Euzkadi: vence la perseverancia

No hay errata, no hay concesión a la historia, no se trata de una aspiración patriótica. También podía haber titulado “La victoria obrera en Euzkadi”, que hubiera sido más desconcertante o más incierto todavía. Ya se sabe que la guerra a favor de Euzkadi ha sido muy digna pero nada victoriosa.

Si les digo que Juan Rulfo, para muchos el mejor escritor mexicano del siglo XX, trabajó en la Compañía Hulera Euzkadi desde 1947 como supervisor de producción primero y como vendedor de llantas luego, habrán entendido que estamos hablando de México y de una empresa de llantas, cauchos, cubiertas, que se llamaba y se llama Euzkadi.

  

Angel Urraza Saracho fundó la empresa en 1929 y “vulcanizó su primera llanta” en 1933 en la Compañía Hulera Euzkadi. Si se dan una vuelta por internet encontrarán que la empresa es puntera en el sector, “con algunos hitos en la historia” porque puso en el mercado la llanta solomática, o sea, sin cámara, en 1955 y fue le primera en producir en México llantas radiales, a partir de 1970.

Las multinacionales entraron luego en la empresa y con ellas llegaron los despidos de trabajadores y una respuesta de éstos convertida en emblemática para la clase obrera del país, que tampoco tiene tantas conquistas sociales.

Recuerdo la emoción y el revuelo que nos produjo ver en una película de James Bond lo que nos pareció una pintada que decía Gora Euzkadi.

Recurro a Félix Linares, que de esto sabe todo, y me dice: “Ese era el título original de la película, la tercera de la serie, que aquí se tituló JAMES BOND CONTRA GOLDFINGER. En la secuencia anterior a los créditos llega BOND a una costa, se quita el traje de submarinista y con su smoking se va a una tasca un tanto cutre y algo folklórica, se apoya en la barra y en un único plano se puede leer, en el espejo del fondo la palabra EUZK y media A, y también RADIALES (no recuerdo si la palabra entera o un fragmento) en caracteres más pequeños y en semicírculo por arriba.

Luego la cosa se lía y acaba haciéndoselo con una lugareña y electrocutando en una bañera a un tipo con pinta de mexicano. Obviamente el fragmento fue rodado en México y de ahí la marca comercial. Recuerdo que se estrenó el Domingo de Resurrección (fecha de grandes acontecimientos cinematográficos después de tres días sin cine). Como la película es del 64 entiendo que el estreno tuvo lugar en el 65, aunque teniendo en cuenta que OPERACIÓN TRUENO, la siguiente, se estrenó en las Navidades del mismo año, lo mismo estamos hablando de la Semana Santa del 64.

Yo apostaría por esta fecha. Y también apostaría a que no la viste en el Gran Vía –yo le había dicho que vi le peli en el Cine Gran Vía de Bilbao-. Verás, en aquella época, y hasta que se estrenó MOONRAKER, a mitad de los setenta, todas las películas de 007 se estrenaban en el BUENOS AIRES. Y ésta, también. Siendo el Gran Vía un cine de estreno es improbable que se convirtiera en sala de reestreno para la ocasión. Me parece. Pero lo discutimos. Hasta luego, compañero”.

Dios me libre de discutírselo a Félix, que de esto sabe, todo. Nosotros creímos ver Gora Euzkadi, pero ponía, porque lo dice Félix Linares Jaca, “EUZK” y media “A”, y “RADIALES”. O sea, “Euzkadi radiales”, la empresa llantera más importante de México a la sazón. En la elección del nombre, y en la constitución de la sociedad seguramente también, no debieron andar lejos los Belausteguigoitia, Urtiagas, Arocenas y otros acaudalados vascomexicanos.

No he descubierto todavía por qué hubo vascos en las direcciones de las llanteras Goodrich, Icollantas (Francisco de Abrisqueta, por ejemplo) y otras, pero todo llegará, y en cuanto lo averigüe, se lo cuento. En otros casos, sí sé por qué hubo tanto ejecutivo vasco en empresas norteamericanas, y cuando se tercie, se lo cuento.

0 pensamientos sobre “Euzkadi: vence la perseverancia

  1. Poncho

    O sea que Euzkadi es nombre de… llanta. En México hay muchas llanteras con ese nombre, y también una bodega de nombre Aurrerá, que lo debió armar un vasco.

  2. agurtzane

    Euzkadi es el nombre que el fundador del nacionalismo vasco, Sabino de Arana y Goiri, acuñó para denominar al País de los Vascos. Luego, para corregir un error que se entendió ortográfico, devino en Euskadi, que es su ortografía actual. El País de los Vascos se llama también Euskal Herria, Basque Country, Pays Basque. Aurrerá quiere decir en vasco (euskera), Adelante”. En México hay mucha influencia vasca, histórica, literaria, industrial, deportiva (Jai Alai, especialmente).

  3. Mikel Ezkerro

    En Bilbao, un día que no recuerdo si fué el año 1946 o 1947 fui testigo con mi padre de una aglomeración de gente ante la puerta del Hotel Carlton.
    Algunos habrán creido que eran aficionados a los toros, porque allí se hospedaba el famoso torero mexicano Arruza.
    No, la razón era que los bilbainos miraban , eso si en silencio y con miradas cómplices que en los neumáticos del “haiga” (así se llamaban popularmente a un tipo de autos lujosos de la época),de Arruza se podía leer la marca vasco.mexicana “EUZKADI”.
    Años después,en Buenos Aires, me dijeron que Francisco Belaustegigoitia. que fue Delegado del Gobierno Vasco en México en la segunda mitad de la década del 40, era uno de los dueños de la empresa de neumáticos citada

    Mikel Ezkerro

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: