De Islas Paradisíacas, aparatos dentales y saludos efusivos

Hace unos días viajé a uno de esos lugares, que yo creía, solo podían existir en el mundo de la imaginación. Un escenario que de tan perfecto, parecía extraído de una novela de piratas, de una película de Hollywood o del catálogo de una agencias de viajes…  IMG_0251Una de esas islas paradisíacas que todos tenemos en mente cuando pensamos en vacaciones,  de playas desiertas de arena blanca, de aguas azul turquesa, vacía de turistas occidentales y olvidada incluso por las guías de viaje más populares. Podría escribir varias páginas cantando las alabanzas de esa increíble isla…pero esto no es un blog de viajes ni pretende serlo. Los viajes no solo son memorables por lo increíble de los lugares, comida y gente que uno descubre, también son especiales por esos detalles que quedan fuera del encuadre de las fotos. Anécdotas, sorpresas y curiosidades, de las que Indonesia, está llena….

La primera en la frente: en el aeropuerto….¿quién dijo que el portador del billete de avión tiene que ser la misma persona que vaya a viajar en él? Nadie cotejó el nombre que estaba impreso en el billete (cuando digo impreso, quiero decir: escrito a bolígrafo) con ninguna identificación personal….de hecho, nadie me pidió el pasaporte ni a la ida ni a la vuelta. En cuanto a ese asuntillo de que no se pueden portar líquidos en el equipaje de mano….tampoco es algo que preocupe demasiado por aquí. Yo llevaba mi crema de sol, champú, gel y pasta de dientes en la mochila, y nadie objetó. Sobre la puntualidad…: a la ida, unos veinte minutillos de retraso (al parecer, ningún vuelo nacional sale a su hora), a la vuelta: casi hora y media ….nadie se queja, es así y punto.

Ya en el avión, una vez acomodados y mientras las azafatas hacen su “performance” informativa (yo nunca miro, me pongo nervioso, eso de que en caso de que el avión se estrelle la única vía posible de sobrevivir sea poniéndome un flotador naranja fosforito que se hincha solo, y que en caso de que no se hinche sea yo quien tenga que inflarlo soplando por una pajita….¡pues no me da mucha confianza!) IMG_0387ojeo el habitual catálogo de productos de venta en el avión. ¡Venden de todo! desde broches para el jilbab (el pañuelo con el que las mujeres se cubren la cabeza), hasta túnicas para el rezo pasando por bolígrafos con radio. Pero lo más llamativo es que absolutamente todas las modelos que aparecen en las fotografías, llevan aparato dental (¿?). No, no se trata de ningún desliz del director de casting, sino parte de una estrategia de marketing  estudiada y meditada: y es que llevar aparato dental, es indicativo de una alta posición social. Atención a la foto.

Tras cuarenta y cinco minutos de vuelo, llegamos a esa isla de película. Parece mentira que a menos de una hora de la contaminada, sucia, ruidosa y caótica Jakarta se encuentre un lugar así. Al bajar del avión nos sorprende una multitud que saluda efusivamente a quienes descienden del avión. “Serán familiares que vienen a recibir a algunos de los pasajeros” pensamos. Pero no, esto es Indonesia, y rara vez las cosas resultan ser lo que uno cree o espera. Y es que el aeropuerto cuenta con una “Waving Galery”, lo que viene a ser un lugar al que los lugareños se acercan a “echar la tarde” saludando a los aviones que aterrizan y despegan. Vaya, que este país ¡No deja de sorprender!IMG_0371

Geroarte!

2 pensamientos sobre “De Islas Paradisíacas, aparatos dentales y saludos efusivos

  1. Tajajon

    Pues no me ha parecido leer en todo el articulo finalmente el destino de tu viaje, pero dato curioso el del aparato dental y waving galery….cuidate

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: