La foto del Gabo agredido por Vargas sale del armario luego de 30 años de soledad

La Jornada de México que dirige Carmen Lira y en la que trabaja nuestro Josetxo ha publicado la foto del Gabo con las huellas del puñete, que llamó Paco Igartua, propinado por su desde entonces no amigo Vargas Llosa. La foto es de Rodrigo Moya, colombiano naturalizado mexicano, que el diario presenta como “uno de los fotógrafos más importantes en la historia contemporánea”.

“La terrífica historia de un ojo morado” escribe Rodrigo Moya en el ejemplar homenaje que La Jornada ha hecho coincidir con los ochenta años de Gabriel García Márquez. “El 14 de febrero de 1976 –escribe el fotógrafo-, Gabriel García Márquez volvió a tocar el timbre de mi casa, ya por distintos rumbos, en la colonia Nápoles, para que le tomara otras fotografías. Esa vez lo notable no era el saco de cuadritos –se refiere a un despampanante saco, chaqueta, que llevaba para una foto que le había tomado diez años antes-, sino el tremendo hematoma en el ojo izquierdo y una herida en la nariz, causada por el puñetazo que dos días antes le había propinado su colega y hasta ese momento gran amigo Mario Vargas Llosa”. 

  

“El Gabo quería una constancia de aquella agresión, y yo era el fotógrafo amigo y de confianza para perpetuarla”, explica Rodrigo Moya. No quiso el agredido dar mayores explicaciones, pero su esposa Mercedes, que le acompañaba, sí dijo, según esta narración, algo que encaja con las dos versiones que yo fundí en una en un post anterior: “Es que Mario es un celoso estúpido”.

La foto ha estado guardada durante 30 años. Ha salido a la luz cuando García Márquez cumple 80 años y la primera edición de Cien años de soledad, 40. “Considero correcta la publicación de este comentario sobre el terrífico encuentro entre dos grandes escritores, uno de izquierda, y otro de contundentes derechazos”, explica Moya.

No creo que la honra de Paco Igartua necesite que la defiendan, pero me quedo más tranquilo si le respondo a la amiga del amigo de Mario Vargas (ver….) que hubo un Oiga, el de Igartua, y otro, cuando él no estaba ya. Orazio Potesta, Jefe de la Unidad de Investigación del diario Correo, lo deja claro: “Mi carrera periodística transcurrió por una combativa ONG de derechos humanos, Aprodeh, y por la revista Oiga, la verdadera, la de Paco Igartua. (…) En Oiga estuve dos o tres meses, hasta su cierre definitivo, causado, como se sabe, por la asfixia tributaria que el gobierno de Alberto Fujimori le infringió por no compartir sus propósitos políticos”.

0 pensamientos sobre “La foto del Gabo agredido por Vargas sale del armario luego de 30 años de soledad

  1. mikel ezkerro

    O sea que Moya confirma lo que algunos sospechàbamos que Vargas Llosa despuès de haber amagado durante años con su izquierda, su pegada verdadera la tenìa en la derecha.
    Pero que no se acompleje Don Mario porque no es el ùnico caso, lo comparte con otros…

  2. Agurtzane

    Ya vi que le pusieron a Gabo orla morada, como la que le debió dejar en so ojo el puñetazo de Vargas Llosa. Por cierto, vi una foto de éste ayer y tenía un aspecto horrible. Y buen mozo siempre fue.

  3. ferjaramillo

    Y lo mas grave es que antes Mario habia bautizado un hijo con el nombre de Gabriel Gonzalo Rodrigo y ya se lo tuvo que soportar asi de por vida. Solo le faltó llamarlo Mercedes, para completar la familia.
    Los espero en mi pagina web con noticias sobre Gabo de ultima hora

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: