Chiloé, Una experiencia Ultratrail

Malta. Palacios, Albergues y Residencias privadas, la mejor forma de de descubrir la historia de Malta

M;alta - palacio del inquisidor

En Malta, cada rincón alberga un pedazo de historia, y todos y cada uno de los palacios que salpican las principales ciudades del archipiélago tienen su historia particular para ser descubierta por el viajero. Visitar todos estos palacios puede ser apasionante. Algunos albergan hoy en día organismos oficiales o museos, y otros continúan siendo residencias privadas, pero el denominador común es la impronta que el paso de la historia ha dejado en ellos.

La mayoría de los palacios de Malta se encuentran en Valletta, en Vittoriosa y en Mdina, ciudades donde los Caballeros de la orden de San Juan tuvieron una importante presencia. Algunos de los más representativos y que pueden visitarse, son los que se incluyen a continuación.

En Valletta

El Palacio del Gran Maestre (Girolamo Cassar, 1570-1580) quizás sea uno de los palacios más emblemáticos de todo el archipiélago, no en vano acoge las oficinas de la Presidencia de la república y del Parlamento maltés. Alberga en la planta inferior una espectacular Armería donde están expuestas armas y armaduras de diferentes épocas. Gran parte de los salones que se encuentran en las plantas superiores pueden ser visitados, y sorprenden por el número y la calidad de las obras de arte que allí se encuentran.

El Albergue de Provenza (Girolamo Cassar, 1575) que antaño fuera la sede de los Caballeros franceses, fue durante la dominación inglesa el Union Club, centro de la vida maltesa. Hoy se encuentra allí el Museo Nacional de Arqueología que cuenta con una importante colección de piezas arqueológicas que permiten adentrarse en la historia de Malta.

Malta - Mdina Palazzo Falson

La Casa Rocca Piccola, es un edificio del siglo XVII que conserva en su interior los muebles propios de una casa noble maltesa del siglo XIX. Aunque es una residencia particular, puede visitarse mediante el acompañamiento de guías.

El Palacio Parisio, construido en 1760, cuenta en su haber con ser el lugar que hospedó a Napoleón durante su breve estancia en Valletta. Hoy es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Albergue de Aragón (Girolamo Cassar 1571) fue concebido como un sencillo edificio y reformado al estilo barroco. En el siglo XIX se le añadió el pórtico exterior y fue residencia del Arzobispo anglicano. Tras la autonomía, en 1921, se convirtió en sede del primer ministro maltés. Hoy acoge al Ministerio de Justicia y Asuntos locales, y en su interior hay un monumento dedicado a Michele Xerri y sus compañeros, protagonistas d en 1798 de un motín contra los franceses que fue castigado con diversas ejecuciones.

En Vittoriosa

El Palacio del Inquisidor fue la sede de los 62 grandes inquisidores nombrados directamente por el Papa y que ostentaron dicho cargo en Malta. Cabe destacar en la visita la sala donde se celebraban los juicios, a la que los reos accedían a través de una pequeña puerta que les obligaba a inclinarse ante sus jueces; así, aunque no fuesen condenados, ya había al menos la humillación del cuerpo y del espíritu.

El Palacio del Gobernador, que en su tiempo fue sede de los primeros grandes maestres de la Orden de San Juan y posteriormente de los gobernadores de Vittoriosa, hoy no es más que un conjunto de apartamentos con algunas inscripciones en mármol que recuerdan su vieja función.

El Palacio del Obispo fue construido por el prelado Cubelles en 1543 y ampliado en 1615. Sirvió a menudo como sede de la curia episcopal, aunque en la actualidad se utiliza como escuela.

 palacio del gran Maestre - Malta

El Palacio de la Università (1538) es donde residía el consejo ciudadano de Vittoriosa. Todavía hoy, bajo el pavimento de la calle se conservan sus seis graneros, destinados a almacenar el trigo en caso de penuria.

En Mdina

El Palacio Inguanez, fue construido en 1370 por la más famosa familia maltesa, contando entre sus ilustres huéspedes con l rey Alfonso V de Aragón en 1432 y Alfonso XIII de Borbón en 1927. Hoy es la residencia privada de los barones descendientes de los Inguanez.

En el Palacio Costanzo, obra barroca del siglo CVII hoy en día puede disfrutarse de un espectáculo de luz y sonido denominado “Medieval Times” relacionado con historias de ese periodo. Muy cerca de él, en el Palacio Gatto Murina (siglo XV) se ha instalado el centro de interpretación “Tales of the Silent city”, sobre la historia de Mdina.

El Palacio Vilhena (Giovanni Barbara, 1733) fue construido como residencia del Gran Maestre de Vilhena. Fue hospital militar durante el dominio británico, y hoy en día es el Museo de Historia Natural.

El Palacio Falzon (1495) que cuenta con una impresionante colección de muebles, cuadros y mayólicas, es el mejor conservado de Mdina.

Además, Mdina, cuenta con numerosas casas palaciegas privadas, que han pertenecido a las familias más ilustres de Malta: Palacio Mangione, Palacio Sant Manduca, etc.   + INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.