La derecha divina: Boris, Alvaro, Jorge, y Gemma

Ya no hay gauche, ni siquiera divine. La gauche divine es hoy una boutique de diseños exclusivos. No sé si lo de gauche tiene que ver con la rive gauche, que en París fue chic, frente a nuestra ribera particular, que es margen izquierda y nada chic, de momento. En Euskadi no ha habido gauche divine. Lo más parecido, aquellos rojos de la Maruja que tomaban copas en Donostia y terminaron en EE, antes de terminar del todo, previo paso por el PSOE. Los catalanes sí tuvieron gauche divine. Además, todos sus dirigentes políticos venían de la burguesía, sobre todo los de izquierda.

Ayer, cuando regresaba en auto a casa, oía en un programa de radio español a Boris (Yzaguirre), Alvaro (Vargas Llosa) y Jorge (Lanata), conducidos por Gemma (Nierga). Al menos Boris y Alvaro, son hijos de papá con pasado de izquierda. Y Jorge y Gemma son porteño y barcelonesa, respectivamente, lo que debe marcar bastante. Son gente simpática. Si se llevara la izquierda, serían de la gauche divine. Hoy, me parecen de la derecha divina.

  

Di-vi-na, que diría Boris, hijo de aquel excelente crítico de cine, de izquierdas y Cahiers du Cinéma, que leía en El Nacional que fundó Miguel Otero Silva -también estuvo entre los fundadores del Partido Comunista Venezolano- y que hacía Pepe Moradell, un republicano catalán de mucho fuste, aunque aparecieran como directores del diario Uslar Pietri o Ramón J. Velázquez. Otero Silva, por cierto, reivindicaba su ascendencia vasca y admiraba el espíritu indómito de los vascos al estilo del “tirano” Aguirre. Hay unas referencias a un viaje que le trajo al Estado español muy clarificadoras.

La sesión de ayer de estos cuatro inteligentes representantes de la derecha divina -la derecha casposa sería, por ejemplo, la de la actual cúpula del PP- trató de cosmética para varones, que Alvaro pensó que era lo que sirve para ondular y fijar las pestañas, que él las tiene enormes, por lo visto, para regocijo de Boris. Trató de los 50 años de esta Europa Unida, que para Latinoamérica la quisieran ellos. Trató de la condición del emigrante, del extranjero más bien, una condición que según el caraqueño no se pierde nunca. Trató de candidatos, candidatas, candidaturas.

Supe así que Al Gore se dejó barba y engordar para desmentir su condición anterior, con la que perdió las elecciones. Supe que Ségolène -¡qué error, qué decepción!- comenzó a vestir peor, porque su actual imagen, divina, le resta credibilidad como jefa de Estado. Supe que Hillary aparece demasiado ambiciosa, tanto que estuvo dispuesta a tragar lo de su marido, y que algo hará para endulzar su imagen. Supe que los Reyes, qué divinos, iban a presidir la exaltación de la Lengua Española que tendrá lugar en Cartagena de Indias. Supe que también iba a estar allí el divino Gabo que, como antes hizo -nuestro Gabo particular, Bernardo Atxaga, que también estará allí, por cierto, viene de hacerlo con la nuestra-, seguro que suelta alguna provocación a los académicos de la lengua.

Y esto de la imagen de los políticos me hizo recordar a Gabi Ramos Uranga, perspicaz analista de la realidad además de lo que traen ya las enciclopedias, que observó que nuestros dirigentes políticos eran paticortos y culibajos. Eran -los de ahora son distintos y no está por desgracia Gabi para desmentirme- en realidad nuestros políticos como muchos vascos y vascas, más altos de la cintura pa’arriba y que para abajo. Se nota más desde que llegó la moda de las cinturas de pantalón por debajo de la cintura. Ah!, también se habló en la tertulia de estos latinoamericanos deliciosos de la depilación varonil: no les cuento lo que dijo el hijo de Rodolfo de cuál es la zona más delicada y cuál la más difícil, que no coinciden.

0 pensamientos sobre “La derecha divina: Boris, Alvaro, Jorge, y Gemma

  1. jmao

    Me ha reconfortado, José Félix, ver cómo etiquetas a áquel grupo de SNOBS, que pululaban por los bares de copas de Euskadi, por los 75- 80,imponiendo cátedra de finos analistas políticos, de “GAUCHE DIVINE”. Fueron ellos, los que al entregar las armas, nos “enseñaron” a los humildes mortales, en sus exquisitos restaurantes, a desgustar el paté de foie, le pateau de fromages y la caza con salsa de”confiture de mirtiles”( o sea arándanos, en español y habiak, en euskera)).Como le oí decir a una ex-presa poli-mili, hoy, sumergida “buru-belarri” en el PSE de Rosa Díez, Uriarte y cia, al paso de una manifestación de H.B : “ahí van ésos zikiñosos”…

    jmao

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: