Archivo de la etiqueta: actor

Gorka Otxoa, ese actor vasco, vasco

Gorka Otxoa

Gorka Otxoa

A veces cuando acabo una entrevista, ya sola, digo: “¡Qué majo!” (o maja). Este es uno de esos casos. Hacer la entrevista a Gorka Otxoa es como charlar con un amigo de tu cuadrilla que se ha ido a trabajar a Madrid. Reconozco que me daba pereza hacer esta entrevista, porque pensaba que sería el típico gracioso, pero para nada. Es un chaval super majo y te cuenta las cosas de la forma más natural. Se le ve muy enamorado de su novia, la actriz Eva Ugarte, porque la mencionaba constantemente. Eso sí, cuando le pregunté cómo ligó con ella (por referencias a la película Pagafantas) supo salir muy bien si contar nada, pero sin resultar grosero.

Me llamó mucho la atención que hubiera acabado la carrera de sicología y que incluso hubiera hecho cursos después de terminarla. También el que haya estado toda la vida en un grupo de euskal dantza (Kresala) y que todavía cuando se fue a Madrid siguiera volviendo para bailar. Me contó que sus amigos de Madrid también son vascos y que siempre que puede sube a Donostia. De hecho, el fin de semana anterior a la entrevista había estado aquí y el siguiente volvía a venir, porque iba a ir al derby Real Sociedad-Athletic en Anoeta. Además, estaba deseándolo. Vamos, que cuando vaya a Madrid me dan ganas de llamarle para salir de potes con él, sus amigos y, por supuesto, su novia.

Unax Ugalde, guapo pero soso

Cuando me puse en contacto con la representante de Unax Ugalde me  dijo que estaba rodando en el extranjero y que volvería a mediados de noviembre. Y resulta que a principios de noviembre, había salido yo un sábado de cena con unas amigas, y en el post-cena, en el Kafe Antzokia, a las 3:00 de la mañana, me encuentro a Unax Ugalde (con gorra, por cierto).

Unax Ugalde

Unax Ugalde

Me acerqué a él y le dije que había hablado con su agente, que me había dicho que estaba rodando y que le llamara a mediados de noviembre, pero que ya veía que estaba por aquí, así que… ¿cuándo quedamos? Me dijo que no le llamara esa semana, que lo dejara para la siguiente. Pues eso hice y, a mediados de noviembre puede hacerle la entrevista a Unax Ugalde.

La verdad es que me desilusionó un poco. Parecía que tenía las respuestas preparadas y no pude sacarle de esa actitud de “yo digo lo de siempre y a ver si acabamos pronto”. Con lo guapo que es… todo no podía tener. Por si a alguna no le importa que sea un soso…¡tengo su número!