan varias lenguas. Y en el tercer apartado de esta quinta parte, trata de los problemas nutricionales a que los ciudadanos actuales hemos de hacer frnete por culpa de nuestro pasado alimenticio como especie y de los rigores que hemos tenido que superar. Se centra en los problemas provocados por la sal (hipertensión), y en la diabetes, sobre todo en la de tipo II. Y al respecto, ofrece una explicación altamente especulativa, aunque muy interesante, de la razón por la que en Occidente es menor la prevalencia de esta enfermedad que en el resto de zonas del mundo.

Comerciantes tradicionales (foto de Peter Hallinan)

Comerciantes tradicionales (foto de Peter Hallinan)

Este libro no ha colmado las expectativas con las que empecé a leerlo, aunque es muy posible que ello sea debido a que mis expectativas fueran excesivas. Lo que escribe Diamond suele ser  interesante siempre, pero este libro no alcanza el nivel de los anteriores. A los cuatro primeros capítulos les falta carácter de análisis comparado y les sobra mucho de lo que cuenta en relación con su propia experiencia. Creo que habría sido mejor que hubiese escrito un libro de memorias en el que contase todas sus experiencias; hubiera sido muy interesante, como lo suelen ser los de muchos científicos, y con el interés añadido de sus periplos por muchos rincones del planeta. Pero tal y como lo ha redactado, las primeras cuatro partes no han acabado de engancharme, aunque a la última le he visto más enjundia.

Finalmente, lo que al final más he echado de menos ha sido una tesis general. Sus anteriores textos sí la habían desarrollado, y esa tesis era el armazón sobre la que discurría la narración. Éste, sin embargo, carece de esa tesis. Resulta, en ese sentido, más anecdótico, y el problema es que de ninguna de sus anteriores obras se podía decir nada parecido; a mí, al menos, me tenía mal acostumbrado.

Referencia: Jared Diamond (2012): “The World Until Yesterday. What Can We Learn From Traditional Societies?” Viking

3 pensamientos sobre “The World Until Yesterday, de Jared Diamond

  1. hallofon

    Jared Diamod me parece uno de los escritores de divulgación científica más interesantes. Me gustaron mucho tanto Armas, gérmenes y acero como Colapso. Tomo nota de esta nueva obra para cuando salga en castellano. Gracia

  2. Alejandro González

    Hola, Juan Ignacio. Hace algún tiempo que estoy considerando leer algo actual de antropología, y este artículo tuyo creo que me ha animado definitivamente a hacerlo. Mis lecturas hasta ahora se limitan a James Frazer y, sobre todo, Marvin Harris. ¿Crees que “Armas, gérmenes y acero” es una buena opción?

    Gracias y un saludo.

    1. Juan Ignacio Pérez Iglesias

      A mí me gustó mucho. Lo leí hace más de diez años y quizás haya alguna cosa que haya perdido vigencia, pero creo que es un lectura muy recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *