Alma de cántaro

 “Y a vos alma de cántaro quien os ha encajado en el cerebro que sois Caballero andante” (en “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”)

Hinojosa

Se dice de alguien que es alma de cántaro para calificarlo como un infeliz, alguien que por su inocencia y candidez suele ser objeto de burlas y abusos. El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española lo define así: “Persona sumamente ingenua, pasmada o insensible”, mientras que el Tesoro de la lengua de Covarrubias es aún más breve: “Al que es vacío y tonto”.

¿De dónde proviene la expresión alma de cántaro? Su origen parece incierto: podría tratarse de un juego de palabras con dos acepciones de alma: la que significa “entendimiento” y la que alude a la “parte hueca de ciertas cosas”, como podría ser un cañón o un cántaro. De esta manera, al decir que alguien es alma de cántaro se estaría dando a entender que el entendimiento de alguien es un vacío total.

¿Por qué la expresión echa mano de un cántaro y no de otro objeto con interior hueco? Hay teorías varias. Pancracio Celdrán, por ejemplo, comenta la posibilidad de que tenga que ver con la voz griega kallikantzaros, “alma en pena”, por su asimilación semántica y similitud con el vocablo cántaro.

Sea como fuere, alma de cántaro es una preciosa expresión de castellano antiguo que nos encanta utilizar… ¿A vosotros no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *