Archivo del Autor: Bea Sever

Iban Garate, comunicador nato

Iban Garate

Iban Garate

Algunas personas están hechas para la comunicación y una de ellas es Iban Garate, aunque a él lo que le guste sea la economía. ¡Tiene tal facilidad de palabra! Siendo tan charlatán y alegre pensaba que sería un juerguista, pero para nada, es un chico formal y trabajador, y tiene novia. No me dijo quién es, pero sí que trabaja en la radio. Él estudió en la Universidad de Navarra mientras trabajaba y después montó una productora, Tuntuxa, con dos socios.

La entrevista a Iban Garate fue muy agradable, todo el tiempo con la sonrisa en la boca. Me pasó lo mismo que con Gorka Otxoa, que me pareció que era como para salir de potes con él. Sí, en este caso también, con su novia.

Oreka TX, hablando de txalaparta y sexo

Oreka TX

Oreka TX

Cuando hice la entrevista a Igor Otxoa, del grupo Oreka Tx (ahora son tres) me salió larguísima. La corté un montón y, aún así, quedó bastante rollo. El caso es que yo conozco un poco el mundo de la txalaparta y me interesaba el tema, pero reconozco que para cualquiera es demasiado. A lo mejor sería más interesante dejando al margen los temas muy musicales o profesionales… De todos modos, Igor (el de pelo corto) es un chico muy majo, pero fue más majo cuando terminamos la entrevista. Él es el responsable de hacer las entrevistas y creo que al estar habituado, se limitó a repetir lo de siempre. ¿No os da esa impresión?

Nos reímos cuando comparó la txalaparta y el sexo. Y otra cosa curiosa, debajo de la entrevista, dejó un comentario el propio Rafael Amargo desde su Facebook. ¡Qué subidón! La verdad es que hubiera sido bonito hacer la entrevista en formato vídeo… Bueno, vale, me he pasado.

Gorka Otxoa, ese actor vasco, vasco

Gorka Otxoa

Gorka Otxoa

A veces cuando acabo una entrevista, ya sola, digo: “¡Qué majo!” (o maja). Este es uno de esos casos. Hacer la entrevista a Gorka Otxoa es como charlar con un amigo de tu cuadrilla que se ha ido a trabajar a Madrid. Reconozco que me daba pereza hacer esta entrevista, porque pensaba que sería el típico gracioso, pero para nada. Es un chaval super majo y te cuenta las cosas de la forma más natural. Se le ve muy enamorado de su novia, la actriz Eva Ugarte, porque la mencionaba constantemente. Eso sí, cuando le pregunté cómo ligó con ella (por referencias a la película Pagafantas) supo salir muy bien si contar nada, pero sin resultar grosero.

Me llamó mucho la atención que hubiera acabado la carrera de sicología y que incluso hubiera hecho cursos después de terminarla. También el que haya estado toda la vida en un grupo de euskal dantza (Kresala) y que todavía cuando se fue a Madrid siguiera volviendo para bailar. Me contó que sus amigos de Madrid también son vascos y que siempre que puede sube a Donostia. De hecho, el fin de semana anterior a la entrevista había estado aquí y el siguiente volvía a venir, porque iba a ir al derby Real Sociedad-Athletic en Anoeta. Además, estaba deseándolo. Vamos, que cuando vaya a Madrid me dan ganas de llamarle para salir de potes con él, sus amigos y, por supuesto, su novia.

Joaquín Achúcarro, pianista y caballero

Joaquín Achúcarro sube la cuesta de su casa en Leioa. Foto de J. L. Nocito.

Joaquín Achúcarro sube la cuesta de su casa en Leioa. Foto de J. L. Nocito.

Admiro a la gente que se dedica en cuerpo y alma a su trabajo/pasión. Es el caso de Virginia Berasategi, de Benito Lertxundi, de Lucía Lacarra o de Joaquín Achúcarro. Son personas que dedican todas las horas del día a entrenarse para mejorar o para mantenerse en su nivel. Pero es que Joaquín Achúcarro tiene casi 80 años y es una persona super activa. Nada, anda en bicicleta, da clases en Dallas, ofrece conciertos, graba CDs… y encima está a la última en todos los temas relativos a tecnología. Eso sí, me contaba que nunca ve la tele. Como es normal, ha tenido que “renunciar” a algunas cosas.

Cuando le hice la entrevista a Joaquín Achúcarro, estaba en su casa de Leioa, con su mujer Emma. Acababa de llegar de Dallas y ya se iba a dar un concierto a Sevilla. No para. Si leeis la entrevista, ya vereis qué agenda; solo el oirle recitarla cansa. Pero no pone pegas a una entrevista, habla mucho y es todo un caballero. ¿Qué más se puede pedir a un entrevistado?

Kirmen Uribe, el escritor “amigo del presidente”

Me lo pasé muy bien haciéndole la entrevista a Kirmen Uribe, o más bien charlando con él. Era la víspera de que saliera otra vez rumbo a Nueva York y su hija Arane estaba a punto de nacer. Había visto su foto en el blog de Mikel Urmeneta (Kukuxumusu) una noche de fiesta en Nueva York y me animé a entrevistarle. Me gusta ver a los famosos desde otra perspectiva, aunque no todos se dejan. Kirmen Uribe me pareció muy alegre y natural. Sólo cuando le pregunté por el Lehendakari se cortó un poco. Pude sacarle que ya conocía a Patxi López antes de que éste fuera Lehendakari, pero nada más. La verdad es que me sorprendió. ¿De qué se conocerán? Hay dos referencias a Uribe en el blog de Patxi López.

Kirmen Uribe entre amigos

Kirmen Uribe entre amigos

Sobre su hija no le pregunté, pero cuando hicimos referencia a el hecho de que cuente pasajes de su vida privada en la novela “Bilbao-New York-Bilbao”, me contestó que no cree que haya que ocultar cosas normales, “por ejemplo si voy a tener una hija, lo digo”. Daba la impresión de que quería hablar de su hija, pero en el momento no me di cuenta y no le pregunté nada.

Enseguida se reía con cualquier pregunta y hablamos como si fuéramos amigos. Eso es una gozada cuando entrevistas a alguien. Hay muchas personas que están alerta, como si en vez de una entrevista fuera un ataque. No es el caso, para nada.

Risas con Alex de la Iglesia

Alex de la Iglesia y su mujer

Alex de la Iglesia y su mujer

Con la entrevista a Alex de la Iglesia sí que me reí. Es que solo él puede contestar cosas como las que me contestó. Le pregunto que más se puede pedir, en referencia a los premios que ha ganado este año, y me contesta que una orgía con vírgenes y todos los gastos pagados. ¡Todo un señor presidente de la Academia de Cine! Qué risas. Yo le conocí de niña porque una de mis amigas es sobrina de su amigo y colaborador Jorge Gerrikaetxebarria. Me acuerdo que me llamaba la atención que les gustaran tanto los cómics y que me parecían raros porque no eran como otros adolescentes que yo conocía que se preocupaban más por su aspecto y por ligar. Después, cuando fui algo mayor coincidí alguna vez por amigos comunes con Borja Crespo, Koldo Serra y compañía, y me recuerdan a ese estilo de gente.

Pero lo que más me gusta de Alex de la Iglesia (aparte de sus películas) es que no se “vende” por un status. Él dice lo que piensa aunque no sea lo que se espera que diga alguien de su posición. Eso me encanta y por eso me gustó tanto la entrevista. A mi me gusta mucho imaginarme a las personas conocidas con sus hijos o hijas. ¿Os imagináis a Alex de la Iglesia con sus dos hijas? En la entrevista cuenta que siempre quieren ver películas y que le piden ver las suyas y él les dice que no, “noooooo, que igual no te gustan”. Tener un padre gore es lo más.

El lado oculto de Mikel Erentxun

La entrevista a Mikel Erentxun tuve que hacerla por mail, así me lo pidió su representante. Ya sabéis que no me gusta hacer las entrevistas por mail porque se pierde naturalidad, pero creo que quedó bastante bien. Hacía cuatro días que había nacido su cuarto hijo, Maël, (después de Aitor, Claudia y Siena) segundo de su segunda mujer, pero aún así me respondió rápido.

Mikel Erentxun y su hijo Mael

Mikel Erentxun y su hijo Mael

Me resulta chocante que el cantante que vemos por televisión sea la misma persona que vive en Donostia con sus hijos, sale a correr y participa en la Behobia- San Sebastián. Me dijo que él se siente un hombre común, excepto cuando está sobre el escenario, y también que su lado vasco siempre ha estado presente. En esto no sé yo…

Investigando para la entrevista descubrí que acabó la carrera de arquitectura, que es aficionado a la fotografía, que escribe (incluso guiones), que colecciona botas y chamarras de cuero vintage, que está tatuadísimo… A mi me sorprendió positivamente, aunque tampoco es que sea la alegría de la huerta, pero es majo. En referencia a “Lau Teilatu” me dijo que volverá a cantar en euskera. ¿Os lo creéis?

La Otxoa es José Antonio Nielfa

José Antonio Nielfa es un hombre de origen humilde y se nota. Se nota en su naturalidad, en su cercanía y hasta en la forma de hablar. Empezó a trabajar casi de niño en el bar que llevaba su familia en el barrio bilbaíno de San Francisco. Cuando habla de esta época se aprecia una nostalgia de aquellos tiempos en los que, según me contaba, todo el barrio era como una gran familia. Quiso ser cantante y se fue a Barcelona, donde descubrió el mundo del transformismo y se dio cuenta de que él se sentía mejor cantando como mujer que como hombre. Y desde entonces hasta hoy. Pero José Antonio me dejó bien claro que él nunca ha querido ser mujer, solo es su alter ego artístico.

José Antonio Nielfa es La Otxoa

José Antonio Nielfa es La Otxoa

Tras una vida en los escenarios, pero también detrás de la barra, pronto dejará su célebre pub, punto de encuentro del famoseo en Bilbao, y se retirará a su casa en Buenos Aires. Aunque, según me dijo, La Otxoa, nunca se jubilará. En la entrevista a José Antonio Nielfa, me pareció un hombre familiar y trabajador, cuando haga una entrevista a La Otxoa os cuento qué me parece.

Benito Lertxundi, músico y poeta al 100%

Me habían dicho que Benito estaba enfermo, pero no quise decirle nada al respecto. De todas maneras a mi no me lo pareció. Me cogió el teléfono Olatz, su mujer, y se lo pasó a él. Accedió enseguida a la entrevista y charlamos largo y tendido. En ningún momento se le fue el hilo de la conversación, ni nada por el estilo. Sí que me pareció que es ese tipo de artistas muy metidos en su mundo. No es que haga su vida y dedique unas horas a la música; es que la música es su vida. Así que, cuando en un momento de la entrevista a Benito Lertxundi le pregunto si se jubilará algún día, me contesta que qué haría entonces.

Benito Lertxundi

Benito Lertxundi

También hablamos de su hija, que aunque tiene cualidades no parece que quiera dedicarse a la música, y me dio la impresión de que es algo que a Benito le preocupa y le apena. Habla suave y pausado y parece que vive en su propio mundo, al margen de los demás. Me dijo que no suele relacionarse con otros artistas y que es bastante solitario. Tiene ese toque de poeta que se refleja en su obra. Benito vive por y para la música; basta con escuchar su música.

Anjel Alkain, el humor es para el trabajo

Anjel Alkain y Aitor Gabilondo

Anjel Alkain y Aitor Gabilondo

Lo que pasa con los cómicos es que una se espera que sean graciosos todo el tiempo y no tiene por qué ser así. De hecho, si fuera así, no habría quien les aguantara. Cuando hice la entrevista a Anjel Alkain me di cuenta de que es un tío normal, que responde a las preguntas como quien hace un trabajo y que sabe que él no es un gran actor dramático, ni aspira a serlo. Es cómico, trabaja y se busca la vida. La verdad es que mal no le ha ido…

Conmigo fue muy correcto y tirando a simpático, pero sin ser graciosillo. Me dio la impresión de que se toma su trabajo como eso, como trabajo. Ahora bien, yo cuando le oigo en “Antes de mirar cruzar“, en Radio Euskadi, me río… Me cuesta creer que sea la misma persona que entrevisté. No, si al final, será buen actor.