El frontón viejo de Gernika debió quedar como símbolo

El frontón de Gernika, derruído en buena parte, sobrevivió al bombardeo. Sirvió durante años para que los trabajadores de las fábricas vecinas -en Gernika todo era entonces vecino- dirimieran en su rebote y a lo ancho las apuestas fraguadas en horas laborables. Sirvió para que algunos jugáramos a paleta a lo largo -que el frontis estaba en pie y también su pared izquierda, con el inconveniente sólo de unos fallos en el piso- y para que se celebraran incluso partidos profesionales de mano si no llovía, especialmente en octubre y en lunes.

Porque el cerrado frontón de Gernika quedó abierto al cielo. También el probadero para el arrastre de piedra por bueyes, a la vera de la cancha, como se estilaba entonces. También las gradas, irregularmente deterioradas, frente a la mancha desvaída contra la que se proyectaban las películas en tiempo normal. No creo que mi admirable osaba Joseba se molestará si descubro ahora que fueron él y Nicasio los que se llevaron el lente del proyector como represalia a Mateo, que empezó a no dejar entrar a los chavales vecinos a ver partidos y películas “por el morro”.

  

El frontón -el viejo, el de tiempo normal, que es la manera como los guerniqueses separaron el tiempo- siguió sirviendo al pueblo después y durante treinta años, y se debió mantener como estaba, porque era lo que obligaba a hacer(se) preguntas, a reflexionar, a explicar, a recordar. Tenía que haber sido nuestro monumento, vivo en ruinas, como el que vi en Hiroshima en 1966, en compañía de unos cuantos marinos vascos arribados en el Gootas Larsen, que seguramente sigue en ruinas y vivo.

En lugar de eso, primero, el largo alcalde Jesús Toña hizo un frontón nuevo en otro lugar por suscripción “popular” que siempre estuvo cerrado al disfrute de la gente, y luego, otros empresarios, los Marzana, terminaron de tumbar el frontón viejo y su memoria y levantaron el edificio más horrendo de Gernika, por desproporcionado, a-normal y prepotente.

En general, la reconstrucción de Gernika y otros pueblos destruidos por el fuego del bando ganador se hizo de manera irrespetuosa, seguramente de manera deliberadamente irrespetuosa con la historia, la memoria y sus gentes. La sustitución del frontón por un edificio de viviendas que no respetó ni siquiera la norma vigente, si es que se puede hablar de normas en una dictadura, si fueran éstas exigibles a los caciques de turno, debe ser vista como una afrenta añadida.

Hay asuntos que todavía hoy sólo se tratan en voz baja, para no hacer daño a los descendientes de los afectados, se suele decir. O se recogen ahora, cuando todavía hay quien los puede recordar, certificar y contar -para que no se vuelvan a repetir, se suele decir más o menos hipócritamente- o se los llevará el viento. No sé por qué estos setenta años están siendo tan aireados, pero a lo mejor tiene que ver con que se empieza a poder hablar de asuntos que todavía ayer sólo se hablaban en voz baja. A lo peor, se me ocurren otras explicaciones, que prefiero desechar en este 70 aniversario.

0 pensamientos sobre “El frontón viejo de Gernika debió quedar como símbolo

  1. gaspar

    Si es cierto lo tengo en mi retina el fronton viejo en las takillas y entre el serrin despues de los partidos eskababamos para enkontrar monedas k se pudieran aver kaido eramos xabales pero me akuerdo komo si siguiese en pie. Y x k no denunciar la desaparicion de la plaza del merkado yo estuve muxos años sin entrar en la nueva mientras k en la de toda la vida no m perdia un lunes kasi kasi me atreberia a decir k m krie en ella. Pero ya puestos a recordar k a pasado kon la casa social k se construllo kon dinero del pueblo?……….

  2. gaspar

    El tema de la casa social no es x el bombardeo ya k no estaba contstruida ni muxo menos la razon de la denuncia es x al dia de hoy son pisos particulares y mi pregunta es quien se a veneficiado de eso si lo financio el pueblo yo recuerdo k todos los domingos se recojia dinero en unos sobres para ese fin construir la casa social….

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: