Chiloé, Una experiencia Ultratrail

MALTA: RECORRIENDO LA HISTORIA MALTESA

Malta - The Hal Saflieni Hypogeum by Clive Vella - BAJA
Malta ha dejado tras de sí un rastro de más de 7.000 años de historia. Y es que aquí encontramos los templos más antiguos que se conocen, construidos entre el 3.600 y el 2.500 a.C., unos 1.000 años antes de la construcción de la gran pirámide de Keops en Egipto. Citada en la Odisea como hogar de Calipso, las últimas teorías sobre la isla apuntan a que ésta pudo formar parte de la Atlántida que describió Platón en uno de sus estudios sobre el manuscrito egipcio Atlántikos.

De esta época son los templos de Ġgantija y el Hipogeo de Hal Saflieni (del 2.500 a.C.), una muestra importante de esta civilización prehistórica. Pero una parte esencial de la historia de Malta, la protagonizaron sus conquistadores, fenicios, romanos, musulmanes, normandos y británicos, que aprovecharon su posición estratégica para controlar el Mediterráneo.

No obstante, la historia de Malta está estrechamente ligada a sus conquistadores más importantes, los Caballeros de San Juan, una orden religiosa militar y hospitalaria fundada en el siglo XI, en las cruzadas cristianas, y que tuvo un gran impacto en la historia de Malta, isla a la que llegaron en torno al 1530. Son muchos los monumentos que tuvieron un papel importante en la vida de la Orden como la impresionante Concatedral de San Juan, donde se reunían, o el Palacio del Gran Maestre (actual Parlamento), donde residía el Gran Maestre y donde actualmente están expuestas armas y una colección de más de 5.000 armaduras de los siglos XVI al XVIII. Además, durante el Gran Asedio de 1565, consiguieron resistir y expulsar a los turcos otomanos de la isla en el Fuerte de Sant Elmo.

Debido a su localización estratégica en el Mediterráneo, durante la Primera Guerra Mundial, Malta sirvió de hospital militar, para más de 25.000 heridos. Sin embargo, fue la Segunda Guerra Mundial la que le otorgó un papel más importante, cuando los italianos bombardearon el Gran Puerto en junio de 1940, los malteses tuvieron que defenderse durante 3 semanas con 3 biplanos Gloster Gladiator (Faith, Hope y Charity). Los restos de Faith son los únicos que permanecen y se encuentran en el Museo Nacional de la Guerra, que alberga el todoterreno Husky empleado por el General Eisenhower, los restos de un caza Messerschmitt Me-109 y una réplica de la Cruz de San Jorge, concedida a la población maltesa en 1942, son algunos de los impresionantes objetos que se recuperaron de esta brutal contienda. Y, también muestra el horror que sufrió Malta durante este conflicto en Museo de Malta en Guerra, un refugio subterráneo que muestra la parte humana de la refriega y que servía para proteger a los ciudadanos de los bombardeos aéreos.

Desde entonces, la cultura maltesa ha seguido evolucionando. Un desarrollo de la vida y tradiciones maltesas que es posible descubrir en museos como la Casa Rocca Piccola, el hogar de una familia noble que también cuenta con un refugio usado durante la Segunda Guerra Mundial y el Museo del Folklore, que muestra la forma de vida y tradiciones de los ciudadanos malteses.
+ INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.