Os presento a Lidia

Queridos todos,

La semana pasada me tocó trabajar en una escuelita de El Alto. Tenía que hacer unas fotos, charlar con la directora y entrevistar a una niña. Así conocí a Lidia. Su historia, una de tantas aquí en Bolivia, impresiona. Mucho.

Lidia tiene 11 años y un brillo en los ojos muy muy especial. Sus mejillas coloradas y ajadas por los excesos de la altura dejan bastante claro cuán duro debe ser vivir en El Alto. Como muchos otros niños bolivianos se muestra humilde hasta la saciedad, tímida y comedida incluso hasta en su sonrisa.

Cuando conoces un poco más su vida, su historia y su pelea de cada día, entiendes mejor todo. Lidia es la mayor de 4 hermanos. Todos ellos viven y sobreviven gracias a los cuidados de su mamá, María, que trabaja unas 12 horas diarias como albañil en La Paz. Gana unos 70 dólares mensuales. No es difícil intuir que con un salario tan bien remunerado y generoso, los problemas económicos sean varios.

Así que Lidia no tiene más remedio que trabajar. Y mucho. Cada tarde cuando termina la escuela acude a una casa particular y ejerce como niñera. Cobra 1 dólar diario. Con 11 años ha cambiado a “las muñecas de Famosa” por los bebés de verdad. De hecho, cada día se hace responsable de 3. Pues bien, Lidia los baña, les cambia los pañales, les da el biberón, los duerme y lo que haga falta. Y lo mejor, contenta y sin ningún tipo de resignación.

Reparte lo que gana entre todos sus hermanitos, y procura que no les falte de nada.

A mi Lidia me deja sin palabras.

Buen día y mucha suerte a todos!

Etiquetado en:, ,

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: