El calcetín rojo

El calcetín rojo

 

gato-blanco-y-negro-en-el-compu

La consigna de Llamp:
Se pasó una hora buscando el calcetín rojo. A partir de aquí, anota 5 motivos que expliquen esa frase y 5 posibles personajes para protagonizarla. No te preocupes porque tus respuestas sean disparatadas o sin sentido. Escríbelas sin preocuparte, déjate llevar.
Cuando hayas terminado la lista, elige el personaje y el motivo que más te gusten. Con estos elementos, crea un texto de al menos 25 líneas (unas 300 palabras). Puedes comenzarlo con la frase “Se pasó una hora buscando el calcetín rojo”, pero no es obligatorio.

Lo que sí debe tener el texto es un inicio (presentación breve de la situación), un nudo (desarrollo de la situación o de la acción) y un desenlace (en el que se soluciona la situación).

Recuerda:se pasó una hora buscando el calcetín rojo ¿Quién y por qué? 5 respuestas. Se trata de un ejercicio de creación de personajes al tener que responder ¿quién lo busca? y cuál es el motivo de esta búsqueda.

 

  • Ejercicio extraído del libro Saca al escritor que llevas dentro, de Iria lópez Teijeiro de Literautas Editorial. Podéis consultar su blog

 

9 pensamientos sobre “El calcetín rojo

  1. jose miguel Sanchez

    LISTA:
    1-Mi perra. Se lleva los calcetinrs a su cama
    2- Yo mismo. Lo tiré creyendo que era de mi amante
    3-Dar Vader. No le gusta el color
    4-Un Montañero. En pleno Hymalaya llega a creer que se lo ha robado el Yety
    5-La policia. En crimen y castigo , la policia encuentra el botin en un calcetin mientrad el asesino lo busca desesperadamente

    Otro dia el desarrollo.

    1. Llum

      Yo creo que no.
      Creo que lo vas a desarrollar hoy.
      Pero fíjate que tu contestas quién lo coge y para qué, no quién lo busca y porqué.
      Tu cuentas finales casi… ¿o no? 🙂
      Casi ya tienes la historia… ¿Nos la cuentas?

  2. Raquel

    1-El duende de la Navidad, que quería ponerlo en la chimenea.
    2-El gato que quería deshacerlo para jugar con la lana.
    3- Mi hermana que me los había mangado porque tenía frío y me los quería devolver al cajón intactos.
    4-Mi pareja que tenía una reunión importante de trabajo y los rojos son sus calcetines de la suerte.
    5- Mi madre para colar el té porque se olvidó de comprar un colador…
    Desarrollarlo, desarrollarlo… No se si encontraré chicha para hacer una historia, jajaja

    1. Llum

      Pues la gracia está en desarrollar la historia.
      Los cinco personajes y motivos es el trabajo previo: da el paso. Ya verás cómo no cuesta tanto: de hecho, te maravillará lo fácil que surge.
      De hecho, tú has hecho algo más porque el enunciado decía “¿porqué?” y se refería a los “porqués” de la búsqueda.. Tu cuentas algo más si lo coges por otro lado: tu cuentas quién lo cogió y para qué… ¡El relato casi ya está cocido!

  3. Mikel

    1-Un gnomo al que le han quitado sus ropajes.
    2-Un novio en su día de bodas, por su nerviosismo. Llegó tarde.
    3-Un dependiente de una mercería. No vende mucho por la crisis y ya no sabe dónde están los calcetines rojos.
    4-Un ladrón de joyas que ha escondido ahí su botín.
    5-El otro calcetín rojo. Le echa de menos.

    LOS CALCETINES ROJOS

    Había una vez un gnomo que vivía en el bosque. Vestía ropajes verdes y llevaba calcetines rojos para que los animales más pequeños le pudieran ver entre el follaje y evitar así acabar pisados por accidente.
    Un día que el gnomo se había quedado dormido al pie de un árbol porque estaba muy cansado, unos excursionistas que buscaban setas le descubrieron, y siguiendo el instinto depredador del hombre le capturaron y se lo llevaron al pueblo, más concretamente al bar de la Plaza Mayor, donde se solían reunir todos los habitantes de los alrededores.
    Al ver que era un ser para ellos extraño y verlo indefenso, hicieron un círculo con las sillas en medio del bar, le quitaron las verdes ropas y los calcetines rojos y le metieron allí desnudo entre risas humanas burlonas y abusonas.
    Sacaron una botella de orujo y obligaron al gnomo bueno a beberse la botella entera, entre el griterío general y el desprecio más inmaduro e ignorante.
    El gnomo acabó inconsciente y despertó malparado en un sendero a las afueras del pueblo, desnudo y con sus ropajes verdes esparcidos por el bosque.
    A veces, en las noches más oscuras, se puede ver una esfera luminosa en la espesura más profunda. Dicen que es un gnomo bueno, que busca un calcetín rojo que le falta, ya que tiene miedo de pisar sin querer algún pequeño animal que no le haya visto acercarse.
    Mikel

  4. Rebeca

    Por ahora no se me ocurre nada, aunque seguiré intentándolo… Por cierto, el enlace al libro de Iraia está erróneo. Trataré de dar con el libro en cuestión para hacerme con un ejemplar. Gracias por tus consignas, Llamp.

    1. Llamp

      El enlace no es al libro (que es en papel): es al su blog, literautas, y a mí me lleva directamente y sin error. Tal vez os salga la edición en inglés: sólo hay que darle a “castellano”. 🙂
      Espero tu relato.

Responder a jose miguel Sanchez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *